Autor: Casado, Antonio. 
 Congreso nacional de Reforma Democrática. 
 Seremos lo que convenga a España  :   
 Dijo Fraga Iribarne en su discurso de bienvenida. 
 Pueblo.    29/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

CONGRESO NACIONAL DE REFORMA DEMOCRÁTICA

¦ A mediodía de hoy quedó aprobado el programa político de R. D.

"SEREMOS LO QUE CONVENGA A ESPAÑA" [Dijo Fraga Iribarne en suN discurso de

bienvenida]

PUEBLO. (Por Antonio CASADO.)—A las nueve y media de la mañana comenzó en Madrid

(Eurobuilding) el I Congreso Nacional de Reforma Democrática. Asisten unos quinientos representantes

de las provincias, además de observa dores de otros partidos políticos e invitados representantes de los

grupos integrantes en Alianza Popular. En el centro de la mesa del Congreso, se sienta don Manuel Fraga

Iribarne. lider de R. D. Detrás, un gran cartel denominador de la asamblea. A los lados, los logotipos

distintivos de Reforma Democrática (R. D.) y de Alianza Popular (A. P.)

HABLA FRAGA

Poco antes de las diez de la mañana, hizo uso de la palabra el líder del partido, don Manuel Fraga, que dio

la bienvenida a los congresistas y explico la significación del cónclave («obligada su celebración para

cumpiir determinados trámites legales»). Una vez más, el señor Fraga abogó por la necesidad de crear

«una fuerte, numerosa y eficaz fuerza política», como el mejor medio de servir las causas que se

consideran justas y convenientes para el país. «Esto nos exige —continuó— entrar en la arena de la

acción política real; es decir, de los contactos con. otros grupos afines, de las alianzas electorales, de los

contactos con fuerzas sociales influyentes, de la obtención de medios económicos y otras ayudas, de la

organización de actos de masas, y así sucesivamente».

Luego, Fraga hizo historia. Se refirió al momento en que «para muchos españoles quedo claro que era

necesario superar la guerra civil» (años sesenta.). Y luego, a los primeros pasos inspirados en ese

pensamiento: ley de Prensa de 1966, ley de Libertad Religiosa, ley Orgánica del Estado y, al final, el

primer Estatuto de Asociaciones Políticas. En esos presupuestos mentales situó el origen de lo que luego

sería Reforma Democrática, a partir de obras personales suyas, la creación de Godsa en Madrid y del

Club Agora en Barcelona, etcétera.

«Nosotros somos nosotros, como una vez dijo Antonio Maura; pero nosotros sólo queremos ser lo que a

España convenga, cualquiera que sea el sacrificio que ello suponga», dijo también el señor Fraga Iribarne,

que fue muy aplaudido.

UN PROGRAMA PARA R. D.

El congreso, que se prolongará durante toda la jornada de hoy, se había abierto con unas precedentes

palabras de don Rafael Pérez Escolar, hasta ahora presidente de la comisión gestora provisional de R. D,

en las que ratificó la común identificación «con las ideas reformistas expuestas a lo largo de muchos años

por el profesor Fraga Iribarne». Luego, como estaba previsto, se produio la renuncia de los cargos

provisionales ostentados en la cumbre rectora del partido. Quedó constituida la mesa del congreso, se hizo

la presentación de delegaciones e invitados, y después de las palabras del señor Fraga, a media mañana,

comenzaron los debatestes —en realidad, presentación de sugerencias y contestaciones a las mismas—

sobre la ponencia más importante del congreso: el programa político. El programa quedó

mayoritariamente votado —a tarjeta alzada— a primera hora de la tarde.

En dicho programa se rechaza tanto el inmovilismo como la ruptura y se propugna una permanente

transformación de las estructuras sociales, basada siempre en el consenso mayoritario. Se aspira a una

sociedad libre, justa y plural, realizada por todos y servida por la autoridad del Estado. Se aboga

también por una integración española en la Europa comunitaria, por un estrechamiento de relaciones con

los países hispánicos, por un reconocimiento institucional de las regiones, por unas Cámaras elegidas por

sufragio universal, directo y secreto; por la unidad jurisdiccional y por una reforma de la Administracion

Pública.

En lo social, la orientación de las acciones buscará una progresiva reducción de desigualdades, una

calidad de vida, un sindicalismo libre, un reconocimiento de la huelga, obligatoriedad y gratuidad de la

enseñanza preescolar y básica, etcétera. En lo económico se defiende la economía social de mercado, con

el consiguiente respeto a la iniciativa privada y una equilibrada participación del sector público. Se habla

de una reforma económica de objetivos inmediatos (balanza de pagos, exportaciones, turismo, inversión

extranjera, política agraria), del tema fiscal del desarrollo regional, etcétera.

Foto BOUTELLIER

 

< Volver