El Foreign Office, contrario a la invasión de Gibraltar  :   
 La prensa británica manifiesta, por su parte, recelo y temor ante las consecuencias de las maniobras militares. 
 ABC.    07/08/1969.  Página: 20. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

EL FOREIGN OFFICE, CONTRARIO A LA «INVASIÓN» DE GIBRALTAR

La Prenso británica manifiesta, por su parte, recelo y temor ante las consecuencias de las maniobras

militares

Londres 6. Las maniobras militares británicas previstas en la colonia de Gibraltar para el próximo jueves

son vistas con recelo por la Prensa inglesa de hoy. La mayoría de las informaciones publicadas en los

diarios londinenses coinciden en el carácter provocador e inoportuno de las mismas y el "Daily Sketch"

revela la "amarga pelea" que ha tenido lugar entre el Foreign Office y el Ministerio de Defensa sobre la

oportunidad de las maniobras. Dice el citado diario que "la supuesta invasión de Gibraltar de mañana está

teniendo lugar contra el consejo del secretario de Forcign Office,, Michael Stevart, que teme que

"inflamará la situación con España", lo que provocó ayer "visitas y llamadas de indignación entre los dos

Ministerios".

Este desacuerdo, dentro del propio Gobierno laborista, viene reflejado en la, crónica que Martín Linton

publica en el citado "Daily Mail", en la, que afirma que los "funcionarios del Forcign Office están ahora

muy lejos de sentirse felices con la fie- ticia invasión y pudieran solicitar que se cancelase en el último

minuto. Creen que ha caído en el peor momento, para las relaciones de Gran Bretaña con España.

Contrasta la afirmación del Gobierno británico de que se trata de un "entrenamiento de rutina", con el

hecho, señalado también por el mencionado comentarista, de que "la última maniobra naval en Gibraltar

tuvo lugar al menos hace cincuenta años". Asimismo teme que pueda llevar a España a aislar más el

Peñón, cortando los cables telefónicos y suprimiendo el vuelo semanal de B. E. A. desde Madrid.

El liberal e influyente "The Guardian" en la crónica de su corresponsal en Madrid señala, que se espera

que España reaccionará con indignación a lo que los españoles consideran un acto deliberadamente

provocativo. Indica a continuación que "los observadores neutrales en Madrid creen que la operación va a

llevarse a cabo en un mal momento, para decirlo con suavidad, y puede fortalecer los derechos

españoles". Pero también hay el temor de que con un ejercicio de tan larga escala, Gran Bretaña podría

violar aguas territoriales españolas o el espacio aéreo, lo que conduciría a serias consecuencias.

Finalmente, el "Daily . Express" afirma que "la decisión británica de efectuar maniobras en Gibraltar se

consideraba anoche en Madrid como la más sería provocación al orgullo nacional desde la visita de lo

Reina al Peñón en 1954". - Efe.

 

< Volver