La Comisión de Defensa     
 
 Informaciones.    11/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

INFORMACIONES

La Comisión de Defensa

Hoy tenemos que referirnos de nuevo a la actualidad militar. A pesar de que la celebración de la reciente

Pascua Militar ha suscitado un "boom" periodístico sobre los temas militares, no nos parece oportuno y

justo dejar pasar sin comentario la importante reunión de ayer de la Comisión de Defensa del Congreso.

Esta sesión a puerta abierta, presidida por el diputado socialista Enrique Múgica, equivale al estreno de

una nueva relación democrática entre las Fuerzas Armadas y el conjunto de las clases sociales de la

sociedad española. Por vez primera, un ministro de Defensa, teniente general Manuel Gutiérrez Mellado,

presentaba, ante unas Cortes realmente representativas, las líneas generales de la política del Ministerio y

vicepresidencia que encabeza. Todos los aspectos políticos, económicos, sociales, técnicos y

profesionales de la renovación de las FF. AA, fueron abordados de un modo escueto, conciso y concreto.

Y en la misma linea estuvieron sus respuestas a las distintas preguntas de los portavoces de los grupos

parlamentarios.

Quizá uno de los puntos prioritarios del informe, el apoliticismo del Ejército a todos sus niveles, sea el eje

sobre el que van a girar estas nuevas relaciones entre la sociedad civil y la militar. Las FF. AA. no

intervienen en política y los partidos políticos no intervienen en las FF. AA. Este doble respeto y mutua

no injerencia en los asuntos internos, es el que va a posibilitar que los problemas de la defensa, que atañen

tanto a civiles como militares, puedan ser discutidos en las Cortes, comentados en los medios de

comunicación y ser objeto de un debate nacional. Sólo la ignorancia cívica de los problemas, militares ha

permitido durante algún tiempo un enfoque "antimilitarista" suicida.

Esta primera reunión, que va a abrir paso a una más estrecha relación entre altos mandos militares y los

parlamentarios, es el camino para que los diputados tengan acceso a la imprescindible documentación

para abordar, con plenitud de conocimientos, el problema número uno de nuestra política de defensa; la

vinculación o no integración en el organismo militar supranacional del mundo occidental, la O.T.A.N., a

la que ayer aludio de paso el teniente general Gutiérrez Mellado.

Es obvio que mientras no se resuelva esta decisiva incógnita no será posible plantear con perspectivas la

política de defensa del nuevo sistema democrático. De una u otra respuesta se desprenden dos líneas

diferentes a la hora de concebir los siguientes pasos económicos, técnicos, logísticas, políticos, de la

renovación de las FF. AA. Aunque su discusión no sea ningún problema prioritario, y admita todo tipo de

dilación, conviene tener en cuenta esta disyuntiva clave en, el momento en que acaba de iniciarse un

análisis democrático cívico-militar conjunto sobre los problemas de la defensa.

 

< Volver