Autor: Pardo, Jesús. 
 En Londres se especula sobre esa posibilidad. 
 Eje anglo-americano en el Estrecho  :   
 España recibirá como premio el ingreso en la OTAN. 
 Madrid.    18/11/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

En Londres se especula sobre esa posibilidad

Eje anglo-americano en el Estrecho

. ESPAÑA RECIBIRÍA COMO PREMIO EL INGRESO EN LA O.T.A.N.

LONDRES, 17. (De nuestro corresponsal.) — La Prensa londinense persiste en vaticinar un viraje radical

en las relaciones angloespañolas. Tanto sus corresponsales en Madrid como sus observadores y

comentaristas políticas en Londres coinciden con esto.

El "Sunday Telegraph" publicó ayer una crónica de su corresponsal en Madrid en la que dice que el

secretario norteamericano de Marina, señor Chafee, que ha estado recientemente en Madrid con una

importante Delegación, ha ofrecido a nuestro Gobierno un Acuerdo general cuyos detalles el corresponsal

no especifica, que comprendería, vinculándolos, Gibraltar, las bases conjuntas norteamericanas y, como

gran final, la entrada de España en la Otan, a pesar de las objeciones escandinavas. La creciente presencia

soviética en el Mediterráneo y la pérdida de las bases británicas y norteamericanas en Libia, que no es

básicamente más que una de las consecuencias de la infiltración soviética en el Norte de África (hasta el

punto de que, según muchos expertos, la caída de la Monarquía marroquí es sólo cuestión de tiempo), ha

dado a España y, a las bases norteamericanas en nuestra Península una importancia súbita y urgente; de

aquí que, por primera vez, si es cierto lo que dice ese corresponsal, Norteamérica proponga la entrada de

España en la Otan.

Aliviar las restricciones

Aunque no da detalles de la proposición norteamericana, puede tratarse de la idea, ya propuesta en otras

ocasiones por sectores políticos ingleses, de integrar las bases norteamericanas y Gibraltar en el sistema

defensivo de la O. T. A. N. de alguna manera. Así la defensa de la Península Ibérica sería responsabilidad

conjunta de la O. T. A. N. con España formando parte de ella, y no responsabilidad exclusiva, y en cierto

modo poco real, de España y Norteamérica solamente. Según muchos, en el caso de un ataque soviético a

España, Norteamérica podría alegar que la Alianza Atlántica no ha sido afectada por él, pero si

entrásemos en la O. T. A. N., la cosa cambiaría. Lo que no está claro es si entonces Gibraltar, por lo que

respecta a la soberanía, pasaría a ser una base conjunta angloespañola. Yo, personalmente, no creo que los

ingleses acepten esto.

Según el "Sundey Telegraph", el señor Stewart pedirá a España que alivie las restricciones en torno a

Gibraltar, a cambio de nuevas conversaciones angloespañolas sobre el Peñón.

El ministro principal de Gibraltar, señor Peliza, llegará aquí el mes próximo a la cabeza de una

Delegación. Probablemente viene para insistir en que cualquier acuerdo con España sea condicionado al

abandono de las restricciones.

JESÚS PARDO

 

< Volver