Monseñor Casaroli se entrevistó, ante sde abandonar Madrid, con el presidente del gobierno. 
 Van a comenzar las negociaciones España-Santa Sede para la actualización del concordato     
 
 Informaciones.    07/06/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

CASAROLI SE ENTREVISTO, ANTES DE ABANDONAR MADRID, CON EL PRESIDENTE BEL

ESPADA-SANTA SEDE PARA LA ACTUALIZACIÓN.

MADRID, 7. (INFORMACIONES.)—«Existen, las condiciones objetivas para poder

entrar seguidamente en la fase operativa de la negociación entre España y la

Santa Sede para la actualización del vigente Concordato», dice el comunicado

conjunto hecho público al término de ¡a visita oficial de tres días de monseñor

Casaroli a Madrid, Según confesó en Barajas al marchar el diplomático vaticano,

la palabra «seguidamente» ha sido la más meditada de todo el comunicado. Dijo

también: «Estamos en la recta que puede ser la recta final, pero puede ser

larga.» El ministro de Asuntos Exteriores del Papa estaba optimista por estas

conversaciones: «En poco menos de diez horas se ha conseguido más Que en los

últimos cinco años, pero todo el trabajo anterior no ha sido inútil.» Monseñor

Casaroli dio a entender que esta fase operativa de las negociaciones

concordatarias se llevaría a cabo en Roma y en Madrid, parece que

simultáneamente. Es decir, via Nunciatura-Palacio de Santa Cruz y vía Embajada

de España ante la Santa Sede-Secretaria de Estado. De momento, todo el

Concordato actual sigue vigente. Ahora se trata de ir poniendo al día

gradualmente cada uno de sus puntos dentro del armazón general. Esta es la

impresión. Por tanto, habrá Concordato —no Concordato «ex novo»— y habrá

acuerdos parciales concordados, que irán suplantando los puntos superados por la

realidad del actual ordenamiento jurídico España-Santa Sede.

ENTREVISTA CON EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO.

El insistente rumor se confirmó y monseñor Casaroli acudió ayer tarde a la

Presidencia del Gobierno, donde mantuvo una conversación de tres cuartos de hora

con el presidente. Arias Navarro. Su esta audiencia estuvieron presentes el

nuncio, monseñor Dadaglio, y el jefe de la diplomacia española, señor Cortina.

Todo indica que la conversación fue cordial y se desarrolló en términos muy

positivos para ambas partes. Un punto que pudo ser tratado es el del deslinde de

competencias en la acción pastoral de la Iglesia en España y en la acción del

Estado sobre la Iglesia española. Es la zona de las casi inevitables fricciones.

COMUNICADO CONJUNTO

Al término de la visita de monseñor Casaroli a Madrid, la Oficina de Información

Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores hizo público él siguiente

comunicado conjunto:

«Su Excelencia monseñor Casaroli, secretario del Consejo para Asuntos Públicos

de la Iglesia, ha realizado «na visita oficial a Madrid, adonde llegó a mediodía

del 4 de junio, siendo recibido en el aeropuerto de Barajas ,por el ministro de

Asuntos Exteriores del Gobierno español, don Pedro Cortina; por el nuncio, de Su

Santidad, monseñor Dadaglio, y por otras autoridades eclesiásticas y civiles y

altos funcionarios de Jos Ministerios de Asuntos Exteriores y Justicia

Durante su estancia, que ha durado hasta el final de la tarde del jueves día 6

de junio, monseñor Casaroli ha mantenido amistosas y constructivas

conversaciones con el señor Cortina, Han abordado el examen de las relaciones

entre la Santa Sede y el Estado español, en la línea ya convenida anteriormente.

En el curso de este diálogo, monseñor Casaroli y el señor Cortina han reafirmado

la buena voluntad expresada entonces de proceder a la actualización del vigente

Concordato y han estimado

que existen las condiciones objetivas para poder entrar seguidamente en la fase

operativa de la negociación. En este contexto han examinado los puntos que ambas

partes consideraron que debían ser objeto de la misma y han estudiado

especialmente la cuestión de una más clara delimitación de los campos que

corresponden a la acción propia de la Iglesia y del Estado.

Han pasado revista a tos principales problemas existentes, poniéndose de

manifiesto la buena disposición de ambas partes para resolverlos y reafirmando

la necesidad de que, en espera de que se llegue a un marco jurídico actualizado

de las relaciones de la Iglesia con el Estado, el Concordato vigente sea

debidamente aplicado.

El secretario del Consejo para los Asuntos Públicos de la Iglesia y el ministro

da Asuntos Exteriores están de acuerdo en que el espíritu que debe presidir las

relaciones entre la Iglesia y el Estado se base sobre la mutua independencia, el

respeto reciproco y la necesaria cooperación.

El secretario del Consejo para los Asuntos Públicos de la Iglesia ha celebrado

al final de su estancia una entrevista con el presidente del Gobierno, don

Carlos Arias Navarro.

Ambas partes han expresado su satisfacción por los resultados de esta visita y

manifiestan el decidido propósito de la Santa Sede y del Estado español de

continuar sus esfuerzos hasta que la tarea emprendida se vea coronada por el

éxito para mayor bien de la Iglesia y de España.»

INFORMACIONES

 

< Volver