Se buscan soluciones al caso Añoveros     
 
   05/03/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Se buscan soluciones al "CASO AÑOVEROS"

La Iglesia ha roto su silencio en torno al caso de monseñor Añoveros. El obispo

de Bilbao y su vicario, padre Ubieta, permanecen recluidos por indicación

gubernativa por sexto día consecutivo en sus respectivos domicilios. El prelado

ha confesado que está sereno. En Vizcaya se recogen firmas a favor y en contra.

La Santa Sede publicó ayer una nota, divulgada por «L´Osservatore Romano» y por

Radio Vaticano, en la que manifiesta «el deseo y la esperanza de que sea todavía

posible, gracias al esfuerzo de buena voluntad de todas las partes interesadas,

llegar a una solución conveniente de la grave divergencia, en el respeto de las

razones de la justicia y con el propósito de favorecer las buenas relaciones

entre el Estado y la Iglesia».

El nuncio, que regresó anoche a Madrid, tras haber mantenido conversaciones de

alto nivel en el Vaticano en torno al caso, declaró en Barajas que las

relaciones entre el Estado y la Iglesia en estos momentos son «delicadas». «Pido

a Dios —añadió— que no llegue a producirse una ruptura de relaciones.»

El obispado de Bilbao, por su parte, hacía pública ayer una larga nota sobre los

últimos acontecimientos, en la que se dice que «el contenido y la forma dé las

homilías ha pretendido exclusivamente una iluminación cristiana sobre algunos

problemas pastorales de gran importancia en nuestra diócesis, sin ninguna

intención política partidista». El obispo manifiesta también, «con profundo

dolor, que los responsables de su marcha podían, incurrir en graves penas

canónicas}». La agencia Cura ha hecho algunas puntualizaciones a este

comunicado.

En la catedral de Barcelona, el cardenal Jubany pronunciaba una homilía el

domingo, hecha pública oficialmente ayer, en la que, aludiendo a monseñor

Añoveros, decía que «él ha obrado de la manera como ha creído en conciencia que

debía cumplir su misión episcopal».

Entre tanto, de fuentes bien informadas sabemos que el nuncio, monseñor

Dadaglio, está llevando a cabo hoy, tras su regreso del Vaticano, intensas

gestiones para tratar de solucionar el preocupante caso. Las mismas fuentes

indican la posibilidad de fue el representante del Vaticano mantenga

conversaciones hoy mismo en el Ministerio de Asuntos Exteriores y que se

entreviste con el cardenal Enrique y Tarancón, presidente dé la Conferencia

Episcopal. Por lo demás se concede gran importancia a las entrevistas

´mantenidas ayer por el cardenal primado de Toledo con el Jefe del Estado y con

"el presidente del Gobierno. (Más información en páginas 8 y 9.)

 

< Volver