Autor: Baró Quesada, José. 
   El ministro de Industria inaugura una refinería de petróleos y otras tres factorías en el Campo de Gibraltar  :   
 La inversión de las cuatro instalaciones asciende a más de siete mil millones de pesetas. 
 ABC.    02/07/1969.  Página: 31-32. Páginas: 2. Párrafos: 12. 

ABC. MIÉRCOLES 2 BE JULIO DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA.

EL MINISTERIO DE INDUSTRIA INAUGURA UNA REFINERIA DE PETROLEOS Y OTRAS TRES FACTORIAS EN EL

CAMPO DE GIBRALTAR

La inversión de las cuatro instalaciones asciende a más de siete

mil millones de pesetas

ACOMPAÑO AL SEÑOR LÓPEZ BRAVO EL MINISTRO DEL EJERCITO, TENIENTE GENERAL MENENDEZ TOLOSA

Algeciras 1. (Crónica de nuestro redactor político.) Aquí, junto al Peñón de Gibraltar, entrañable e

irrenunciable pedazo de España que ha de volver inevitablemente a nuestra soberanía, se están llevando a

cabo los complejos industriales y sociales más importantes del país. Frecuentemente en las referencias y

ampliaciones de los Consejos de Ministros aparecen disposiciones e informes de distintos Departamentos

gubernamentales - especialmente de los de Industria, Vivienda y Comisaría General del Plan de

Desarrollo - acerca del Campo de Gibraltar. Todo lo que en ese ámbito se ha hedió, se está haciendo y se

va a hacer es extraordinario para la economía de la nación y para la vida laboral de una zona fine antes

vivía en parte de la colonia británica y que ya ha comenzado a superar, en todos los órdenes la

importancia del minúsculo territorio sustraído a España en una guerra civil de sucesión y retenido desde

hace más de doscientos años, contra la moral, la justicia, la razón, el Derecho natural, el Derecho

internacional público, las realidades geográficas e históricas y el mandato democrático y taxativo de la

O. N. U.

El Campo de Gibraltar, con la urbanización y la industrialización en marcha es una fuente de riqueza para

esa región y para todo el Reino y relega a la Roca usurpada a una situación inferior e incómoda. En esto

no hay disparidad de criterios. Todos los españoles, por encima de la variedad de ideas políticas, estamos

de acuerdo a través de dos largos siglos en mía misma cosa: la restitución de Gibraltar a sus legítimos

propietarios.

BANDERAS ESPAÑOLAS FRENTE AL PEÑÓN

Por eso, en esta mañana de cegadora luz de un sol rotundamente español y gaditano, estamos aquí un

nutridísimo grupo de autoridades nacional y provinciales, técnicos, obreros, procuradores en Cortes,

hombres de empresa y del periodismo, con el ministro de Industria, don Gregorio López Bravo,

presidente de los actos oficiales cine se van a celebrar. Representa al Caudillo y le acompaña el titular de

la cartera del Ejército, teniente general Menédez Tolosa. También se encuentran presentes el

subsecretario de Comercio, el presidente del I. N. I., el comisario adjunto del Plan de Desarrollo, el

presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar y algunos directores generales.

Se inauguran cuatro factorías: la refinería de petróleo Gibraltar (capacidad de cuatro millones de

toneladas anuales de crudo, en una superficie de 1.376.000 metros cuadrados, inversión de 6.000 millones

y 550 puestos de trabajo), Carbón Black Española (fabricación de negro de humo, con capacidad de

15.000 toneladas anuales, inversión de 300 millones de pesetas y 37 personas empleadas), planta de

butano (suministro a 125.000 usuarios de las provincias de Cádiz y Málaga, inversión de 94 millones y 65

plazas en la plantilla) y Celupal (20.000 toneladas anuales - próximamente serán 25.000 - de papel

estucado, con exportación a África y Europa inversión de ü08 millones de pesetas y 350 productores).

Esto, que supone en conjunto, en concepto de inversión, 7.002 millones, tiene, como todas las industrias

presentes e inminentes del Campo de Gibraltar (49, con 9.718 puestos de trabajo, y una inversión de

13.696 millones, sin contar los expedientes aprobados de 17 nuevas industrias), una noble tarea política,

de carácter social y patriótico, que se asienta con inteligencia y voluntad en una intensiva y arrolladora

industrialización.

López Bravo pronuncia unas palabras, después de otras del vicepresidente de la Compañía, en el acto

inaugural de la refinería de petróleos. Subraya la importancia de la nueva obra (ya funcionaba, en período

de prueba, en noviembre de 1967) y tiene frases de agradecimiento para el ministro del Ejército, por su

presencia aquí, y de felicitación a los técnicos, empresarios y trabajadores, con un afectuoso recuerdo al

señor Villalonga, presidente de la Sociedad, ausente de la ceremonia a causa de su delicado estado de

salud. Declara inaugurada la refinería en nombre del Generalísimo, y descubre una lápida conmemorativa

a la entrada. Bendicen las instalaciones de los cuatro centros los arciprestes de La Línea, Algeciras y San

Roque. Hay banderas nacionales. El sol abrasa. Las miradas se dirigen hacia nuestro Peñón cautivo.

DIALOGO CON PROMOTORES Y OBREROS

El ministro y sus acompañantes habían visitado a hora temprana el polígono industrial de Campamento, y

se habían reunido con promotores de industria, con la Comisión Comarcal de Servicios Técnicos y con

representantes de ex trabajadores españoles de la colonia británica. López Bravo, que regresó a Madrid

por vía aérea en las primeras horas de la tarde, se interesó vivamente por los problemas humanos

expuestos.

Entre las industrias que terminarán sus instalaciones en este año y en el primer semestre de 1970, las hay

de conservas de pescado, de conservas vegetales, de fabricación de muebles, de confección textil, de

prefabricados de hormigón, de productos dietéticos, de manipulados de papel, de especialidades metálicas

y electrónicas... Y una central térmica. Para después del 1 de julio del próximo año están previstas 22

industrias más de muy diverso carácter, desde fabricación de calzado a géneros de punto. La refinería

inaugurada tiene un puerto excelente. A este último respecto, la Bahía de Algeciras alcanzará, en ése y

otros órdenes de cosas, el mayor interés. Las medidas del Gobierno para revitalizar al máximo esta zona

no quedarán solamente en lo realizado y en trance de ejecución.

Hay buen número de veraneantes extranjeros en los alrededores. La promoción turística contribuirá al

espléndido porvenir del Campo, que puede y debe ser una prolongación de la Costa malagueña del Sol.

La reacción ante la tozudez británica ha sido patriótica en todas partes. Llegará el día - eso es indiscutible

- en que la gloriosa bandera roja y gualda sea izada con emoción y con todos los honores en lo más alto

del Peñón de Gibraltar. Millones de españoles muertos y vivos lo quieren así. - José BARO QÜESADA.

 

< Volver