Postura del Vaticano ante la revisión del Concordato. 
 ¿Va a desaparecer la confesionalidad católica del Estado español?     
 
 Informaciones.    30/10/1973.  Páginas: 2. Párrafos: 15. 

POSTURA DEL VATICANO ANTE LA REVISIÓN DEL CONCORDATO

¿Va a desaparecer la confesionalídad católica del Estado español?

MADRID, 30. (INFORMACIONES y LOGOS.)

Revisión de la confesionalidad católica del Estado español, renuncia por parté

de la Iglesia al privilegio del fuero eclesiástico y por parte del Estado al de

presentación de obispos, reconocimiento de la plena libertad de las asociaciones

creadas por la autoridad eclesiástica y de las publicaciones dependientes del

Episcopado, plena libertad también para la Iglesia en el campo de la enseñanza

religiosa, dependencia de la jerarquía eclesiástica de los programas religiosos

en la RTVE., reconocimiento de la personalidad jurídica de la Conferencia

Episcopal y aceptación de sus órganos como interlocutor válido normal en los

contactos con las autoridades civiles, y búsqueda de una «fórmula equitativa»

para los problemas económicos de culto y clero. Esta es la posición oficial de

la Santa Sede expuesta en una carta dirigida por el cardenal Villot, secretario

de Estado del Vaticano, al ministro español de Asuntos Exteriores, de cara a la

posible revisión del Concordato. Las conversaciones, como se sabe, están a punto

de iniciarse en Madrid con la inminente llegada de monseñor Casaroli, «ministro

de Asuntos Exteriores» del Vaticano.

Concretamente, según revela hoy «A B C», los puntos de la carta del cardenal

Villot son los siguientes:

1º- Revisión del concepto de la confesionalidad del Estado o prescindiendo de él

o planteándolo, al menos, como simple confesionalidad sociológica, tal y como

la enfoca el Concordato en Colombia.

2º- Renuncia total por parte de la Iglesia al privilegio del Fuero, previo el

reconocimiento por parte del Estado de la libertad de la Iglesia para predicar

el Evangelio entero, con sus consecuencias sobre la vida

social y cívica del país.

3º- Renuncia total por parte del Gobierno al privilegio de presentacíon de

obispos. La Santa Sede aceptaría «na prenotificación de los obispos

residenciales, siempre que se considerase que esta prenotificación no tiene nada

que ver con cualquier forma de derecho de veto, confusión a la que se

prestarían fórmulas como la llamada «prenotificación eficaz», defendida antaño

por algunos. Respecto a los obispos auxiliares, Roma seguirla la práctica que

usa en todo el mundo en el sentido de designarlos sin siquiera prenotificación.

Reconocimiento de Ola plena libertad de las asociaciones creadas por la

autoridad eclesiástica, y de ella dependiente dentro del campo de su

competencia, tanto estrictamente religioso como de iluminación evangélica del

orden temporal.

5º- Reconocimiento de este mismo campo de libertad para sus

publicaciones dependientes de la autoridad eclesiástica.

Reconocimiento de Ola plena libertad de la Iglesia en el campo de la enseñanza

religiosa. Esta enseñanza, en los centros estatales, dependería de la autoridad

eclesiástica en cuanto a la designación del profesorado y libros de texto.

7º- Esta misma dependencia de la jerarquía eclesiástica tendría los

medios de comunicación social de alcance nacional en lo referente a los

programas religiosos.

8º- Reconocimiento de la personalidad juridica de la Conferencia Episcopal y

aceptación de sus órganos como interlocutor válido normal en los contactos con

las autoridades del Estado.

9º-Busqueda de una «fórmula equitativa» para los problemas económicos del culto

y clero.

POSTURA DEL GOBIERNO ESPAÑOL.

Esta, es la respuesta del Vaticano a la carta enviada por el señor López Rodó al

cardenal Villot. Los puntos fundamentales de la posición previa del. Gobierno

español, concretados en aquella carta, fueron adelantados por INFORMACIONES el

pasado verano, y son, como se recordará, los siguientes:

Designación de un "interlocutor válido" por parte de la Santa Sede. Esta

cláusula trata de hacer claridad en un problema serio por parte eclesiástica:

¿Cuál ha de ser la intervención de la Conferencia Episcopal en el problema?

¿Parte negociante o simple asesor del Consejo de asuntos públicos romano? ¿Y

cuál la intervención del nuncio? ¿Los contactos deberían mantenerse —como en el

anterior anteproyecto frustrado— a través de la Embajada española en el

Vaticano, a través de la Nunciatura en Madrid o por medio de ambas?

0 Elaboración de una lista de temas a tratar y discutir. Segundo problema

difícil que abre varias posibilidades desde un posible acuerdo genérico inicial

concretable en acuerdos posteriores hasta la elaboración de una lista

radicalmente nueva que revise todos los problemas actuales.

Manifestación por parte de la Santa Sede de una "voluntad de negociar", que

admitiría también dos interpretaciones: la de la simple voluntad de conversar o

la más amplia de compromiso previo de concordar,

podrían ser invitados representantes muy cualificados del Episcopado español. De

llegar por la tarde, podría pernoctar en la misma Nunciatura.

Durante la mañana de hoy se, ha estado preparando el protocolo de la visita, ya

que la determinación de las personalidades que han de recibirle o entrevistarse

con él, la forma y el lugar, habrán de estar matizados por el carácter de

"visita privada" en el que se insiste desde el punto de vista de las autoridades

fie la Iglesia. Entre estas entrevistas, como se sabe, tiene especial relieve la

que celebrará con el ministro español de Asuntos Exteriores, señor López Rodó.

 

< Volver