Información Religiosa. Monseñor Cantero Cuadrado, arzobispo de Zaragoza y consejero del reino. 
 Por qué aceptamos los prelados representación política  :   
 La no aceptación de cargos por los obispos afectaría a cuatro leyes fundamentales. 
 Informaciones.    20/11/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

INFORMACIÓN RELIGIOSA

MONSEÑOR CANTERO CUADRADO, ARZOBISPO DE ZARAGOZA Y CONSEJERO DEL REINO

Por qué aceptamos los prelados representación política

LA NO ACEPTACIÓN DE CARGOS POR LOS OBISPOS AFECTARÍA A CUATRO ´LEYES

FUNDAMENTALES

MADRID, 20. (INFORMACIONES..)—Don Pedro Cantero Cuadrado, .arzobispo de

Zaragoza, procurador en Cortes y miembro ,del Consejo de} Reino, ha hecho unas

declaraciones a, la agencia .Cifra sobra su postura en torno a ia conclusión 45

dé la reciente Asamblea Conjunta de Obispos y Sacerdotes.

Esta conclusión dice: «Los re-presentantes de la Iglesia deben, mantenerse al

margen áe los órganos de Gobierno o de, representación política, (Cortes,

Consejo fiel. Reina) otorgado, ¡desde el Poder.-»

Monseñor \ ^Cantero recuerda el carácter ño vinculante de la asamblea y

manifiesta de ía íorina ´"siguiente las razones de ,su postura de «opción libre»

eb ´torno ´a la conclusión -´45; ´"

«PRIMERA.—® cumplimiento de riii deber de acatamiento y lealtad al Jefe del

Estado español y a la misma constitución´ política de ia nacion española,´ en

virtud de la ouaJ el Jefe del Estado español tiene atribuciones constitucionales

para designar directamente procuradores en Cortes a ´aquellas personas que, por-

su jerarquía eclesiástica, militar o administrar twa, o por sus relevantes

servicios a la ´Patria, ´designe el Jefe dei Estado, oído el Consejo del Reino,

hasta un número no superior a veinticinco» (artículo 2.o de la ley Constitutiva

de ías Cortes).

SEGUNDA.—La gratitud es un deber y una virtud humana, ciudadana y cristiana, que

obliga & todas las personas, tanto individuales como colegiales, V yo entendía,

y sigo entendiendo, que en ei caso de que. yo no aceptase esta designación - del

Jefe del Estado y actuase en contra del moflo de proceder de los obispos que me

han precedido er> ías -Cortes Españolas y en el Consejo dei Reino, faltaría a un

deber ´de elemental gratitud a un Jefe del Estado que tantos servicios ha

prestado a la santa madre Iglesia en España, a lo largo de los treinta y. cinco

años de su mandato • No es este el momento -de ´ enumerar esta ayuda prestada a

la Iglesia en el planó legal, social y económico,

PROBLEMA CONSTITUCIONAL

TERCERA -Pero la razón de mayor peso es, en mi opinión, ía siguiente: En la

hipótesis de Qut yo u otras personas miembros de la jerarquía eclesiástica

española, no aceptásemos esta designación directa del Jefe del Estado español,

se plantearía en España un problema —de consecuencias imprevisibles— en la

estructuración y funcionamiento de todo .e) sistema1 constitucional actual ya

que la ao aceptación afectarla s, estas cuatro leyes fundamentales, a saber- la

ley Orgánica del Estado, la Je? Constitutiva de las Cortes, la ley - da~

Sucesión a ia Jefatura del Estado, y ia ley Orgánica del Consejo del Reino Estas

cuatro leyes nán .sido aprobadas por un referendum nacional. sin ¡rae la

jerarquía eclesiástica española en sus notas orientadoras de la conciencia del

puerto ni ,en. sus conversaciones con .as" altas áútoridades del Estado español

haya íjeciio ninguna-observación sobre este panto que estamos tratando. Leyes

fundamentales que, por una parte, no sepueden modificar si no es mediante otro

tef eréndura nacional, y, por otra liarte, son"leyes de fango-´ constitucional,

que, -por afectar a la misma constitución política de España, y aun a la misma

soberanía fiel Estado, su modificación cae fuera de la competencia de la

asamblea conjunta en todos sus niveles y aun áe la competencia de la Conferencia

Episcopal Española, ya que en estos problemas juridico-constiíucionales, en el

caso de que fuese preciso el planteamiento de su modificación en materias

relacionadas con la Iglesia, únicamente habían de tratarse y resolverse mediante

negociaciones entre la Santa Sede y el Estado español, que son los únicos

poderes para "decidir. actitudes que deben tomar y posturas que se deben

adoptar" en relación coa los problemas jurídico-constitucionales que afecten a

ambas potestades. ¡Cuánta carga y alcance político encierra esta conclusión

número 45, cuyas consecuencias en el orden constitucional español, en mi

opinión, ni siquiera fueron previstas ni deliberadas por la asamblea!»

Monseñor Cantero añade que a la pregunta «¿Desearía la asamblea que el señor

arzobispo renuncie a sus cargos políticos?», la Asamblea Conjunta Diocesana de

Zaragoza votó negativamente. Puntualiza, finalmente, que los prelados en las

Cortes sólo participan en las deliberaciones en las que se ventilan valores

espirituales.

OVIEDO: EL ARZOBISPO DESAUTORIZA LA DIFUSIÓN DE LA HOJA DIOCESANA

OVIEDO, 20. (EUROPA PRESS.) ,— H arzobispo de Oviedo y asesor áe la Organización

Juvenil Española, don Gabino Díaz Merchán, na desautorizado la dífusión del

número de la revista «Esta hora», aparecido el día 15 del mes actual, debido a

un artículo sobre quien fue cardenal de Tarragona, doctor Vidal y Barraquer. El

artículo aparece firmado por el sacerdote don Domingo Benavides.

«Esta hora» es la hoja diocesana del Arzobispado y se edita quincenalmente. El

obispo auxiliar, monseñor Elias Yenes, ha cursado un telegrama a los párrocos y

encargados de cada parroquia en Asturias para «tue se cumpla la decisión del

arzobispo.

El cardenal Vidal y Barraquer, muerto en Suiza en 1943, era partidario íe la

separación entré el Estádo y la Iglesia, sí bien dentro de uaa pacífica

convivencia.

«URGE EL DESDOBLAMIENTO DE LAS DIÓCESIS ESPAÑOLAS

BARCELONA, 20. (Resumen de EUROPA PRESS.)-Parece evidente la necesidad de

proceder en nuestro • país a «na división diocesana con carácter de urgencia de

Ías sedes" metropolitanas de Barcelona y Madrid, dice don Rogelio Doucastella,

doctor en Ciencias Sociales y Económicas, en un estudio sobre «B3 problema de

la. división de- las grandes diócesis en España».

En este trabajo, publicado en,el «Boletín Oficial del Arzobispado de Barcelona»,

el autor estudia los grandes desfases poblacionales diocesanas en España y su

evolución.

Para ello reproduce una tabla de población en la qué contrasta el elevado número

de habitantes, en 1965, de Madrid (3.042.403), Barcelona (2 994 000). Sevilla. >

1.725.400 , Valencia 1.593.041). Santiago (1.205.000) y Oviedo (1,025.500) con

el escaso tíe Huesca (84.210), Ciudad Rodrigo (84.187), Jaca (80.8.79), Menorca

(48.100), Barbastro (43.525) e Ibiza (29.000).

«Puede observarse fácilmente —dice el autor— cómo las diócesis de Barcelona o de

Madrid representan cada «na >dp ellas por separado un paquete de 16 diócesis, y

¡as dos juntas de 27 diócesis.

Téngase presente que el fenómeno sigue "in crescendo", toda vez que hace diez

años las dos representaban tan solo a 25 diócesis. De seguirse el mismo ritmo,

pronto corresponderán en población a la mitad de las diócesis españolas.»

 

< Volver