Autor: Pablo, F. L. De. 
   Queda para otoño     
 
 La Verdad.    30/07/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

QUEDA PARA OTOÑO:

UN PRESUMIBLE CRECIMIENTO EN LA CARRERA DE PRECIOS

Unas relaciones con el Mercado Común que deben definirse satisfactoriamente

LA PROBLEMÁTICA APLICACIÓN DE DOS DECRETOS PARA LA UNIVERSIDAD

El desarrollo de la Ley Sindical

Iniciadas ya las vacaciones oficiales, es esta ocasión propicia para un análisis de conjunto del momento político del país. Ha sido un año de consolidación tanto en lo político como en lo económico, sobre todo si tomamos el término en el sentido de que se han afianzado las posiciones conquistadas. En efecto, el Gabinete ofrece al concluir el curso político un positivo balance de realizaciones que justifican la definición del Sr. Fernández de la Mora de que nuestro Estado, es "un Estado de obras".

Bastaría recurrir a la autorizada voz del Banco de España en su informe anual para justificar esta eficacia de gestión en lo económico. Culquier ciudadano ha podido experimentar por sí mismo Que "el proceso de recuperación de la economía está cada vez más afianzado, no sólo porque han crecido los ingreses del trabajador medio, sino porque se ha frenado, en relación con el año anterior, el ritmo de crecimiento de los precies. Los españoles pueden disfrutar de más cosas, de mejores servicios y tienen mayor seguridad cíe permanencia en el empleo, tres factores vitales para la convivencia, en esta hora consumidla en que nos encontramos, a ello ayuda el crecimiento constante del turismo y la reducción de la emigración.

En e! orden político, el Gabinete también se ha consolidado, al ensanchar su base en las elecciones generales de octubre. Con lenguaje no propio de nuestro sistema político, puede decirse que el actual Gabinete tiene una mayor audiencia y colaboración en las áreas representativas que tenía en julio de 1970.

Y ello no sólo por los resultados económicos antes aludidos, sino porque ha promoeionado a muchos hombres, tanto en la Administración como en la Cámara. Por otra parte, el III P!an de Desarrollo es un permanente banderín de enganche en la gestión pública, y de estos cuadros que se incorporan se están destacando nuevas cabezas políticas que, a su vez, traen o forman a equipos cuya influencia en la vida del país es cada ílía más evidente.

La cúspide del equipo gobernante se ha visto también re-forxada por varios hechos. Por un laclo, la nianifcsiación de octubre cii la plaza de Oriente, por otro, por las aclaraciones y precisiones que hizo el Jefe del Estado en su discurso de apertura de la X legislatura de las Cortes, acerca as las funciones institucionales de cada uno de los altos órganos del Estado. Las relaciones entre ésios no pueden ya dar lugar a problemas internos de competencia, puesto que por la Ley de la. Jefatura del Estado de 14 de julio último ha quedado bien claro, como explicábamos la pasada semana, que estas cuestiones en caso de suscitarse, serán dirimidas por el jefe del Estado, previo informe de la- Comisión Permanente del Consejo Nacional.

Ha .sido en el seno del Consejo Nacional donde se han aclarado también las posiciones y relaciones entre el Gobierno y la Cámara Política en la que están representadas, las fuerzas políticas del Régimen. En definitiva, este año el Gabinete se ha consolidado respecto a la circunstancia política presente y la futura. Sobre todo si son correctas las interpretaciones que se han hecho de que, con la Ley de la Jefatura del Estado de 14 de julio último, se refuerza la posición del actual vicepresidente del Gobierno, quien si continúa´ en el cargo en el momento de cumplirse las previsiones sucesorias, pasaría a ser el primer presidente de la Monarquía del Movimiento.

OPOSICIÓN MODERADA

Por otra parte, durante este curso político, la crítica a la acción política del Gabinete ha sido más moderada que en la precedente, desde la llamada "oposición intramuros" del sistema, u "oposición legal", y menos eficaz desde la oposición extramuros o subversiva. La "oposición leal" se ha movido en su planteamiento sobre dos coordenadas base: la de que es necesario culminar el desarrollo político previsto en las Leyes Fundamentales y la urgencia de articular un procedimiento para que en tocias las áreas representativas y ejecutivas del sistema se encuentren representadas todas las fuerzas en que éste se apoya. Los líderes de esa "oposición leal" jugaron en la "primera política" la carta de la Presidencia del Gobierno. Han perdido.

Descendiendo mas al detalle, lo que la "oposición leal" sigue pidiendo es que la democracia orgánica se autentifique y se complete con la instrumentación de un cauce para la pluralidad de opciones políticas que de hecho existen dentro del Movimiento. Las asociaciones políticas de contenido ideológico han sido definitivamente excluidas. Los debates en los periódicos, en conferencias, en clubs y en tertulias de más o menos audiencia sobre el tema asociacionista no han logrado sacar al Gabinete del camino que se le había trazado al comienzo del tuteo político, en el discurso del Jefe del Estado ante las Cortes "todo lo que se haaa por perfeccionar el sistema representativo sera siempre muy positivo".

En dicha línea el Gobierno, con grandes cautelas que no agotan todas las posibilidades de la Ley Orgánica del Estado, envió a las Cortes el proyecto de Ley de Régimen Local, para perfeccionar el cauce orgánico del municipio. Ha proseguido el desarrollo cíe la Ley Sindical, aunque también con un ritmo mas lento al que desea la base, como han puesto de relieve los propios sindicalistas y se está concienciando a la opinión nacional, e incluso se ha planteado ya a nivel institucional, en el seno del consejo Nacional del Movimiento, la necesidad de hacer más operativo el cauce familiar, eliminando su inorganicidad. Por otra parte, se está potenciando también la actividad de las organizaciones, asociaciones y hermandades, asi como de loó Consejos locales y provinciales del Movimiento. Los resultados de esta línea de acción política son todavía escasos pero ya empiezan a notarse, y de ello podremos ocuparnos en otras crónicas.

Los problemas de la contestación han sido ciertamente graves en el orden universitario más que en el laboral o político. Se han hecho, en cambio, más evidentes las secuelas que el desarrollo material aporta a todas las sociedades modernas, aunque nuestros índices de criminalidad, consumo de drogas, contaminación ambiental y desequilibrios sociales dicen los estadistas que no son tan graves como los que se advierten en otras naciones de desarrollo equivalente. El Gobierno se ha tomado en serio el problema de la calidad de la vida y lo ha colocado a la cabeza de sus actuaciones. Existen graves problemas en este aspecto que ya están en vía de estudio o de aplicación de medios para reducir su incidencia sobre la sociedad.

LA «OPOSICIÓN LEAL»

Pero el gran "leit motiv" de la "oposición leal" y que el Gobierno no ha resuelto es el de la incorporación de las nuevas generaciones a la participación activa en e] Movimiento, la creación de una mayoría política superadora tanto de los viejos enfrentamientos nacionales e inmovilismos anquilosadores y dogmatizantes, como de los planteamientos subversivos y suicidas. Esta escasa operatividad de algunos cauces políticos vigentes, en los que debería participar el ciudadano medio, es lo que está marginando o inhibiendo a la llamada "mayoría silenciosa".

Por otra parte, las viejas fuerzas políticas se están fraccionando, están vacías de cuadros pero tienen hombres capaces de aglutinarlas. Un vistazo a estas fuerzas nos muestra fragmentado al sector falangista en posiciones que a veces, parecen irreconciliables. Otro tanto ocurre en los sectores carlistas y católicos. En todo ello se observan grupos o personas que aglutinan a equipos minoritarios pero con visiones muy encontradas sobre los problemas presentes y futuros que el país tiene planteados.

Ahora bien, existe un acuerdo nacional que acepta los Principios Fundamentales como base´ de la convivencia, pero no siempre sobre la aplicación práctica de los mismos, que, como está previsto en nuestras Leyes Fundamentales, es perfeccionable. Se registran grandes mayorías sobre objetivos nacionales trascendentes, como el de nuestra plena integración en Europa, Nadie se opone a ella, pero en cambio, estamos muy divididos en cuanto al procedimiento, e incluso con planteamientos máxima-listas o impacientes de uno y otro signo —abierto o cerrado—• que no ayudan nada en nuestro caminar hacia la Comunidad.

¿OPCIÓN DE RECAMBIO?

En los últimos tiempos se ha observado el renacer de una corriente falangista que aspira a ser, dentro del Movimiento, una opción distinta a la actualmente en el poder. Para algunos, la Falange se agotó ya en el servicio al Régimen, mientras que para otros está viva y dispuesta a aportar nuevos cuadros capaces de responder al reto de, nuestro tiempo en todos los ordenes. Fl problema es que las distintas fracciones de la Falange no tienen posibilidad de coordinarse, que algunos falangistas se sienten realizados en su actual participación en el poder y que de he hecho, el Movimiento es una superación cíe la Falange, en cuanto que se nutre de sus principales postulados.

Igual ocurre con las demás fuerzas políticas que fueron la base´ del Régimen. Todas están más o menos superadas en el Movimiento-comunión que políticamente ha sido adjetivado por el Sr. Fernández de la Mora, como el "franquismo". Asegurar la continuidad de este Movimiento-comunión en la Monarquía instaurada es la tarea que parece se le ha encomendado al núcleo de poder del actual Gabinete, tarea para la que habrá de recabar ayuda inmediata. Por eso no se descarta la posibilidad de que se produzca un reajuste ministerial que dé entrada a gentes dispuestas a colaborar con eficacia en la "´operación continuidad".

AGENDA DEL OTOÑO

Para el otoño algunos auguran grandes novedades políticas, como también las presagiaban en la pasada primavera. Pero si nos atenemos a las actuaciones pendientes, esto es lo que más o menos puede pasar.

En el orden económico es presumible que aumente el ritmo de crecimiento de los precios como consecuencia de posibles subidas de precios indicativos (tarifas de servicios) del tirón de la demanda veraniega» y del decrecimiento de la productividad. o quizá del menor pulso inversionista originado por las nuevas dudas que surgirán en torno a la posibilidad de que se logre antes del primero de enero un acuerdo con la Comunidad Europea que ofrezca garantías para nuestros empresarios y trabajadores.

Nuestras relaciones con la Comunidad van a protagonizar el próximo trimestre político. No es posible que España, que está ligada a la CEE por un acuerdo escasamente preferencia! y que sería desventajoso al comenzar el año, y que también se encuentra estratégicamente alineada con la OTAN por sus acuerdos con Estados Unidos, pueda permanecer al margen de un mercado de más de trescientos millones de consumidores. Ni se nos debe tratar como "país tercero", ni empañetarnos en un "bloque mediterráneo" en el que se encuentran países no europeos. España no puede seguir recibiendo desprecios comparativos de la Comunidad y tratarnos peor que a oíros países de menor importancia económica y estratégica. Deberíamos olvidar toda esta retórica de que somos puente de Europa con los países árabes y con Hispanoamérica, porque estos pueblos han demostrado que no nos necesitan para establecer sus relaciones con la Comunidad. Aplicar todos los esfuerzos para lograr un calendario de nuestra plena integración es el objetivo del otoño.

La aplicación de los dos decretos publicados esta semana para normalizar la vida universitaria, será otro de los problemas por los que pasará el país en el próximo trimestre político. Los departamentos seguirán aplicando el III Plan de Desarrollo. Habrá la gran inyección económica de los presupuestos para 1973. A la reorganización, ya casi ultimada o aplicándose, de los departamentos de Industria, Trabajo, Obras Públicas, Educación, Agricultura, Hacienda, Vivienda y la propia Presidencia del Gobierno, le seguirá, en principio, la reorganización de Información y Turismo, Comercio y otros. Los ministros seguirán su actividad viajera para entrar en contacto directo con los problemas de toda la nación. Proseguirá el Consejo Nacional su lenta tarea de presentar al Gobierno un conjunto de sugerencias para la acción política. Se impulsará el desarrollo y aplicación de la Ley General de. Educación y de la Ley Sindical y las Cortes iniciarán un apretado programa legislativo del que nos ocuparemos la próxima semana.

F. L. DE PABLO

 

< Volver