Orden Público. 
 El arzobispo de Madrid explica a los sacerdotes las circunstancias del encierro     
 
 Informaciones.    18/12/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

El arzobispo de Madrid explica a los sacerdotes las circunstancias del encierro.

MADRID, 18. ( ÉUROPA PRESS.).—El Arzobispado de Madrid ha enviado a los

sacerdotes de la diócesis una detallada información de siete folios,

mecanografiados a un solo espacio, sobre el «encierro» que tuvo lugar en el

Seminario de Madrid ios pasados 29 y 30 de noviembre, en el que participaron

unas ochenta personas, de las que cerca de veinte eran sacerdotes.

En esta información, entre otras cosas, se precisan los siguientes extremos:

1. El cardenal arzobispo de Madrid y sus obispos auxiliares resolvieron «no

acceder en modo alguno ai encuentro de obispos y de los reunidos en el

Seminario, tal como éstos pretendían; cuidar de que los seminaristas no fueran

mezclados en esta acción y procurar que el Seminario, mediante el uso de

teléfonos, no fuera transformado en plataformas de acciones al exterior».

2. Confirmación expresa de la repulsa a la acción de los «encerrados»

manifestada por aquellos obispos cuya participación pedían, según

manifestación del secretario del Episcopado, monseñor Yanes.

3. El desalojo del Seminario por la Policía se hizo porque el Juzgado de

Orden Público extendió mandamiento judicial de entrada y registro según la

emergencia prevista en el artículo 22 del Concordato. Efectivamente, el

número 3 del citado artículo dice: «Salvo en caso de urgente necesidad, la

fuerza pública no podrá entrar en los citados edificios (palacios y curias

episcopales, seminarios, casas y despachos parroquiales y rectorales y casas de

religiosas canónicamente establecidas) para el ejercicio de sus funciones sin

el consentimiento de la competente autoridad eclesiástica».

4. El obispo-rector del Seminarlo, monseñor Estepa, fue requerido por la

fuerza pública, quien le leyó el mandato, y manifestó y firmó «que no

puede oponerse al mandamiento judicial, pero que hace constar que esta

entrada en el Seminario se realiza sin la correspondiente autorización de la

autoridad eclesiástica diocesana».

5. Como últimos datos, antecedentes o complementarios, se dice que «nunca los

obispos se negaron a dialogar con nadie, y en la semana anterior a la Asamblea

Plénaria, el cardenal arzobispo había recibido a trece personas, algunas muy

significativas, del "encierro" en la Nunciatura»... «El sentido de

"encierro" en el Seminario, y no de mera reunión de cristianos, en ningún

modo lo dio la autoridad diocesana, sino los participantes´ o sus organizadores,

con sus exigencias de cerrar las puertas del edificio y con su información a los

medios de comunicación.»

 

< Volver