Autor: Gómez-Salomé Ruiz, José María. 
   El Sahara, herida abierta     
 
 Ya.    13/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

EL SAHARA, HERIDA ABIERTA

Miles de refugiados huidos del territorio ocupado por Marruecos y Mauritania están siendo ayudados por

organizaciones europeas • Mientras tanto, los choques con el Polisario dan un balance sangriento.

En los primeros meses de 1977 se celebrará la "cumbre" extraordinaria de la Organización do la Unidad

Africana (OTJA) para tratar la cuestión del Sahara occidental, con la participación de una representación

del pueblo saharaui, de acuerdo con las resoluciones de la sesión celebrada en Isla Mauricio el verano

pasado.

Hay que hacer constar que Marruecos amenazó entonces con retirarse de la conferencia, bajo el pretexto

de que la posición da la comunidad africana era una injerencia en los asuntos internos marroquíes, por lo

que cabe suponer que la ofensiva diplomática de Rabat esté orientaba hacia una "congelación" de la

convocatoria sobre el Sahara, dando la impresión de que se está madurando un acuerdo entre los

regímenes de Hassan II y del Presidente Bumedian. Es lo que los portavoces del Frente Polisario califican

de "diplomacia de la confusión".

Mientras tanto, miles de refugiados saharauis están sobreviviendo en condiciones tío muerte en los

campamentos habilitados en los confines saharianos de Argelia. El doctor Hans von Luepke, supervisor

de la ayuda alemana a esos refugiados, ha dicho que este invierno se ha logrado evitar un alto índice de

mortalidad infantil gracias a la contribución germana en dinero, medicinas, asistencia facultativa y

alimentos.

Por otra parte, el ministro de Información de la República Árabe Saharaui ha declarado en París que el

Polisario tiene prisioneros 354 soldados marroquíes y mauritanos, los cuales han sido vistos por un

enviado de la agencia Reuter. Todos han asegurado estar bien tratados. El conflicto del Sahara occidental

está, como una herida abierta, sangrando todos los días. Emboscadas, aviones derribados, material pesado

cogido a las fuerzas de ocupación, muertos y heridos casi todos los días.

José María GOMEZ-SALOME

 

< Volver