Monseñor Cantero a la tv holandesa. 
 La crisis actual pasará  :   
 Mis cargos políticos no coartan la independencia. 
 Ya.     Página: 22. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

YA —Pag. 22

IGLESIA, CANTERO A LA TV HOLANDESA.

MIS CARGOS POLÍTICOS NO COARTAN LA INDEPENDENCIA DE LA IGLESIA"

ZARAGOZA, 38. (Cifra.)— Sobre la presencia de los obispos en los altos

organismos de la nación y las relaciones Iglesia-Estado, ha girado la entreviste

que el arzobispo de Zaragoza, monseñor Cantero Cuadrado, ha concedido a la

televisión holandesa.

A la pregunta de qué aporta a da cooperación entre la Iglesia y él Estado la

presencia de prelados en organismos como las Cortes, Consejo del Reino, Consejo

de Régencia, monseñor Cantero Cuadrado ha respondido:

"Es éste un problema que me afecta, personalmente. Yo soy, como ustedes saben,

procurador en (Cortes, consejero del Reino y miembro del Consejo de Regencia.

Ante todo he de decirles a ustedes que yo personalmente no he hecho gestión

alguna para ser designado con estos nombramientos; los he aceptado por un deber

de fidelidad á Su Excelencia el Jefe del Estado y a las Leyes Fundamentales

«j´ue forman la Constitución de la Ración española, sancionadas por un

referéndum nacional: la misma conducta adoptaron mís predecesores en dichos

cargos en estos ultimos treinta años, que han sido los obispos de Madrid

monseñor Eijo y Garay y monseñor Morcilio y el arzobispo de Valencia monseñor

Olaechea."

"Ciertamente, estos cargos son ©argos políticos, pero cargos políticos da

carácter nacional o estatal, no cargos de una política partidista o dee partido

y bandería política. Cargos que implican una

presencia y una colaboración en la vida del Estado, pero que, por sí mismos, no

implican una vinculación indebida que merme o coarte la Independencia de la

Iglesia. Si ello no fuera verdad, ni yo ni mis predecesores hubiéramos aceptado

o permanecido en estos cargos. La adopción de esta actitud es una de tantas

opciones que pertenecen al terreno de lo opinable, al menos mientras la

autoridad competente no diga nada en contrario. Piensen ustedes que esta forma

de presencia y de colaboración de la Iglesia ha sido adoptada con anterioridad

al Concilio Vaticano II y a raíz de la terminación de la que, en las más altas

esferas de la Iglesia, se ha llamado una "cruzada". Yo personalmente no me

cierro a tes exigencias del futuro; pero estimo que, por una parte, todos los

asuntos trascendentales han de plantearse al margen de toda polémica ideológica

partidista. Y, por otra parte, exigen los condicionamientos propios de toda una

época de transición que suponen un respeto al ritmo del desarrollo de la

conciencia del pueblo."

Se le ha preguntado también cómo ve «1 futuro de la Iglesia española y sus

relaciones con el pueblo y con el Estado, a lo que responde: "Puedo afirmar que

el Concillo Vaticano II ha sido un don de Dios para la Iglesia y para el mundo;

que la aplicación del Concilio Vaticano II no podía menos de ocasionar tensiones

y riesgos en el seno de la Iglesia; que las corrientes auténticamente

concillares son irreversibles y en su desarrollo nadie posee, el monopolio de la

verdad total; que como cristiano y como pastor de la Iglesia, tengo la plena

seguridad de qiue ia crisis actual pasará como pasan todas las tormentas y qiue

el futuro de la Iglesia está en lae manos de Dios y es conducida en la historia

bajo la guía y asistencia del Espíritu Santo."

 

< Volver