España y Cuba firmaron nuevo protocolo comercial     
 
 Hoja del Lunes.    21/02/1977.  Página: 20. Páginas: 1. Párrafos: 22. 

PAGINA 20 — 21 de febrero de 1977

ESPAÑA Y CUBA FIRMARON NUEVO PROTOCOLO COMERCIAL

Importantes reducciones en el precio del azúcar, aunque se mantendrán las cantidades

El subsecretario de Comercio, Peña Abizanda, dirigió las conversaciones, que han durado diez días

LA HABANA. (Efe.)—España y Cuba firmaron ayer un nuevo protocolo comercial para el año 1977, con

importantes reducciones del precio del azúcar que España debe comprar a Cuba, aunque se respetan las

cantidades preestablecidas.

El nuevo protocolo fue firmado en el Ministerio de Relaciones Exteriores, con lo que se puso fin a diez

días de negociaciones en La Habana, dirigidas, por parte española, por el subsecretario de Comercio,

Eduardo Peña Abizanda.

España seguirá pagando a Cuba un precio preferencial por su azúcar, aunque inferior a los 23 centavos de

dólar por libra que venía pagando hasta ahora.

Las cantidades preestablecidas seguirán vigentes, es decir, 140.000 toneladas en el presente año y 75.000

en el próximo.

El nuevo precio, no revelado todavía, permitirá al Gobierno español y al tesoro un gran ahorro por no

tener que subvencionar él azúcar procedente de Cuba.

A la luz del nuevo convenio puede afirmarse que el intercambio comercial bilateral oscilará este año entre

los 280 y 300 millones de dólares, una cantidad

que sitúa a España como segundo socio comercial de Cuba en el mundo, después de la Unión Soviética, y

como primer socio en el mundo capitalista.

Ambas partes decidieron reunirse en el mes de junio próximo para analizar la marcha del convenio y en el

otoño para comenzar los contactos de cara al nuevo acuerdo comercial que deberá firmarse antes de

enero.

La primera de las reuniones tendrá lugar en La Habana, pero la del otoño, en la que se espera surja un

nuevo CNN general, será en Madrid.

La parte española hizo dos importantes concesiones, una de las cuales permite a Cuba liquidar sus

compras por el sistema "clearing" al final del año y no cada trimestre, como venía ocurriendo hasta ahora.

La otra concesión es que España pagará a Cuba sus adquisiciones de pescado en moneda libremente

convertible, fuera del sistema "clearing" anual.

Cuba, por su parte, se comprometió ,a adquirir en España importantes cantidades de bienes de equipo y a

otorgar a la parte española un trato recíproco preferencial en su comercio Internacional.

FIRMEZA

La parte española negoció el acuerdo con cierta firmeza, basándose en el hecho de que el acuerdo general

firmado en 1974 para los tres años siguientes había quedado desfasado ante las nuevas realidades

económicas.

El negociador español Peña Abizanda dijo a la parte cubana que el Gobierno que surja en España de las

próximas elecciones no podía heredar en modo alguno un convenio que ahora era claramente perjudicial

para España.

Cuba entendió el argumento y hubo entendimiento y firma.

España estaba pagando 23 centavos de dólar por cada libra de azúcar cubano, un precio casi tres veces

superior al vigente en el mercado.

Cuba, por su parte, había dejado de comprar en España las importantes cantidades de productos

industriales que parecía estar dispuesta a adquirir en diciembre de 1974, cuando se firmó el acuerdo.

El vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba, Carlos Rafael Rodríguez, recibió al subsecretario

español de Comercio en la tarde del sábado y conversó ampliamente sobre la situación comercial

bilateral.

Una nota oficial afirma que el comercio entre los dos países ha resultado beneficioso para ambas partes y

que la entrevista se desarrolló en un ambiente cordial y amistoso.

Se reconoce que España ha ofrecido a Cuba condiciones preferenciales en materia de precios.

 

< Volver