La mayoría de los partidos políticos. 
 Consideran lógica la decisión del Gobierno     
 
 Arriba.    10/02/1977.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 32. 

LA MAYORIA DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS CONSIDERAN LOGICA LA DECISION DEL

GOBIERNO

MADRID. (Agencias.) — Una aplastante mayoría de las personalidades políticas consultadas por Cifra

consideran lógica la decisión del Gobierno, español de normalizar sus relaciones diplomáticas a nivel de

Embajada con la Unión Soviética.

Cifra ha realizado uno encuesta entra diversas personalidades políticas, cuyas respuestas fueron:

Antonio García López

(Secretario general del PSDE)

«Creo que es necesario que España normalice sus relaciones internacionales con todos los países

miembros de la Organización de las Naciones Unidas, y esperemos que contribuyan a aumentar los

intercambios comerciales y económicos. Los acuerdos de Helsinki establecen el mutuo respeto a la

soberanía de unos Estados con otros, confiemos pues, que los responsables de la política exterior soviética

no identifiquen los intereses, del Estado soviético y del pueblo ruso, una de las grandes culturas de la

humanidad, con los Intereses y las tácticas del Partido Comunista Español, como lo ha venido haciendo

hasta ahora.»

Enrique Múgica

(Secretario de Relaciones Políticas del PSOE)

«Entiendo que las relaciones diplomáticas con la Unión Soviética son un elemento positivo de la política

internacional de, España y que ha de corresponder, como cualquier restablecimiento de relaciones

diplomáticas, con una normalización de su política interior y con el restablecimiento de los libertades

democráticas plenas. Somos partidarios de la normalización diplomática con todos los países.»

Manuel Murillo

(Secretario general del PSOE, histórico)

«Mi opinión es contraria al restablecimiento de relaciones diplomáticas con Rusia. No soy partidario de

establecer o restablecer relaciones con países de regímenes autoritarios. En este momento de transición a

la democracia, creo que es una decisión inadecuada. Un Gobierno de transición como éste no puede tomar

una decisión tan importante. Yo creo que se debería retrasar hasta que exista un Gobierno elegido por el

consenso popular, es decir hasta después de las elecciones.»

Blas Piñar

(Presidente de Fuerza Nueva)

«Mí opinión sobre el tema, con argumentos todavía no desvirtuados, quedó de manifiesto en mi discurso

ante la Comisión de Asuntos Exteriores de las Cortes a fines de 1972.

En cualquier caso, si dichas relaciones diplomáticas se establecen sin que se hayan devuelto a España las

510 toneladas de oro que el Gobierno de la zona roía envió a Odessa —el resguardo del depósito se

custodia en el Banco de España—, tal decisión me parece una vergüenza.»

Raimundo Fernández-Cuesta (Presidente de FE de las JONS)

«El establecimiento de estas relaciones facilitará sin duda la labor del Partido Comunista Español al

ofrecerle más posibilidades legales y ya tiene bastantes. Por otra parte, será mucho más difícil ahora negar

el reconocimiento al partido. No creo, finalmente, que los posibles beneficios económicos compensen de

todo esto.»

Pío Cabanillas (Presidente del Partido Popular)

«Creo que hay que partir de la realidad y aceptar lo naturaleza de las cosas tal y como son. Por ello

restablecer las relaciones diplomáticas con la Unión Soviética resulta inevitable y lógico.»

Enrique Tierno Galván

(Presidente del Partido Socialista Popular)

«Al volver de mi reciente viaje a Moscú ya dije que allí se me había comunicado la inminencia del tema,

por lo que éste no me pilla de sorpresa. Me parece una decisión acertada, tanto en el orden político como

en el económico. En el primero porque restablece el equilibrio en relación con los Estados Unidos y nos

sitúa en mejor posición en el orden de la situación actual en el Mediterráneo.

Desde el punto de vista económico es indudable que se obtendrán beneficios. Creo saber que los

soviéticos podrían estar interesados en la compra de barcos y material automotor.»

Gonzalo Fernández de la Mora

(Presidente de UNE)

«Soy partidario del establecimiento de relaciones diplomáticas con todo país que esté dispuesto a hacer lo

propio con España y que rehuya cualquier injerencia en los asuntos internos de nuestro país. En estas

condicionas me parecería razonable el estableciminto de Embajadas en Moscú y en Madrid.

Cuando fui Subsecretario de Asuntos. Exteriores se establecieron los primeros, contactos: entre la URSS

y España, precisamente a través de nuestro embajador en Bonn.

Jaime Gil-Robles y Gil-Delgado

(Federación Popular Demócrata)

«El partido está a favor de la relación con todos los países, por tanto, la normalización de relaciones

diplomáticas con la URSS no nos parece mal. ya que se mantienen relaciones comerciales con la Unión

Soviética no veo por qué nos vamos a rasgar las vestiduras por normalizar, a nivel de embajada, las

relaciones Madrid-Moscú.»

 

< Volver