Autor: Barra, Alfonso. 
 ABC en Londres. 
 Según la prensa británica, España ha dado la vuelta a la hoja de un largo capítulo político  :   
 Insólito: El Gobierno de Londres estaría dispuesto a reanudar las conversaciones sobre Gibraltar si Madrid restableciese las comunicaciones en el Peñón (The Times). 
 ABC.    19/11/1969.  Página: 37. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

A B C. MIERCOLES 19 DE NOVIEMBRE DE 1969. EDICIÓN DE

A B C EN LONDRES

SEGÚN LA PRENSA BRITÁNICA, «ESPAÑA HA DADO LA VUELTA A LA HOJA DE UN

LARGO CAPÍTULO POLÍTICO»

Insólito: «El Gobierno de Londres estaría dispuesto a reanudar las conversaciones sobre Gibraltar si

Madrid restableciese las comunicaciones con el Peñón» («The Times»)

Londres 18. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal.) Es cierto, como se ha publicado en la Prensa

española, que al norte de los Pirineos se habla de los asuntos de nuestro país. En Londres, concretamente,

varios diarios comentan los temas políticos de actualidad al sur de aquellos montes.

"The Times" se refiere al viaje a Londres de sir John Rusell, embajador británico en Madrid, y del

almirante gobernador de la Colonia de Gibraltar, sir Vari Begg. Hoy fueron recibidos por Michael

Steward, secretario del Foreign Office. Según este diario, los medios oficiales británicos se muestran

cautos ante el temor de conceder una importancia excesiva a la supuesta mejoría de clima en las

relaciones hispaño-británicas.

Cita "The Times" los "síntomas positivos", que hacen suponer que el Gobierno español ha dado la vuelta

a la hoja de un largo capítulo político, y adivina que nuestras autoridades pretenden romper el

"aislamiento" a que está sometido nuestro país debido a la política relativa a Gibraltar y a la exclusión del

Mercado Común y del O. T. A. N. Interpreta "The Times" que el actual Gobierno mantiene una actitud

más conciliadora sobre la Colonia, porque "ha retirado" el problema de la O. N. U. y porque ha cesado la

"propaganda" de las emisoras de radio españolas".

"Ahora hay pruebas concluyentes de que la Prensa española ha sido estimulada Para tratar a la Gran

Bretaña y a Gibraltar en términos más amistosos", dice "The Times. Concluye el periódico inglés con las

siguientes palabras: Si el Gobierno de Madrid restablece las comunicaciones entre España y Gibraltar, por

tierra o por mar, mediante el servicio de "ferrys" con Algeciras, sería-fácil suponer, sin dificultad, que el

Gobierno de Londres estaría dispuesto a reanudar las conversaciones."

Como se desprende en esos comentarios, la. Administración socialista trata de neutralizar el brillante

esfuerzo diplomático del régimen español en los últimos años, que ha sido capaz de conseguir para la

nación una posición negociadora muy inerte, como lo demuestra la precipitación del Gobierno de

Londres, al iniciar la política de las suposiciones gratuitas, con la esperanza, sin duda, de que Madrid

entregaría las bazas propias logradas con tanto esfuerzo, a cambio de una promesa nebulosa de iniciar de

nuevo las conversaciones sobre la Colonia.

Londres, partidario siempre de una política a largo plazo, trata ahora de descubrir imaginadas debilidades

españolas, a sabiendas de que sería difícil en el futuro establecer otra vez las medidas aplicadas durante

los últimos años, con el apoyo moral de los países amigos, entre ellos los hispanoamericanos y los árabes.

Otros periódicos, como el "Daily Telegraph", prefieren interpretar la partitura de costumbre. Este diario

ignora, al parecer, las últimas novedades de la política española, y sigue presentando a nuestras

autoridades con el pantalón a cuadros. En resumen: arremete contra todas las autoridades, contra sus

colaboradores y contra la unidad de España. Se diría que el "Daily Telegraph", máximo exponente de los

principios conservadores, sigue dispuesto a mantener sus campañas tradicionales.

El diario "The Financial Times", en su número de hoy, estudia ampliamente los proyectos españoles sobre

las reformas laborales. Su conclusión, sin duda pesimista, es que el momento económico actual y las

reivindicaciones de salarios obligarán a cancelar los planes legislativos.

El mismo periódico calcula que el déficit de la balanza comercial española alcanzará este año de unos

setenta a ochenta millones de dólares, después de contabilizar los ingresos del turismo y los envíos de los

trabajadores en el extranjero.

Desde enero a septiembre de este año, España ha importado por valor de 3.449,6 millones de dólares, y

las exportaciones suponen tan sólo 1.472 millones. A partir de octubre de 1968, y hasta finales de

septiembre de este año, nuestras reservas han sufrido una merma superior a los 139 millones de dólares

(más de 9.730 millones de pesetas). Es posible que en los medios diplomáticos el clima sea más

prometedor. El clima en el frente periodístico inglés queda expuesto, y de ello nos hacemos eco.—

Alfonso BARRA.

 

< Volver