Plan Orán. 
 Estrategia soviética para la Península Ibérica y Norte de África  :   
 Dicen que hay en España setenta y seis oficiales de los Servicios de Inteligencia de la URSS. 
 Ya.    26/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

PLAN ORAN

ESTRATEGIA SOVIÉTICA PARA LA PENÍNSULA IBÉRICA Y NORTE DE ÁFRICA

Dicen que hay en España setenta y seis oficiales de los Servicios de Inteligencia de la URSS

Traducción de "Informe confidencial", publicado por "The Economist Newspaper Limited", de Lufidres,

fechado el 8-12-76.

La variedad de Invitados extranjeros que acudieron al Congreso del PSOE en Madrid es un indicio de la

determinación de los partidos del ala izquierda en Europa occidental de contribuir a dar forma al futuro

político de España.

El dirigente del ala "renovada" del PSOE, Felipe González, también puede contar en un apoyo generoso

del Presidente de Venezuela, Carlos Andrés Pérez. Según fuentes informadas en Madrid, Pérez ha

aportado fondos al PSOE del orden de 400 millones de pesetas. Una señal pública del lado de que está

Venezuela es el hecho de que Felipe González voló con Pérez desde Ginebra a Madrid, recientemente, en

el avión del Presidente. González se encontró nuevamente con Pérez en el hotel Ritz para tomar unas

copas a hora avanzada de la noche, después de la cena oficial del Presidente con el Rey Juan Carlos.

En contraste, los grupos conservadores españoles han estado relativamente faltos de apoyo exterior. La

Alianza Popular, dirigida por siete ex ministros, entre los que figuran Manuel Fraga Iribarne y Gonzalo

Fernández de la Mora, ha recibido hasta el momento el respaldo de solamente otro partido conservador de

la Europa occidental, la Christian Social Unión (Unión Social Cristiana) de Franz Josef Strauss.

Actividades encubiertas

Pero existen otros formas más oscuras de intervención exterior en la política española. Servicios de

inteligencia occidentales afirman que hay en la actualidad en España 76 oficiales de los Servicios de

Inteligencia del bloque soviético. Algunos de los hombres de la KGB trabajan bajo la cobertura de la

delegación comercial rusa; la URSS no tiene representación diplomática en Madrid. El tamaño de la

delegación comercial ha aumentado espectacularmente desde 1970, cuando su personal alcanzaba la cifra

de cinco solamente. En 1976 el personal había aumentado a dieciocho, pero desde entonces se ha

incrementado a mas de cincuenta.

Las actividades encubiertas han mantenido e1 ritmo con el aumento del número da oficiales. En 1970, los

Servicios de Inteligencia occidentales identificaron a tres oficiales del Servicio de Inteligencia soviético

entre el personal de la delegación comercial. Ahora hay quince incluyendo:

• Viktor Filipov, subjefe de la delegación comercial. Su carrera anterior incluye un destino como

interprete de un agregado militar. Posteriormente, se nombró primer secretario (Asuntos Culturales) en

la Embajada, de Buenoa Aires. Sus antecedentes no parecen los más adecuados para un Jefe comercial,

pero sus nombramientos nomínales son irrelevantes para su trabajo real.

• Aleksel Osippov, que sirvió previamente en la delegación comercial soviética en Copenhague.

• Anatoll Krasikov, un corresponsal en Madrid de Tass, quien también figura en el apéndice del

libro de John Barron sobra la KGB.

La aceleración de las actividades encubiertas soviéticas en España es totalmente predecible durante e1

período que conduce al referéndum y las elecciones parlamentarias programadas para el próximo año,

pero deben ser contempladas en el más amplio contexto do la estrategia soviética del Mediterráneo. Esta

publicación está en condiciones de dar a conocer el perfil de una estrategia que abarca !a Península

Ibérica y el Norte de África, que ha sido designada por los rusos con la expresión código Plan Oran.

Según servicios de inteligencia franceses y españoles, el plan básico fue diseñado en 1974. El objetivo a

largo plazo es la retirada de la Sexta Flota Norteamericana y la consecución de la hegemonía soviética

absoluta en el Mediterráneo.

El plan Orón

Los elementos más importantes del plan son los siguientes:

1. Utilización de Portugal como palanca.—Las mismas fuentes de los Servicios de Inteligencia hacen

hincapié en que los rusos nunca han considerado a Portugal como un objetivo de primera importancia

por sí mismo. El golpe de Estado de 1974 proporcionó la oportunidad para que se produjese la

descolonización de las colonias africanas de Portugal—s i e m p r e contemplado como e1 auténtico

botín—en condiciones convenientes para los soviéticos. La creación de regímenes marxistas en las

antiguas colonias portuguesas de Angola, Mozambique y Guinea Bissau ha cambiado las

perspectivas para Rodesia y planteado un problema a largo plazo para la ruta de El Cabo y África del

Sur.

2.Portugal es hoy visto como una base para operaciones en España. (En realidad es una base principal

para la mayoría de los servicios de inteligencia extranjeros, dada la ausencia de un servicio de seguridad

interior efectivo). Algunas fuentes argumentan que un golpe de Estado de la derecha en Lisboa que

permitiría a la izquierda española hacer propagando contra el "Chile de la Europa occidental" no

desagradaría totalmente a Moscú. España es claramente un objetivo estratégico más vital que Portugal—

aunque la cuestión de las Azores todavía está pendiente de ser solventada—y los rusos se preocupan da

evitar cualquier cosa que pudiera provocar una reacción anticomunista.

3.Tácticas del Frente Popular. El propósito soviético a largo plazo en España ha sido promover —a través

de Coordinación Democrática 7 otros organismos—una alianza de Izquierdas que llevase eventualmente a

los comunistas al poder. Aunque el Rey Juan Carlos y el Gobierno continúan dispuestos a no permitir la

legalización del Partido Comunista, el PSOE es visto como un vehículo clave, en tanto que la petición de

la legalización de todos los partidos de la izquierda se usa para traer apoyo para un frente amplio. Los

triunfos que tienen los comunistas en el Juego en España son su posición dominante dentro de los

movimientos sindicales, las cada ve» menos clandestinas CCOO. La meta soviética es la expulsión de los

americanos de sus bases españolas y el control del lado norte del estrecho de Gibraltar.

4. La campaña contra el Rey Hassan. — El derrocamiento del Rey Haasan de Marruecos es también un

Importante objetivo del Plan Oran, y se han estudiado varios caminos para conseguirlo, incluido un golpe

de Estado en palacio.

 

< Volver