Información religiosa. 
 No hay otro camino que desvincular a la Iglesia de todo poder     
 
 Informaciones.    30/08/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

INFORMACIÓN RELIGIOSA MONSEÑOR PALENZUELA:

«No hay otro camino que desvincular a la Iglesia de todo poder»

PAMPLONA. 30. (INFORMACIONES.)—«No hay otro camino que la reforma de la Iglesia;

la reforma supone, sobre todo, la desvinculación de la riqueza y del poder», ha

declarado monseñor Palenzuela, obispo de Segovia, considerado como el principal

teólogo de la Conferencia Episcopal Española, en unas declaraciones al semanario

diocesano «La Verdad».

«Conforme la misión evangelizadora —afirma— adquiere en la Iglesia un papel

preponderante, se tenderá cada día más a ordenar a jóvenes o adultos que hayan

militado activamente en sus propias comunidades. ES decir, a hombres ya

entregados apostólicamente a la comunidad, fisto comporta nuevos problemas. De

instituciones en primer lugar, como las de la enseñanza de la teología. Es

importante que no desvinculen al candidato de su medio natural, del medio en que

vive y actúa. Por lo que se refiere a ios seminarios menores, el problema de si,

una vez concluido el bachillerato, debe hacerse o no una carrera civil, es

secundario. Sin que se rechace el cultivo de la vocación infantil, es importante

que los ordenados sean hombres con experiencia de vida de fe y de entrega

militante. A esto se tenderá cada dia más.»

LAS SECULARIZACIONES DE SACERDOTES

A juicio de monseñor Palenzuela. «las secularizaciones de sacerdotes, como

fenómeno de conjunto, prescindiendo de casos particulares, se deben, en gran

medida, a que el seminario tradicional educó para un contexto social que va no

es el actual. En la misión sacerdotal —sustantivamente idéntica, puede

prevalecer un aspecto u otro, según sea el contexto social y eclesiológico. Y

esto marca la existencia. Frente a la prevalencia ritual en la situación de

cristiandad, hoy va prevaleciendo el aspecto misionero».

«El problema de las vocaciones — según el obispo de Segovia— depende del poder

de convocación de la Iglesia para las generaciones jóvenes. La ruptura de estas

generaciones con las anteriores es enorme. Y éstas exigen de la Iglesia una

pureza, y libertad de testimonio totales. Hacer depender el problema de las

vocaciones de la institución seminario me parece un error. Efe un problema mas

radical: de reforma dé la Iglesia. No hay otro camino.»

Monseñor Palenzuela explica en sus declaraciones qué entiende por reforma de la

Iglesia. «Por resumirlo en una sola frase —dice—. la reforma supone sobre todo

la desvinculación de la riqueza y del, poder. Y esto no sólo por necesidad de

adaptación o de permanencia de la Iglesia, sino por una razón más profunda. El

testimonio cíe la presencia de Dios en un mundo como el nuestro exige cambios

radicales. De ahí depende el poder de convocación para las nuevas generaciones.»

¿Pero están preparadas las generaciones antiguas para estos carabios? A esto

responde el obispo de Segovia: «Es preciso mantener el equilibrio, saber

esperar, tener el sentido de la fe. Ser realistas. No hay que olvidar que a

situaciones pasadas, en las que se daba valor a gestos automáticos que no

afectaban al centro de la persona, han sucediólo otros gestos más de moda, pero

que tampoco tocan el centro de la persona. Frases fáciles que a nada

comprometen. Todo cambio profundo cuesta sangre. Y la salvación de la cruz está

en mantener la solidaridad aun con aquellos con los que no compartimos nuestra

manera de ver las cosas»

 

< Volver