Información religiosa. 
 Monseñor Palenzuela habla de la cárcel de Zamora     
 
 Informaciones.    17/11/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

INFORMACIÓN RELIGIOSA.

Monseñor Palenzuela habla de la cárcel de Zamora.

MADRID, 17. (Resumen de agencias.)—El obispo de Segovia, monseñor Palenzuela,

que se encuentra convaleciendo en una clínica de Valladolid de las lesiones

sufridas hace pocos días en un accidente áe automóvil, ha hecho unos

declaraciones al diario «El Norte de Castilla» en torno a la sítuación planteada

en la cárcel concordataria de Zamora por los sacerdotes que mantienen una huelga

de hambre, despues de haber producido serias desperfectos en el recinto de la

prision.

Sobre la visita realizada a esta cárcel por él, monseñor Palenzuela, según,

reseña de Europa Press, afirma «Habian llegado a nosotros rumores de que algunos

sacerdotes preparaban ana huelga de hambre.

Conmigo estuvo también el obispo auxiliar de San Sebastian, monseñor Se tin.

Nuestra intención era disuadirles de su intento y darles a conocer la promesa

hecha por el subsecretario de Justicia, que el asunto que planteaban seria

tratado en el Consejo de ministros»

En cuanto a las condiciones en que se encuentran Jos recluidos, manifiesta que

«no ha estado en las celdas», pero que ha encontrado al padre Garcia Salve «en

peores condiciones de salud que en otra visita anterior». Sin embargo, precisa

que, segun él y su abogado, señor Gil Robles, el recinto en que se encuentran

«no permite el aislamiento que con frecuencia exige el espíritu, máxime en

momentos de tribulacion», y que son más dolorosos para quienes tienen una

especial formacion intelectual>>.

Monseñor Palensuela afirma también que él pretende que los sacerdotes reclusos

no gocen de mejor condiciones, que otros presos, «pero si, por lo menos, las

mismas». «De hecho —añadió— por cansas que psiquíatras y experto» podrían

explicar e independientemente de los condiciones materiales, la cárcel destinada

exclusivamente a sacerdotes, resalta mucho mas despiadada que la del condenado

común; es como añadir una pena más.>>

Sobre la solución que podría darse a esta situación conflictiva, dijo que >>de

momento, y antes de que se encuentre una solución definitiva, parece obligado

que se establezca un régimen en que los sacerdotes privados de libertad cumplan,

la pena en establecimientos religiosos, con todas las garantías de seguridad que

el Estado crea conveniente adoptar, a fin de impedir que los reclusos puedan

sustraerse a la acción, de la justicia». Para una solución definitiva, piensa

que deberla hacerse un estudio común por parte «de médicos, Sacristas,

psiquiatras, etc., de competencia profesional, integridad e independencia

espiritual y económica fuera de toda duda».

DOCE DÍAS EN HUELGA DE HAMBRE

Seis de los siete sacerdotes de la cárcel «concordataria» de Zamora llevan ya

hoy doce días en completa huelga de hambre. Monseñor Setién, obispo auxiliar de

San Sebastián, acaba de visitar a estos encarcelados. A su salida ha manifestado

que el estado fisico de estos sacercotes es ya de gran debilidad, especialmente

el padre García Salve. Ellos siguen insistiendo en que se les traslade a una

cárcel común para compartir las condiciones de las presas náuticos o, caso de

que esto no se acepte, sean, llevados a una casa religiosa, como estípula el

Concordato.

SIGUE EL ENCIERRO DE SACERDOTES EN EL OBISPADO

"Unos cincuenta sacerdotes continuan en solidaridad los de Zamora, su encierro

voluntario en el Obispado de Bilbao. Seis de ellos llevan mas de seis dias en

huelga de hambre completa.

Estos últimos —comunica Logos—, que se hallan aislados de los demás, fueron

visitados ayer mañana de nuevo por él obispo, monseñor Añoveros. Por la tarde

giró una visita un médico, que ha observado a los ayunadores, los cuales, segun

un portavoz, han adelgazado en estos dias un promedio de cinco kilos, exceptó

uno, que ha bajado siete kilos.

Por ahora su estado de salud no parece preocupante. Durante el día de ayer y

hasta algo más de las nueve fie la noche, han permanecido con los sacerdotes

encerrados algunos familiares de los que cumplen condena en Zamora.

Por otro lado, a partir de las ocho de la noche de ayer han vuelto a quedar

encerrados voluntariamente en la Facultad de Teología de la Universidad de la

Iglesia, dé Deusto, unos 50 alumnos,

La sucesión de estos encierros no altera en absoluto la actividad académica del

centro.

Por otro lado, ayer, para analizar la situación de la cárcel de Zamora, más de

cien sacerdotes de Guipúzcoa se reunieron también en el seminado de San

Sebastián.

 

< Volver