Iglesia-Estado     
 
 Informaciones.    27/01/1973.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

IGLESIA-ESTADO

EL documento de la Conferencia Episcopal sobre la. Iglesia y la comunidad

política fue he^iio publico tras ser presentado al Jefe deí Estado, Príncipe y

Gobierno. El cardenal Tarancón. presidente de la Conferencia, ha redactado un

artículo de Prensa con el que puntualiza, la intención de la iglesia española

sobre este tema. «Sé. perfectamente que algunos dudarán de la eficacia de este

servicio que nosotros hemos querido prestar al pueblo de Dios. A pesar de

nuestra preocupación y de nuestros esfuerzos no lograremos evitar totalmente las

suspicacias ni conseguiremos que to«!os reconozcan nuestra rectitud de intención

y nuestro afán de servicio», decía yo en la Conferencia plenaria. Creo, sin

embargo —y lo creo imuy sinceramente— que hemos prestado con él un gran servicio

al pueblo de Dios en España, tanto a la gran masa de fieles que necesitan

orientaciones en estos momentos cruciales como a la¿ autoridades del Estado —

miembros también como cristianos del pueblo de Dios—, que tienen en este punto

una mayor responsabilidad, Y estoy convencido de que a la larga todos van a

agradecernos este servicio que les heñios prestado; aún ios mismos que ahora nos

critiquen. Y todos comprenderán que ha sido un afán de sincera y cordial

colaboración el que nos ha movido & publicarlo.»

El citado documento solicita mutua independencia y sana colaboración entre

Iglesia y Estado, clarificación en aquellos aspectos en qw la Iglesia parezca

ligada a an determinado sistema político y eíicaz garantía para su necesaria

libertad. Renuncia a todo tipo de privilegios y expresamente al privilegio del

fuero eclesiástico. la, iglesia, pide en contrapartida que «1 Estado haga otro

tanto y también especialmente que renuncie al privilegio de la presentación de

obispos. Se pide igualmente la revisión del Concordato de 1953, «que no responde

ya ni a las verdaderas necesidades del momento ni a la doctrina del Concilio

Vaticano II», desarrollo de la ley de libertad religiosa, atención cuidada a las

consecuencias que Se derivan de la confesionalidad católica del Estado y que no

se implique a la Iglesia en 3a valoración de las leyes, aunque éstas sean de

inspiración católica.

El documento pide asimismo respeto para el derecho de la Iglesia a la enseñanza

y que no se considere como privilegio la ayuda económica aportada por el Estado.

«La Iglesia —se dice en el documento— es consciente de su vocación de servicio;

ni pretende ponerle preeip alguno ni puede hipotecar su libertad a cambio de -

las prestaciones que reciba.» Afirma é! Episcopado español que «es necesario que

exista en la comunidad política un espacio suficiente para la pluralidad de

compromisos individuales y colectivos», y ruega la modificación de ¡aquellas

leyes que establecen la presencia de ¡obispos en instituciones y órganos

políticos del Gobierno y el Estado.

 

< Volver