Lo que perjudica no es el pluralismo, sino el exclusivismo     
 
   07/12/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Lo que perjudica no es el pluralismo, sino e! exclusivismo.

Monseñor Infantes Florido, obispo de Canarias, contesta así a las preguntas de

una entrevista publicada en "Pueblo":

" Estimo, por muchas razones, que la confesionalidad debe ser revisada sin

perder tiempo. Urge la realización de une autonomía, manteniendo unas relaciones

leales y amistosas entra la Iglesia y el Estado. Y es necesario insistir en la

pronta revisión del Concordato.

Sin hacer un examen del papel da la Iglesia en la vida cultural española, puedo

señalar algún punto de reflexión: hemos desconocido en gran parte, y a muchos ha

cogido de sorpresa, las causas desencadenantes de la crisis universitaria. Por

lo que se refiere a la enseñanza religiosa, ésta precisa un replanteamiento

serio, tanto en su contenido como en la metodología. Hay que acudir a tiempo a

poner en práctica una estructura de nuestros colegios religiosos que encaje

perfectamente en la problemática de la enseñanza en España.

Lo que perjudica a la unión no es al pluralismo, sino el exclusivismo. Un

criterio previo para la unión sería el respetarnos y el aprender a dialogar,

escuchándonos con rectitud y buena voluntad.

La sensación de alejamiento del obispo respecto al pueblo, más que por signos

externos, viene marcada por la mentalidad y actuación pastoral llevada hasta el

presente. No creo que influya mucho el palacio si los fieles ven en e! obispo

actitudes sacerdotales y evangélicas de un verdadero servidor del pueblo de

Dios.

Aparte de los factores fundamentales que deben ser tenidos en cuenta como

consecuencia de los planteamientos conciliares, recordaría que debemos renunciar

los obispos a las exenciones y privilegios de que gozamos hasta el presente,

pero al mismo tiempo debemos exigir una verdadera garantía fie los derechos, así

como la autonomía da nuestra acción pastoral."

 

< Volver