El Episcopado y la nueva etapa de la Iglesia en España     
 
   04/12/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EL EPISCOPADO Y LA NUEVA ETAPA DE LA EN

HOY terminan los trabajos «Se la XV Asamblea Plenará del Episcopado Español. Ato

es pronto para hacer un balance de lo tratado, por cuaato en la última reunión

pueden abordarse importantes temas como el de te. presentía «Je prelados en los

organismos políticos del país.

La Asamblea, por el ¿momento, ha aproSade el proyecto de creación de «na

Facultad de €ieneias de ¡a Información ea 2a Universidad Pontificia de Salamanca

y ha revisado parte ^e sus propios Estatutos.

Bs su comunicado oficial, la Asamblea asume 3a reciente ^-imblea Conjunta

obíspos-sacerdotes t «¡orno un hecho positivo y dinámico de !a vida de la

Iglesia en -Españas. Por ello la Asamblea ha encargado´ a des tíe sws obispos y

a algunas miembros de la Comisión Episcopal del Clero la presentación en 1a

próxima Asamblea Plenaria del-mes de febrero de un-proyecto´fle distribución de

las- conclusiones tíe aauells asamblea conjunta en lo que- afecten al nivel

naeional de la Iglesia en España.

La celeridad de la aplicación de la ley úe Educación-y la posibilidad dé´que la

Iglesia no tenga en el futuro él paeKto en la enseñan» «Sue ella estima debe,

ostentar, es motivo ae preocupación de los -prelados. ´La Asamblea, finalmente,

na lia debatido -Maá;a ahora e!- teíaa del Concordato, aunque st hp, sido

informada gobre las" n´egoeiáciOp^´, Negociaciones que se llevan a cabo, coma es

natural, ´entre la Sants Sede y el Estado español, por encima fie las

atribuciones de la Asambleá.

fos la «ine respecta ¿1 tama concordataria España-Santa Sede,, no puede ílej^r

de reseñarse una. conferencia dicta-d^ en Madrid por monseñor Jubany obispo de

Gerona y presidente de la Comisión Episcopal de Asuntos Economicos-Juridicos.

Monseñor Jubany dijp que «el realismo exige la revision profunda del Concordato

(...) medíante acuerdos parciales con la Santa Sede, previa intervencion de la

Conferencia Episcopal», Esta intervención,- obviamente, n*o ,es obligada, sino

que entrañaria gracía de la Santa Sede.

Monseñor Judany desarrolló la posibilidad de qwe el atado abandonara su

confesíonalidad y -su compromiso de «oníonsiar la actividad legislativa con

arreglo a la doctrina de la Iglesia.

 

< Volver