Autor: Ríos, Ricardo. 
 Información Religiosa. 
 Colaboración cristiano-judía: el papa bendice la semana bíblica de Sevilla     
 
 Informaciones.    26/10/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

COLABORACIÓN CRISTIANO-JUDÍA: EL PAPA BENDICE LA SEMANA BÍBLICA DE SEVILLA

SEVILLA, 26. (Por Ricardo RIOS.)—"A la fe en Dios, a la fe en los hombres debe

acompañar la fe en nosotros mismos. Por esto en la Biblia, al lado de las altas

cumbres morales, están los más atroces derrumbamientos del espíritu y de la

moral." Estas son palabras pronunciadas por don Benito Garzón, rabino de Madrid,

en la conferencia inaugural de la Semana Bíblica que se está celebrando en el

templo parroquial del Divino Salvador en Sevilla.

"El libro de la Biblia —dijo el rabino— es, y lo fue siempre, el lugar de

convergencia para cristianos y judíos. Ambas religiones, pueblo del libro,

siguen oyendo una voz inmensa que no se interrumpe." "Para el pueblo de Israel —

continuó—, la Biblia es fuente de la fe, pero para el judío la fe en Dios se

complementa con la fe en el hombre y en sí mismos. Fe en el Dios único que no

está lejos del mundo, sino que está entre nosotros, metido en nuestra historia.

El monoteísmo teológico se traduce en un monoteísmo moral. Todos los atributos

divinos están en Dios para ser imitados por los hombres, porque somos hechos a

su imagen. Dios, pues, no creó el mundo y lo abandonó luego; Dios está con el

hombre, con nosotros comprometido en, nuestro quehacer diario." "La Biblia —díjo

más adelante don Benito Garzón— presenta al hombre como colaborador y

responsable de la creación. Es obligado recordar esta admirable y terrible

responsabilidad del hombre ante la creación en estos tiempos nuestros, tan a las

puertas siempre de cualquier catástrofe. Si el hombre hubiera sido hecho como

simple instrumento en las manos de Dios, sería un pobre ser; todo absolutamente

está en manos de la Providencia, menos la libertad de rechazar el propio mensaje

y llamada de Dios, para que asi el hombre libre adquiriese el mérito de su

acción."

Y finalizó el rabino de Madrid: "La fe no es un simple optimismo beato; la fe no

es una esperanza vacía, sino confianza plena en Dios, actitud de disposición de

presencia actuante, de hombre libre que acepta la llamada. El mensaje como socio

de Dios. El pueblo judío piensa y siente a lo largo de toda su larga y terrible

historia que quienes siembran y riegan con lágrimas cosecharán con gozo."

El Papa, por medio del secretario de Estado, cardenal Villot, ha enviado un

telegrama a esta Semana Bíblica con su bendición apostólica.

 

< Volver