Autor: Montes, Eugenio. 
   Cordialidad y gran afecto de Pablo VI a España en la audiencia al ministro de justicia     
 
 ABC.    27/05/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

CORDIALIDAD Y GRAN AFECTO DE PABLO VI A ESPAÑA EN LA AUDIENCIA AL MINISTRO DE

JUSTICIA.

Roma, 26. (Crónica de nuestro corresponsal, por teléfono.) El ministro de

Justicia del Gobierno español, presidente de la Comisión extraordinaria que ha

venido a las canonizaciones celebradas ayer, ha visitado hoy a su Santidad el

Papa en una audiencia personal ,de larga duración. En los salones de la Embajada

española cerca de la Santa Sede ña comentado el ministro, coa un grupo de

periodistas españoles, esa audiencia. Dijo que ha constituido para él una

auténtica sorpresa ver que cuando pasaban los minutos protocolarios de toda

audiencia pontificia. Su Santidad siguió conversando sin prisa alguna,

interesándose por numerosas cosas de la vida española, incluso de la vida

familiar del ministro. La entrevista duró tres cuartos de hora, y subraya don

José María Sánchez Ventura, que contra lo que muchos españoles creen.

Pablo VI ha demostrado en esta entrevista un gran afecto por España. Así lo

evidenció non sus palabras de cariño hacia el pueblo español, hacia el Caudillo

y hacia el presidente del Consejo, señor Arias Navarro.

Alguien le preguntó al ministro de Justicia si habían hablado del Concordato.

Respondió que el objeto del viaje no ha sido ése, sino el de asistir a las dos

canonizaciones de españoles celebradas ayer. Añadió: «Es tina gran alegría para

España que de las seis canonizaciones previstas durante el Año Santo, la mitad

sean de españoles. Todavía falta una que añadirá nueva gloria a la Iglesia y a

nuestra Patria.» Luego reconoció el ministro que, aunque de forma no

protocolaria, sí se habló al» so del Concordato. Se le ha preguntado si hay

esperanzas de que se reanuden las conversaciones. Respondió que sí, pero insiste

en que en esta visita no se ha iniciado nada, aunque se confirmó la buena

disposición por ambas partes y sobresalen las relaciones esencialmente

cordiales. Quiso indicar el ministro que no hay ninguna clase de bloqueo sobre

los trámites y conversaciones concordatorias. Pero estas conversaciones son

largas por la delicada naturaleza del problema, con muchos matices y non muchos

aspectos. Recordó que se habla mucho de la lentitud con que proceden las

conversaciones para un nuevo Concordato con España, pero hace más años que se

está hablando de sí la Santa Sede hace o no hace un nuevo Concordato con Italia,

o si se modifica en parte el ya existente. Por otra parte, el Concordato con un

país de raigambre hispánica como Venezuela ha durado cinco años.

Algún periodista habló después de los problemas que plantea la violencia. El

ministro dijo que la fase de terrorismo que se nota en Hispana es debido a los

largos años de paz absoluta que gozamos los españoles. Eugenio MONTES.

 

< Volver