Las ceremonias de estos días en Roma nos han unido, dijo el cardenal primado     
 
 ABC.    30/01/1974.  Página: 35. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ABC. MÍERCOLES LA IGLESIA EN EL MUNDO DE HOY «LAS CEREMONIAS DE ESTOS DÍAS

EN ROMA NOS HAN UNIDO», DIJO EL CARDENAL PRIMADO

Roma 29. Un almuerzo de todos los miembros del Episcopado español que se

encuentran en Roma, con motivo de la canonización de Santa Teresa de Jesús

Jornet, con algunos destacados exponientes de la Curia romana, tuvo lugar hoy en

el Colegio pontificio español de esta capital.

Asistieron a la comida los cardenales Sebastiano Baggio, prefecto de la

Congregación de los Obispos, Luigi Raimondi, prefecto de la Congregación para la

causa de los Santos, Arturo Tobera Araos del dicasterio de religioso e

institutos seculares, Ugo Poletti, vícario de Su Santidad para la diócesis de

Roma, Ildébrando Antoniutti, Paul Phílippe, y los tres purpurados españoles

llegados a la Ciudad Eterna, es decir, el presidente de la Conferencia Episcopal

Española y arzobispo de Madrid, Vicente Enrique y Tarancón, primado de España y

arzobispo de Toledo, Marcelo González Martín, y arzobispo de Barcelona., Narciso

Jubany Arnau. Estaban también presentes el sustituto de la Secretaría de Estado,

monseñor Giovanni Benelli, monseñor Eduardo Martinez Somalo, de dicha Secretaría

vaticana, y los 30 obispos españoles que han asistido a la canonización de Santa

Teresa de Jesús Jornet.

A los postres, el cardenal González Martin pronunció unas palabras, en las que

puso de relieve la importancia que los actos que se habían desarrollado en tos

últimos días en Roma tenían para España y la Iglesia española, asi como

recordando las palabras que el Papa había consagrado a estas celebraciones,

manifestó el arzobispo de Toledo el deseo de que nuevas canonizaciones de santos

españoles se produjesen el año próximo, como muestras de que España, como dijo

Pablo VI, sigue siendo tierra de santos.

«En cierta manera, en estos dios hemos sido expresión concentrada del pueblo de

Dios español del que tanto nublamos, con sus obispáis, sacerdotes, fieles y

autoridades, reunido en Roma representativamente para la canonización de Teresa

Jornet", dijo el cardenal Marcelo Gonzalez.

Hablando en su calidad de patrono del Colegio pontificio español de San José, el

primado fue España y arzobispo de Toledo subrayó cómo los actos celebrados en

Roma habían servido «para unirnos a todas», así como de motivo de gozo generad

que "todos hemos vivido en estos días ante la alegría de una canonización tan

emotiva». Es esta unión —insistió— la que nos ha alegrado, en el marco de la

elevación a los altares de una persona sencilla y humilde.

El cardenal González Martín destacó en la personalidad de Santa Teresa de Jesús

Jornet dos facetas, que consideró ejemplares: su amor a la Iglesia de los

pobres, de los humildes, o sea, «el amor con sus consecuencias y la total

consagración a Dios, la unión de la fundadora, de «las Hermanitas de los

Ancianos Desamparados» con Dios en toda su vida interior.

En respuesta, al ofrecimiento del primado de España, el cardenal Ildebrando

Antoniutti habló unos minutos, recordando, muy especialmente, el tiempo que

había permanecido como nuncio en España y el cariño que sentía por la nación y

el pueblo español, al mismo tiempo que ponía de manifiesto que te canonización

de te nueva santa española confirmaba el vigor y la fecundidad del cristíanismo

español—Efe.

 

< Volver