Autor: Villarín, Juan . 
 PC, MC, PSP e ID no aceptaron el diálogo. 
 Guineanos: Zurriagazo a la izquierda     
 
 Diario 16.    19/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

PC, MC, PSP, e ID no aceptaron el diálogo

Guineanos: Zurriagazo a la izquierda

Juan Villarín

MADRID, 19 (D16).— La incomparecencia de cinco partidos políticos de oposición que habían aceptado

con muchas fechas de antelación un enfrentamiento dialéctico con miembros de la izquierda guineana

restó fuerza al coloquio celebrado anoche en la sala-exposición de la librería Antonio Machado, de

Madrid.

Las ausencias, notables por lo representativas, se produjeron ante la decisión adoptada a última hora por

el Partido Socialista Popular (PSP), Partido Comunista de España (PCE), Movimiento Comunista (MC),

Partido del Trabajo de España (PTE) e Izquierda Democrática (ID). Únicamente un miembro del PSOE,

Emilio Menéndez, profesor universitario de Relaciones Internacionales, acudió a la cita y respondió cada

una de las cuestiones que le fueron planteadas por Jóvenes izquierdistas guineanos pertenecientes a

URGE (Unión Revolucionaria de Guinea Ecuatorial) y MSG (Movimiento Socialista Guineano).

La presentación corrió a cargo de un miembro de la librería, que explicó a los asistentes que el motivo de

la preparación de las próximas elecciones fue la causa que esgrimieron, en algunos casos, los partidos

políticos que se abstuvieron de enviar representantes al acto.

Ataque a la izquierda

Emilio Menéndez intervino en primer lugar y trazó un rápido análisis, en el que enjuició, con severidad,

el comportamiento de la izquierda europea y española con respecto al problema de la cuestión colonial.

Los partidos de izquierda han pecado —dijo— desde siempre de orientarse por un punto de vista

marcadamente europeo, eurocentrista. Prácticamente, con el problema del Sahara la izquierda española

empieza a ocuparse del tema. Se puede teorizar con una suerte de oportunismo por parte de los partidos

españoles el empezar a ocuparse de la cuestión colonial a estas alturas del asunto. Y ello es culpa de toda

la izquierda española.

En la exposición del representante del PSOE, la agrupación ideológica a la que él pertenece no quedó

exenta de culpa: Tiro contra mi propio tejado —expresó—, pero creo que es necesario hacerlo, que es

preciso encarar este tema con toda honradez, y que en el socialismo hay un sincero intento de cambiar con

respecto al tema.

Acusan los guineanos

Los políticos guineanos, dos de ellos en la mesa y el resto, unos doce, acomodados entre el público fueron

más drásticos al enjuiciar, desde su óptica tercermundista. "las contradicciones en las que incurre la

izquierda española".

"La izquierda española —argumentaron— lanza repulsas contra el imperialismo yanqui, que en la

estructura económica mundial juega el papel de gendarme, pero no se ocupa de la diáspora. La izquierda

española jamás ha dado un maldito paso para ayudar a la oposición guineana. La derecha española ha sido

más consecuente y sí lo ha hecho. Ha estado financiando a grupos políticos afines a su ideología. Es decir,

ha tomado partido: el suyo."

A preguntas concretas de algún asistente, expusieron: "Los partidos españoles progresistas ni tan siquiera

se han ocupado de buscar a la oposición guineana, aun a sabiendas de que estaba aquí. En ningún órgano

de partido se ha hecho mención, ni una sola vez, a nuestro problema. No pedimos aportaciones

económicas. A nosotros nos falta formación, basamento ideológico y, en ese sentido, se nos podía haber

ayudado."

"El Partido Socialista Guineano —añadieron— pidió al PSOE hace dos años que formara nuestra base, y

no hemos obtenido ni una respuesta hasta ahora. Los problemas guineanos sólo se airearon aquí cuando

interesaron, como se evidenció en el asunto con García Trevijano."

Sin pasaportes

Sobre la posición adoptada por las autoridades españolas con respecto a la colonia de oposición guineana

en España, los representantes africanos declararon: "El Gobierno español ha llegado a retirarnos los

pasaportes y a ordenar que no se nos facilite trabajo."

Emilio Menéndez. en nombre de la izquierda española, se comprometió a dar cauce a las denuncias

formuladas por los izquierdistas guineanos, y afirmó: "El Tercer Mundo está hasta las cojones de la

explotación. Ya está bien de hablar de la injerencia cubana y rusa en el continente africano, y de no hablar

de la ingerencia occidental en África, durante la friolera de dos siglos. Occidente ha convertido a África

en un coto de caza del imperialismo."

 

< Volver