Autor: Maraña Marcos, Felipe (FELIPE SAHAGÚN). 
 Portugal sólo ha recibido la mitad de lo que se le prometió. 
 Europa pone dificultades a la ayuda económica conjunta a España  :   
 Una disputa europea con Estados Unidos afecta a los préstamos a los países meridionales. 
 Informaciones.    23/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

PORTUGAL SOLO HA RECIBIDO LA MITAD DE LO QUE SE LE PROMETIÓ

Europa pone dificultades a la ayuda económica conjunta a España

Por Felipe SAHAGUN

NUEVA YORK, 23.

ESTADOS Unidos y diez países industrializados acordaron anoche conceder a Portugal un préstamo de

750 millones de dólares, exactamente la mitad de lo que el Presidente norteamericano, Jimmy Carter,

prometió al primer ministro portugués, Mario Soares, cuando éste visitó Washington en la tercera semana

de abril.

UNA DISPUTA EUROPEA CON ESTADOS UNIDOS AFECTA A LOS PRESTAMOS A LOS

PAÍSES MERIDIONALES

Los observadores políticos consideran el préstamo una ayuda importante para fortalecer él Gobierno

minoritario socialista de Mario Soares. Se había temido que, de no llegarse a un acuerdo, Portugal y los

otros dos países mediterráneos que han solocitado préstamos de Estados Unidos y los otros países

industrializados —España y Turquía—, atravesarán graves problemas económicos en el futuro inmediato.

Este préstamo es una medida de urgencia con la que se intenta reforzar la balanza de pagos portuguesa

durante los próximos dieciocho meses, mientras el Gobierno de Lisboa pone en práctica un programa

riguroso de reformas para mejorar las estructuras económicas del país. De esta forma Estados Unidos y

otros países contribuyentes han evitado que Portugal tuviese que solicitar nuevas ayudas financieras del

Fondo Monetario Internacional, que habrían estado condicionadas a unas medidas de austeridad rigurosa

y, por tanto, perjudicado gravemente al partido Socialista Portugués.

El primer ministro Soares había solicitado 1.500 millones. Cuando empezaron las negociaciones entre la

Casa Blanca y las Cancillerías europeas, los europeos exigieron a Estados Unidos que en vez de conceder

este préstamo directamente, como quería el Presidente Carter, se ratificase antes él «fondo especial»

propuesto el año pasado por la Administración Carter para ayudar a los países industriales con graves

déficit en sus balanzas de pagos a causa de los aumentos del precio del petróleo. Esta disputa, que puede

haber tenido que ver con el recorte del préstamo a Portugal, puede ahora afectar a España.

Europa desea terminar de formar el "fondo especial? y sacar de él las ayudas prometidas a España,

Portugal y Turquía, particularmente a los dos primeros países: La Administración Carter ha sido la

primera en prometer públicamente los préstamos, pero quería hacerlo mediante un acuerdo de los países

donantes y había olvidado el "fondo especial ideado por Henry Kissinger, Ahora, parcialmente tan sólo,

ha conseguido ayudar a Portugal sin ratificar ese fondo.

Con estas ayudas de los Gobiernos americano y europeos se pretende apoyar el desarrollo económico del

sur de Europa sin perjudicar la estabilidad de los nuevos Gobiernos de estos países.

Explicación similar a la de Portugal —evitar medidas estabilizadoras de muy negativo impacto político se

da aquí al deseo de España de un préstamo de los Gobiernos de Washington y Europa, aunque se cree que

estos préstamos, sin unas medidas serias y un plan económico riguroso por parte de los países del sur

de Europa, serán gotas de agua en el desierto. "Los déficit causados, por las importaciones de petróleo,

son y seguirán siendo tan elevados que, como los países afectados no adopten medidas serias, los

préstamos extranjeros no serán más que un alivio pasajero", dijo ayer un diplomático alemán.

En el préstamo concedido a Portugal colaboran Estados Unidos y Alemania Federal, con casi la mitad, y

el resto procede de Francia, Italia, Japón, Holanda, Noruega, Suecia, Suiza, Gran Bretaña, Venezuela,

Austria,Canadá e Irlanda.

Aunque un portavoz del presidente Suárez declaró en Washington, cuando el primer ministro visitó

Estados Unidos, que no había pedido ningún préstamo al Presidente Carter, se cree que España recibirá en

un futuro cercano un préstamo bastante similar al recibido anoche por Portugal. Sin embargo, las

necesidades de la economía española son muy superiores a las de la pequeña economía de Portugal, que,

eso si, está en estado de catalepsia. En un discurso pronunciado ante la Asamblea General de la O.N.U; en

el mes de marzo, el Presidente Carter prometió ayudar económicamente a España y Portugal, y lo mismo

dijeron poco más tarde altos funcionarios de la Administración americana.

ESPAÑA

 

< Volver