Autor: Laredo, Claudio. 
 Fin de semana pesimista en Gibraltar. 
 El discurso de Mortes y la presencia de buques españoles disipan los malentendidos del nuevo clima  :   
 Hoy comienzan en Londres las conversaciones entre el primer ministro de la colonia y el Gobierno británico. 
 ABC.    02/12/1969.  Página: 27. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

A B C. MARTES 2 DE DICIEMBRE DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PÁG. 27.

FIN DE SEMANA PESIMISTA EN GIBRALTAR EL DISCURSO DE MORTES Y LA PRESENCIA

DE BUQUES ESPAÑOLES DISIPAN LOS MALENTENDIDOS DEL «NUEVO CLIMA»

Hoy comienzan en Londres las conversaciones entre el «primer ministro» de la colonia y el Gobierno

británico

Tánger 1., (Crónica telegráfica.) Gibraltar ha vivido un fin de semana sobremanera pesimista. ¿Qué queda

del "nuevo clima"?, se preguntaban los que habían vivido de esa ilusión durante tantos días. Según el

corresponsal de la B. B. C. en el Peñón, y algunos habitantes llegados esta mañana a Tánger, la

interpretación dada, a un pasaje del importante discurso pronunciado por el ministro de la Vivienda en La

Línea y la presencia, en la bahía de Algeciras de trece buques españoles de guerra, hicieron creer que la

"escalada" española no sólo no iba a retroceder, sino que existía la posibilidad de que progresará aún más.

Fue en vano que Madrid afirmase que tales barcos sólo se habían concentrado para intervenir en unas

maniobras a lo largo de Cartagena v Almería y que la visita del señor Mortes en aquellos días al Campo

de Gibraltar sólo era una simple coincidencia. Hasta que los calpensas no vieron levar anclas a la Flota

española y desaparecer en dirección al Mediterráneo, no respiraron tranquilos.

"Nos están sometiendo a un régimen de ducha escocesa", decía esta mañana en Tánger un conocido

"llanito".

Mañana comenzarán las conversaciones entre el primer ministro, Robert Pelliza, y el Gobierno británico.

Pelliza no es hombre flexible, y es difícil que obtenga las seguridades que quiere recibir de Londres.

Como decía recientemente un distinguido diplomático, lo que parece no ofrecer dudas es que nadie en

Gibraltar, quizá con la. excepción del propio gobernador, almirante Varyl Beeg, parece haber captado lo

que el "nuevo clima" significa verdaderamente en el actual contexto político español.

El tema de las conversaciones sigue siendo, naturalmente, las entrevistas que, a nivel ministerial,

comenzará mañana el mayor Pelliza en Londres.

Aún no nos ha sido posible saber a punto fijo de dónde surgió tal viaje. Mientras unos creen que Pelliza

cumple la invitación que lord Shepherd le hizo hace pocos meses, otros piensan que fue el propio

gobernador quien lo sugirió, con el propósito de que Pelliza tenga una impresión más directa y personal

de la verdadera valoración que España ha dado al "nuevo clima", y que Londres empieza a medir con

cierta precisión. Aunque algunos partidos del Peñón están creyendo que él viaje del mayor Pelliza ha sido

fruto de la presión ejercida por ellos. Tal presión cristalizó en la acusación hecha pública hace pocos días

contra él Gobierno de la ciudad, al que calificó de "inactivo y negligente". "No se le perdonaba—se

afirmaba—que ni miembros del Gobierno ni de la oposición estuviesen presentes en las primeras

conversaciones celebradas en la ´capital británica"

Según la emisora de Gibraltar, en las conversaciones de mañana, que presidirán lord Shepherd, el

secretario de Asuntos Exteriores, Steward, y el ministro sin cartera, Thompson, se tratará de la actual

actitud española después del cambio de Gobierno. La emisora de Gibralta afirma que han sido

desmentidas en Londres las noticias de que iba a haber conversaciones hispano-británicas antes de fin de

año.

En cualquier caso, el mayor Pelliza tiene ante sí una tarea ardua, después de la ponencia que su propio

integracionista aprobó hace unos días. Ni la integración, ni la vigencia de ciertas cláusulas de la

Constitución, ni una aprobación rápida del Plan Beechin—la autosuficiencia del Peñón—, que no parece

contar con la aprobación de la mayoría de los partidos, son problemas que pueda traer resueltos en su

cartera el primer ministro. Se ha cerrado un fin de semana pesimista y se abre una semana llena de

inesquivables incertidumbres.—Claudio LAREDO.

 

< Volver