Autor: Pezuela, Alfonso. 
 Fraga Iribarne, en Londres. 
 Alianza Popular se opone a la legalización del Partido Comunista     
 
 Pueblo.    10/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

FRAGA IRIBARNE, EN LONDRES

"ALIANZA POPULAR SE OPONE A LA LEGALIZACIÓN DEL PARTIDO COMUNISTA"

LONDRES. (De nuestro corresponsal, Alfonso PEZUELA.)—«Este es un viaje esencialmente

informativo», afirmó ayer en Londres el secretario general de Alianza Popular, Manuel Fraga Iribarne. La

visita a la capital del Reino Unido, en la que fuera embajador de España hasta hace poco más de un año,

responde a dos motivos principales: informar al Partido Conservador de la naturaleza, los principios y

objetivos de Alianza Popular y pronunciar una conferencia sobre «España y el Mediterráneo» ante

diversas personalidades de la Organización del Pacto del Atlántico.

Fraga se entrevistó ayer con el anterior líder conservador y ex primer ministro británico, Edward Heath;

con lord Carrington, líder de la oposición en la Cámara de los Lores, y con los diputados Julián Amery y

Winston Churchill, este último nieto del «premier» que condujera a Gran Bretaña durante la última

guerra mundial.

El día anterior, se había entrevistado también con el vicelíder del partido, William Whitelaw; el portavoz

para Asuntos Exteriores, John Davies; el responsable para Asuntos Europeos, Douglas Hurd, y los

diputados Reginald Maudling, Peter Walker, Peter Blake y sir John Rodgers. «No, no voy a entrevístame

con ningún político laborista en este viaje. Por el momento, he preferido centrarme sólo en el Partido

Conservador durante esta visita», declaró en una reunión con los periodistas españoles.

Respondiendo a sus preguntas, el señor Fraga manifestó sus opiniones sobre la situación actual de la

política española, ya conocidas en nuestro país, y reiteró que Alianza Popular se oponía a la legalización

del Partido Comunista para este momento de transición. Si unas Cortes libremente elegidas o el mismo

Gobierno Suárez lo reconocían de una manera legal. Alianza Popular no tendría nada que objetar.

Pueblo

10 de diciembre de 1976

 

< Volver