Caso Añoveros. 
 Parece que cede la tensión     
 
 Informaciones.    06/03/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

«CASO AÑOVEROS»

PARECE QUE LA CEDE LA TENSION.

BILBAO, 6. (.INFORMACIONES.)—En las últimas horas la situación parece apuntar —

en un clima menos tenso ya— hacia su solución definitiva del «caso Añoveros».

Durante todo el día de ayer circularon por Bilbao los mas diversos y aun

contrapuestos rumores.

A primera hora de la tarde, la llegada a Sondica de un aerotaxi hizo que se

corriera la voz de que el «Mystere» de la Subsecretaría de Aviación Civil —el

avión oficial que llegó en la mañana, del domingo para trasladar a monseñor

Añoveros— había vuelto a aterrizar en el aeropuerto bilbaíno. Para primera hora

de 1a noche —para las nueve exactamente— se esperaba la convocatoria de una

rueda de Prensa, en la que el gobernador civil deberia anunciar, en nombre del

Gobierno, la decisión definitiva. Pero tampoco en este caso se confirmó el

rumor. A lo largo del día los plazos de los pretendidos anuncios Se cumplieron

inexorablemente y los rumores no pasaron del terreno hipotético de las

suposiciones. Frente a todas estas cabalas, la realidad continúa siendo

sustancialmente la misma: tanto el obispo de Bilbao como su vicario general de

Pastoral, padre Ubieta, continúan en sus domicilios. Hoy se cumple una semana de

reclusión,

ADHESIONES

Durante todo el día de ayer y primeras horas de la mañana de hoy ha continuado

la afluencia de personas por las oficinas del Obispado. Las firmas —más de

12.000 tan sólo en Bilbao— se estampan, por duplicado, al pie de unos folios

sellados con el cuño del Obispado, en los que puede leerse:

«Manifestamos plena adhesión al obispo de Bilbao y vicario en las circunstancias

actuales, suplicando permanencia en la diócesis.» Los folios se firman por

duplicado —para el presidente de la conferencia Episcopal y para el secretario

de Estado—, y junto al nombre se hace constar el número del documento nacional

de identidad del firmante. La recogida de firmas fie extendió ayer también a los

principales núc1eos de población de la provincia.

DISCREPANCIAS

El texto de estos folios, sin embargo, ha sido también objeto de discrepancia en

la diócesis. En una reunión celebrada en el Cabildo catedral, al que asistieron

una veintena de personas entre canónigos y beneficiados, se planteó la cuestión

de la firma. Algunos sacerdotes hicieron patente que su adhesión al escrito, en

las circunstancias actuales, implicaba también un acuerdo con la homilía que ha

provocado la situación actual, por lo que, anunciaron su intención de

abstenerse.

Poco más tarde, y convocada por la Hermandad Sacerdotal de San Ignacio de

Loyola, se celebró una reunión en los locales de la Santa Casa de Misericordia

bilbaína; con asistencia de unos 40 sacerdotes.

Los reunidos manifestaron, en principio, su disponibilidad favorable a la firma

de una adhesión específica a la persona del obispo, en cuanto figura a la que

respetan y en señal de acatamiento de su autoridad episcopal; pero, al mismo

tiempo, manifestaron su absoluta disconformidad con la línea pastoral do

monseñor Añoveros. Y dado que resulta absolutamente imposible desvincular ambas

cosas en la situación actual, los miembros de la Hermandad anunciaron su

propósito definitivo de no suscribir los pliegos de adhesión.

Esta determinación afectaría a medio centenar de sacerdotes, en una diócesis

integrada por 742 sacerdotes

diocesanos. De acuerdo con los datos facilitados esta misma mañana por el diario

«El Correo Español. El Pueblo Vasco», de Bilbao, el número de sacerdotes

vizcaínos que se han solidarizado con su obispo ascenderla a 700, lo que viene a

representar casi un 85 por 100 del censo sacerdotal vizcaíno.

 

< Volver