Saldo comercial desfavorable para España     
 
 Arriba.    01/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

SALDO COMERCIAL DESFAVORABLE PARA ESPAÑA

En varias ocasiones se ha tratado de establecer relaciones diplomáticas plenas con Polonia. Las fechas

más importantes en esta larga negociación fueron en mayo de 1973, cuando el entonces Ministro de

Asuntos Exteriores, señor López Bravo, se trasladó a Helsinky, y después, en 1975, cuando el Presidente

del Gobierno español, Carlos Arias, asistió a la Conferencia Europea de Seguridad. Carlos Arias se

entrevistó entonces con el primer secretario del Partido Obrero Unificado de Polonia, Eduard Gierek.

En cuanto a las relaciones económicas, han sido importantes. Hace veinte años —en 1957— se firmó el

primer acuerdo entre un Banco Exterior polaco y el Instituto Español de Moneda Extranjera. En 1963,

este acuerdo se renovó y se le dio más amplitud. En los años 1965, 1966 y 1968 este acuerdo fue

modificado, introduciéndose pequeños acuerdos coyunturales. En 1969 España instaló una Delegación en

Varsovia, al frente de la cual estaba don Emilio Beladiez Navarro, con grado de ministro plenipotenciario.

Unos meses antes se había decidido en París el establecimiento de representaciones consulares entre

ambos países. En 1970 llegó a Madrid el representante consular de la República Popular de Polonia y se

anunció un acuerdo entre las líneas aéreas polacas LOT y la Compañía española Iberia, iniciándose los

vuelos Madrid-Varsovia y viceversa, con escalas en Suiza y con una frecuencia de dos veces por semana.

En abril de este mismo año entró en vigor un nuevo acuerdo comercial de largo plazo, que intensificó las

relaciones. Se estableció una comisión mixta para revisar anualmente los acuerdos y reunirse

alternativamente en Madrid y Varsovia. Desde entonces estas reuniones se han venido celebrando

alternativamente, lo que ha permitido renovar dicho acuerdo con protocolos adicionales. En 1972 se firmó

un protocolo comercial. En agosto de 1974 se suscribió en Varsovia un nuevo acuerdo bilateral que,

según el señor Cerón Ayuso, fue el más importante firmado por España en la Región. Según este acuerdo,

Polonia se comprometía a suministrar a España 1,5 millones de toneladas de carbón hasta 1988. Como

contrapartida, España debía proveer a Polonia de un mínimo de 65 millones de dólares en productos

siderúrgicos y realizar ventas por valor de otros 60 millones en bienes de equipo.

Aparte de estos productos expresamente estipulados, las exportaciones más comunes de Polonia a España

son maquinaria, carne, semillas, acero y aluminio, aparte de gran contingente de semillas, productos

oleaginosos y químicos. España, por su parte, concentra sus exportaciones fundamentalmente en frutas,

abonos, neumáticos, estaño, maquinaria y barcos. A través de estos años de relaciones comerciales es de

notar que nuestra balanza ha dado siempre un saldo desfavorable para nuestro país.

Este es el que expresa en millones el volumen de importación y exportación en los últimos años:

Importaciones españolas Exportaciones españolas

1970 ...... 1.251 1.162

1971 ...... 1.542 844

1972...... 2.484 2.028

1973...... 3.490 2,070

1974 ...... 5527 3.353

1975 ... ,.. 7.180 4.656

Durante el año 1976, según los datos publicados después de los primeros meses, seguía esta misma tónica

de saldo desfavorable para España, aunque nuestro comercio tuviera una gran expansión. En conjunto, se

puede afirmar que desde que comenzó nuestro comercio con Polonia las exportaciones españolas se

multiplicaron por cinco, mientras que las importaciones polacas se multiplicaron por siete.

 

< Volver