En relación con la reclusión de siete sacerdotes en el Seminario. 
 Nota oficial del arzobispado de Barcelona     
 
 Madrid.    09/06/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

En relación con la reclusión de siete sacerdotes en el Seminario

BARCELONA.—La Oficina de Prensa del Arzobispado facilitó el sábado la siguiente

nota a la Prensa:

1 El pasado viernes, día 6, a las trece horas, fue entregada al secretario del

señor arzobispo copia mecanográfica de una carta de amplio contenido, firmada

por un sacerdote de la diócesis, en nombre de otros, en la cual se le anunciaba

que varios sacerdotes empezaban en ese momento una huelga de hambre en el

Seminario diocesano, como signo que podían, dar un intento de corrección de los

abusos, que, a su juicio, existen en determinados campos de la vida pública del

país.

2. Efectivamente, a esa misma hora entraron en el Seminario y

ocuparon las dependencias de la enfermería contra la voluntad del rector de

dicho centro, quien les hizo saber que él no podía autorizar la acción

emprendida.

3. Por la tarde del mismo día el obispo., auxiliar, monseñor. Torrella, por

encargo del señor arzobispo, visitó a dichos sacerdotes para dialogar eon

ellos, en una reflexión fraterna, y conocer más a fondo las causas de su

decisión.

4. El sábado, día 7, el mismo monseñor Torrella les ha visitado otra vez para

comunicarles también, por delegación del prelado diocesano, que debían salir del

Seminario y reintegrarse a sus ministerios. No han obedecido. Horas más

tarde el arzobispo de la diócesis, acompañado del obispo auxiliar, monseñor

Daumal, ha ido personalmente a hablar con ellos, y después de escucharles

les ha invitado formalmente a que depongan su actitud y salgan del Seminario. Se

han negado a ello.

5. Respecto a los problemas que denuncian, el arzobispo cree un deber

de conciencia hacer saber a sus diocesanos lo siguiente: a) Tanto el como los

obispos auxiliares y los vicarios episcopales han recibido siempre todas las

visitas que les han sido hechas por las personas interesadas en exponerles los

diversos problemas que les afligen y han realizado ante las autoridades y

Organismos correspondientes múltiples gestiones, b) Igualmente está dispuesto,

conforme a su propio deber y dentro de las limitaciones que impone la atención a

todo el conjunto de la vida, diocesana, a estudiar con sus sacerdotes los

problemas existentes. Pero evidentemente no puede aceptarse que, por el método

de la coacción y los hechos consumados, se pretenda arrancar de él o de sus

órganos de gobierno acciones o declaraciones que por. lo mismo carecerían de

autoridad al quedar privadas, de la necesaria independencia que su ministerio

exige, c) Reconociendo la responsabilidad de los sacerdotes, que nace de la

caridad pastoral de su propio ministerio, no pueden, sin embargo, iniciar por su

cuenta, atentos exclusivamente a su juicio personal y subjetivo, las acciones y

procedimientos correctivos que ellos por sí mismos determinen, d) En

consecuencia, lamenta vivamente y no puede aprobar el proceder de dichos

sacerdotes, y pide a los mismos qué se incorporen a sus funciones ministeriales,

a la vez que ruega a toda la comunidad diocesana qua ofrezca sus oraciones al

Señor para que la paz y la serenidad guíen en todo momento nuestros pasos y

podamos ayudar al prójimo con toda verdad, justicia y caridad.

Barcelona, 7 de junio de 1969."—Cifra.

9 DE JUNIO DE 1969

 

< Volver