Con buena voluntad y paciencia se puede llegar a unasolución aceptable en el problema de Gibraltar  :   
 Declaraciones del embajador británico al regresar a Madrid. 
 ABC.    09/12/1969.  Página: 33-34. Páginas: 2. Párrafos: 14. 

A B C, MARTES 9 DE DICIEMBRE DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PÁG. 34.

«CON BUENA VOLUNTAD Y PACIENCIA SE PUEDE LLEGAR A UNA SOLUCIÓN

ACEPTABLE» EN EL PROBLEMA DE GIBBALTAR

Declaraciones del embajador británico al regresar a Madrid

"Con buena voluntad y paciencia por las tres partes, no veo razón por la cual no podamos llegar a una

solución aceptable para España, Gran Bretaña y los gibraltareños." En estos términos se ha expresado el

embajador de Gran Bretaña en España, sir John Russell, al contestar a una pregunta formulada en el

transcurso de una entrevista concedida a la agencia Europa Press.

Se trata de las primeras declaraciones que hace desde su regreso de Londres, donde, como se recordará,

sir John Russell ha mantenido consultas con su Gobierno acerca de diversos temas, entre ellos el de

Gibraltar.

"La finalidad de haber sido enviado como embajador a Madrid—continuó sir John— es la de tratar de

eliminar aquellos puntos de controversia que pueda haber en las relaciones entre los dos países."

"NO HABRÁ SOLUCIÓN DE LA NOCHE A LA MAÑANA"

"Tenemos puntos de vista muy distintos sobre bases fundamentales del problema —puntualizó—que, por

otra parte, han existido desde hace más de doscientos años, lo cual quiere decir que la cuestión no puede

resolverse de la noche a la mañana. Pero el mundo no es un organismo estático, y es precisamente deber

de los Gobiernos tratar de encontrar soluciones para problemas de esta índole.

La solución—siguió diciendo—puede llevar todavía muchísimo tiempo. Mientras tanto, tenemos que

evitar cualquier controversia hostil, en aras del interés general de las tres partes interesadas."

Al contestar a una pregunta en torno a las relaciones generales entre el Reino Unido y España, afirmó el

embajador que se considera afortunado por haber venido a Madrid en el momento en que el ambiente de

estas relaciones ha mejorado tanto. "Creo —dijo—que hay muchos sectores en los que España y Gran

Bretaña pueden colaborar. Por ejemplo, en el Consejo de Seguridad de la O. N. U., del que España es

miembro. Nuestras dos Delegaciones en Nueva York tienen relaciones oficiales muy amistosas, y mi

Gobierno considera muy valiosas las consultas a España en tono a los temas mundiales más importantes.

Asimismo, tendríamos mucho gusto en ver a España participando en la Conferencia Europea de

Seguridad, caso de que llegue a celebrarse."

RELACIONES ECONÓMICAS

En lo que se refiere a las relaciones económicas entre los dos países, el embajador declaró: "En el campo

de la economía internacional, España se halla en muchos aspectos más cerca del Mercado Común que

nosotros mismos. Sin embargo, confío en que llegará el día en que nos veamos cómo miembros plenos de

esa Comunidad."

Al abordar de manera concreta la cuestión del intercambio comercial entre Gran Bretaña y España,

explicó que, si bien en los últimos meses se ha registrado un aumento de las exportaciones británicas a

España, con un aumento en el déficit de la balanza comercial hispano-inglesa en contra de España, esa

balanza de pagos queda equilibrada con las aportaciones de los turistas británicos a España. "Por otra

parte—añadió—, existe mucho interés entre la industria y los Bancos británicos hacia la cuarta siderurgia

española, así como una actitud favorable entre los organismos ingleses encargados de seguros. Creo, por

tanto—puntualizó—, que veremos una participación activa de Gran Bretaña en el crecimiento de la

siderurgia española."

INGLATERRA Y LAS NACIONES UNIDAS

A la pregunta de en qué medida está dispuesto su país a secundar la acción benéfica de la Organización de

las Naciones Unidas y cumplir las recomendaciones de su Asamblea General, el embajador declaró:

"Pienso que nuestros logros y actuación como miembros fundadores de la O. N. U. hablan por sí mismos.

Y lo digo personalmente, porque presencié en el año 1946, en San Francisco, la Conferencia fundacional

de este organismo. El Reino Unido tiene un renombre sin paralelo en las actividades de las Naciones

Unidas y en la contribución prestada a ellas. Siempre hemos pagado nuestras contribuciones y hemos

financiado operaciones para el mantenimiento de la paz. Hay otros países que no pueden tener tan buena

fama de pagar sus cuotas. También creo que hemos contribuido en gran medida con personal, tanto en las

plantillas de la organización como en grupos de expertos."

Por último, al preguntársele sobre la actitud aperturista de la Comunidad Económica Europea en su

reciente reunión de La Haya, afirmó que Europa no estará completa sin Gran Bretaña. "Tenemos mucho

que ofrecer—declaró—en distintos campos de la tecnología, industria y agricultura. Podemos ofrecer

nuestra estabilidad política y contribuir al bienestar con nuestra tecnología. En este terreno, España ocupa

una posición muy semejante, y me parece lógico que se la incluya en este marco europeo."—Europa

Press.

 

< Volver