Información religiosa. 
 Nota del Consejo Episcopal sobre los últimos incidentes en iglesias de Madrid  :   
 El desalojo de templos se produjo sin autorización eclesiástica ni mandatos judicial escrito. 
 Informaciones.    12/10/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

INFORMACIÓN RELIGIOSA NOTA DEL CONSEJO EPISCOPAL SOBRE LOS ÚLTIMOS INCIDENTES

EN IGLESIAS DE MADRID.

El desalojo de templos se produjo «sin autorización eclesiástica ni mandato

judicial escrito»

MADRID, 12. (INFORMACIONES.)—A última hora de la tarde de ayer el arzobispo de

Madrid-Alcalá facilitó a los medias informativos una nota del Consejo Episcopal

relacionando los hechos producidos en las últimas semanas en templos de la

diócesis de Madrid. El texto de esta nota es el siguiente:

«¡En las últimas semanas, grupos de personas relacionadas con conflictos

laborales Ocurridos en nuestras diócesis, se han reunido en distintos templos,

siendo en algunos casos desalojados por las fuerzas del orden público, sin

Autorización de la Jerarquía eclesiástica ni mandato judicial escrito. El caso

más noto y reciente tuvo lugar en la parroquia del Dulce Nombre de María, donde

se practicó un importante número de detenciones.

Prescindiendo de la referencia a la estricta realidad de los hechos, acerca de

la cual se han dado diversas informaciones fragmentarias e incluso inexactas,

como las «tribuidas a actuaciones hasta ahora inexistentes del Consejo Episcopal

de la archidiócesis, quisiéramos aportar algunas reflexiones que ayudaban a

clarificar en lo posible este difícil problema:

1. La preocupación que la comunidad cristiana muestra por los problemas

humanos, y especialmente por las cuestiones económico-sociales, no deben ser

interpretada como una indebida intromisión en el

campo de las actividades temporales o en el ámbito de la competencia de la

sociedad civil.

2. El hecho de la ocupacíón arbitraria de templos es improcedente, aun cuando se

trate de defender los derechos anteriormente indicados. Por otra parte, quienes

tienen la responsabilidad de los lügares eclesiásticos dificilmente pueden

discernir con objetivídad en las presentes círcunstancias las motivaciones

concretas de los grupos que, en cada caso, recurren a organizar estas reuniones,

3. Esta anomalía de las reuniones en las iglesias creemos que no se produciría

si los interésados encontraran mas facilidad para disponer de otros locales no

eclesiasticos, con el fin fie tratar los próblemas laborales y sociales que les

afectan y en los que pudieran actuar en plenitud de sus derechos de religion.

4. Podría muy bien aplicarse a este problema el análísis que una anterior

nota Episcopal dedica a los conflictos laborales, al señalar que «la

inadecuada ordenación jurídica de esta materia en nuestro país tiene

consecuencias de diversa naturaleza, perjudíciales para el bien común» pues por

un lado: "los conflictos laborales derivan fácilmente hacia el logro de

objetivos políticos diferentes de los que el mismo conflicto originariamente

pretendía», y por otro, «una idea Estrecha de lo que ha de ser el orden público,

que la autoridad debe tutelar, impulse á la utilización de medidas coactivas que

paralizan las acciones ordenadas al logro de pistas reivindicaciones laborales.

5. Todo ello nos obliga a recordar -- con palabras de la Comisión Permanente

dél Episcopado-— que este tipo de teoremas no encontrara clasifícación ni

solución definitiva mientras no se coneíga

adecuadamente «potenciar la participación de todos los ciudadanos en la vida

pública,

ensanchando los cauces ya existentes o abriendo los nuevos que sean necesarios

para el desarrollo inmediato y futuro de nuestro pueblo dentro de la libertad,

la justicia y ]a paz verdadera, lejos de enfrentamientos crispados y de toda

vio1encia, siempre condenable y dañosa».

6. Por último, queremos rogar a toda la comunidad diocesana que incremente en

estos momentos sus oraciones al Padre de las misericordias en favor de un futuro

de paz social y de fraternidad cristiana, que sólo se puede construir en la

serenidad y con la abnegación de todos.

 

< Volver