Mario Soares, en la recepción de las Cortes. 
 Hemos establecido una verdadera amistad     
 
 Arriba.    23/11/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Mario Soares, en la recepción de las Cortes

«HEMOS ESTABLECIDO UNA VERDADERA AMISTAD»

MADRID. (De nuestra Redacción.)—El primer ministro de Portugal Mario Soares. fue recibido

oficialmente por el Parlamento .español en el curso de un acto celebrado ayer por la mañana en la sede

del Senado, A su llegada a la Cámara, a las diez y media de la mañana, fue recibido por su titular, don

Antonio Fontán, quien seguidamente le presentó al Presidente de las Cortes, don Antonio Hernández Gil,

y al del Congreso, don Fernando Alvarez de Miranda.

El señor Soares pasó a la zona de despachos de la presidencia del Senado, donde fue saludado por las

mesas y las Juntas de portavoces de ambas Cámaras y le fue ofrecida una copia de una edición facsímil de

la Constitución de Cádiz. A continuación, en el denominado «salón de Cuadros», tuvo lugar la recepción

propiamente dicha, por las Comisiones de Asuntos Exteriores. Ocuparon la presidencia, junto al primer

ministro portugués, los Presidentes de las Cortes , Congreso y Senado, y los presidentes de las

Comisiones de, Asuntos Exteriores de las citadas Cámaras, señores Camuñas y Aguilar Navarro.

Intervino, primero, el Presidente de las Cortes, señor Hernández Gil, quien pronunció unas palabras de

salutación y dijo que la presencia del señor Soares en el Parlamento español «honra a España y a las

Cortes».

Posteriormente se refirió a las relaciones entre España y Portugal, diciendo el señor Hernández Gil que

pasaban por un momento especialmente propicio en las nacientes democracias de ambos países.

Discurso de Mario Soares

Seguidamente tomó la palabra el primer ministro portugués. Mario Soares, quien expresó la honra y

alegría que sentía por estar en el Parlamento español y poder hablar a los representantes de la democracia

española y del pueblo español. Recordó que el pueblo español ha seguido con atención las vicisitudes de

la revolución portuguesa, que había desembocado en la institucionalización de la democracia en aquel

país, y dijo que, en contrapartida, las portugueses habían seguido de cerca el «proceso de ruptura» del

pueblo español con la dictadura.

Se refirió después el señor Soares al Pacto Ibérico que había sido firmado entre dos dictadores, pero ya

estaba obsoleto, por lo que debía ser sustituido por un tratado más moderno, que tenga como perspectiva a

Europa, en cuyas instituciones quieren integrarse los dos países a todos los niveles. Añadió que las

relaciones anteriores entre España y Portugal habían sido retóricas y no reales, pero ahora debía crearse

una nueva dinámica con el establecimiento de una verdadera amistad. En este sentido se mostró de

acuerdo con las palabras del Presidente de las Cortes.

Finalmente, Mario Soares dijo que Portugal y España tienen condiciones para dar una nueva-dinámica y

fuerza a la Europa unida, y es un hecho histórico la existencia en esa Europa de los dos países de la

Península Ibérica que tienen las condiciones de democracia y respeto a los derechos humanos ,que les

permitan jugar el papel que les corresponde en Europa, por su pasado, historia y cultura.

Diálogo con los parlamentarios

Finalizado el discurso del primer ministro portugués, Mario Soares; se abrió un diálogo con los diputados

y senadores presentes en la sesión.

Se registraron las intervenciones de tos señores Aguilar Navarro, senador y presidente de la Comisión de

Asuntos Exteriores; Muñoz -Peirats, diputado de UCD; Nuria Victoria Fernández España, de AP; Ignacio

Camuñas y Alfonso Guerra, quienes plantearon diversas cuestiones al mandatario luso respecto al nuevo

ámbito de las relaciones entre los dos países ibéricos y su papel en Europa. A todos ellos contestó el señor

Soares.

A mediodía concluyó la reunión, con unas palabras de agradecimiento del señor Hernández Gil y

seguidamente Mario Soares visitó las dependencias del Palacio, sede del Senado.

Se ha renovado el espíritu y la letra

Por la tarde celebró una rueda de Prensa. Entre otras cosas, dijo que el tratado de amistad y cooperación

firmado momentos antes en el Palacio de la Moncloa es un tratado cuadro que pone fin al Pacto Ibérico y

abarca todos, los aspectos de las relaciones entre ambos países: pretende integrar y dar cuadro

institucional a todo lo relacionado con el comercio, el turismo, la cultura, la industria, la defensa, etc., así

corno las relaciones de los dos Estados Mayores, que calificó de muy íntimas. «Se ha renovado el espíritu

y la letra», afirmó. Añadió que no hay cláusulas secretas.

Sobre las indemnizaciones por los bienes españoles nacionalizados, Mario Soares dijo que ya han sido

aprobadas y que se harán efectivas.

 

< Volver