El jefe del Estado ha renunciado a su prerrogativa de imponer la birreta cardenalicia     
 
 Madrid.    16/04/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

El Jefe del Estado ha renunciado a su prerroga de imponer la birreta

cardenalicia.

CIUDAD DEL VATICANO 16.—Los Jefes de Estado de Francia, España, Italia y

Portugal han renunciado al privilegio de imponer el birrete cardenalicio a los

respectivos nuncios cuando son elevados a la sagrada púrpura.

En el caso dé España, el privilegio se extendía algunas veces a los arzobispos u

obispos residenciales que pasaban a formar parte del Sacro Colegio.

De la renuncia da cuenta un comunicado oficial facilitado ayer en e] Vaticano.

El comunicado dice textualmente:

"Es sabido que algunos Soberanos y otros Jefes de Estado han gozado en el pasado

del privilegio de imponer el birrete cardenalicio a los nuevos cardenales,

especialmente a los nuncios apostólicos elevados a la dignidad de la purpura.

Aun siendo consciente de las circunstancias que antaño justificaron la concesión

por su parte de dicho privilegio, la Santa Sede ha juzgado ahora que era su

deber el hacer respetuosamente presente a los Jefes de Estado interesados -—

Francia, Italia, Portugal y España — que, habida cuenta del carácter

exquisitamente sagrado y espiritual del alto cargo cardenalicio y también

siguiendo el espíritu del Concilio Ecuménico Vaticano II, parecía oportuno que

también el privilegio de la imposisión del

birrete cardenalicio debiera tesar.

La adhesión que los mencionados Jefes de Estado han dado a la propuesta de la

Santa Sede ha sido cortésmente diligente y loblemente unánime. La Sania Sede la

ha recibido con reconocimiento y sincera satisfacción."

De acuerdo con esta renuncia, con motivo del próximo Consistorio, el actual

nuncio en Francia, monseñor Bertolí, y ios arzobispos españoles de Toledo y

pamplona vendrán a Roma, al igual que los restantes neopurpurados, a asistir a

todas las ceremonias consustoriales.—Efe.

16 DE ABRIL DE 1969

MADRID

 

< Volver