Con la República también     
 
 Diario 16.    30/08/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Con la República también

El problema de Gibraltar está enquistado en nuestra política exterior desde hace muchos años y la II

República también lo´ tuvo presente, como lo demuestran estas consideraciones del entonces presidente

republicano, Niceto Alcalá Zamora, con ocasión de su viaje oficial a Marruecos.

"... insólitas actitudes del Gobierno inglés. Crucé el Estrecho escoltado por barcos ingleses, que se

unieron a los españoles; me aguardaron en Algeciras autoridades de Gibraltar y por primera vez el cañón

de la Plaza rindió honores al jefe del Estado español. Hubo en ello honor que agradecer, pero a la vez

dolor que apurar, ,ya que aquellos cañonazos los escuchaba con honda amargura. Sentimentalmente

hubiera preferido pasar ante el Peñón como se cuenta que lo aconsejaba Isabel II, volviendo, las espaldas

para no verlo; yo no podía pasar así por deber y correspondencia de cortesía; pero no se me hubiera

ocurrido jamás lo que me refirió Villanueva de Alfonso XIIÍ, que alguna vez, en su ligereza, dio órdenes,

de las que le disuadieron cuerdamente los marinos, a fin de poner proa hacia Gibraltar, desembarcando

allí de turistas. Esa impresión del cañón inglés rindiéndome allí honores, con todas sus complejidades de

consideración y pena, es de las más imborrables de mi mandato. ... Sobre el problema de Gibraltar mi

actitud fue la de considerarlo imprescriptible derecho de España, que podría hacerse efectivo por vía

pacífica, con beneficio del imperio inglés y de la seguridad de sus comunicaciones. Sobre ello había en

España conformidad general. En un consejo refirió Fernández de los Ríos que los laboristas ingleses

reconocían como indiscutible nuestro derecho, pero con la habilidad insincera de decir que sólo podía

hacer el arreglo definitivo un Gobierno británico conservador."

Alcalá Zamora ("Memorias", página 326)

 

< Volver