Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
   Reaparición política de don Laureano López Rodó en Barcelona  :   
 Atacó duramente la actual situación económica. 
 Informaciones.    17/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Reaparición política de don Laureano López Rodó en Barcelona

ATACO DURAMENTE LA ACTUAL SITUACIÓN ECONÓMICA

Por Enrique SOPENA

BARCELONA, 17.

Acción Regional Catalana está abierta a todos los hombres y mujeres del país que tengan el común

denominador de la fidelidad al Rey y el amor a Cataluña.» Así, pero redactado en catalán, reza el "slogan"

del nuevo partido político presentado ayer tarde en Barcelona, y cuyo líder es don Laureano López Rodó.

El partido está integrado en Acción Regional —de ámbito nacional— y a su vez en Alianza Popular. El

señor López Rodó sostuvo una amplia rueda de Prensa, que en algunos momentos estuvo a punto de

naufragar.

Los momentos críticos del contacto periodístico del ex ministro fueron promovidos por sus ardorosos

seguidores, pues en lugar de celebrarse una rueda de Prensa normal, Acción Regional Catalana invitó

también a sus seguidores, los cuales participaron en el coloquio, aplaudieron las intervenciones de su líder

y llegaron a provocar que los periodistas amenazaran con retirarse.

Por contra, es preciso decir que don Laureano López Rodó se mantuvo formalmente implacable y aceptó

sin pestañear todas las preguntas. Previamente, quien fuera padre de los «planes de Desarrollo», leyó un

discurso en excelente catalán que fue una especie de compendio propagandístico del nuevo partido, el

cual se mueve dentro de los parámetros ya conocidos de Alianza Popular, con especial incidencia teórica

en el regionalismo, «siempre que no atente contra la unidad del Reino, y del Estado».

ATAQUE A LA SITUACIÓN ECONÓMICA

El señor López Rodó, que dijo apoyar la reforma política, centró buena parte de su exposición en la

crítica situación económica. Habló del casi un millón de parados y se refirió al presente con acento

pesimista hasta punto tal que parecía mentira escuchar en otra hora triunfalista del desarrollo clamando

contra las actuales directrices económicas.

«La economía española manifestó— no conocía desde hace muchos años tasas de crecimiento del

producto nacional prácticamente nulas, cifras de desempleo forzoso que se acercan peligrosamente al

millón de parados, elevaciones anuales del coste de la vida de un 20 por 100 y un déficit de la balanza de

pagos por cuenta corriente que se estima en unos 4.000 millones de dólares para el año que esta

acabando.»

NO AL COMUNISMO

Tal diagnóstico llegó después de que, sin matizar respecto al alcance y propósitos de ambos hechos, el

señor López Rodó se refirió "a dos notas negativas: el menosprecio a la ley y el terrorismo. Estos días

hemos tenido pruebas fehacientes con la rueda de Prensa en Madrid del secretario general de un partido

totalitario y con el secuestro del presidente del Consejo de Estado, don Antonio María de Oriol”.

Ofreciendo la imagen de un partido de ley y de orden —"como, según él, los partidos conservadores,

centristas y populistas de Europa"—, el ex ministro insistió en la rueda de Prensa y, entre los aplausos de

sus fieles, sobre el rechazo del comunismo. «Porque yo defiendo la libertad, tengo que enfrentarme a los

que no la defienden; en el campo político, sólo quiero jugar con caballeros, no con los que hacen trampa.»

Propugnó la cooficialidad del catalán, y cuando se le preguntó sobre sus preocupaciones catalanistas

durante su mandato gubernamental, recordó que el primer Plan de Desarrollo había introducido ya la

palabra región. «Y en 1966 presidí una peregrinación a Santiago —añadió— a la que vinieron algunos de

los aquí presentes, donde tuve el honor de leer la ofrenda en catalán. Y no me avergoncé.» Pero tal

balance no pareció convencer a los periodistas, quienes volvieron a insistir acerca de su reciente pasado.

Imagen liberal

En torno a este, el ex ministro afirmó que él personalmente lamentaba algunos excesos totalitarios —

censura de Prensa, rigores ideológicos, propaganda unilateral en el referéndum de 1966, etc., pero que

había considerado mejor participar desde dentro que no desde la oposición. «Quisiera saber si los que hoy

me critican —proclamó entre nuevos aplausos— han colaborado tanto como yo a la liberalización de

España.»

En cuanto a personalidades asistentes, valga apuntar que no hubo estrellas de primera magnitud del

mundo económico, intelectual o social de Cataluña. El ambiente percibido guardaba estrecha relación con

parecidos escenarios propios de la asociación religiosa a la que el señor López Rodó, como es sabido, está

vinculado. Algunos de los componentes del comité regional de su partido pertenecen a tal asociación.

Informaciones

17/XII/1976

 

< Volver