La gloriosa estirpe de las universidades españolas-dijo el señor Iturmendi- celebra con alborozo el nacimiento de una nueva Universidad  :   
 La finalidad del estudio General de Navarra sobrepasa el marco de nuestras fronteras, subrayó monseñor Escrivá. 
 ABC.    26/10/1960.  Página: 58-59. Páginas: 2. Párrafos: 27. 

ABC. MIÉRCOLES 26 DE OCTUBRE DE 1960. EDICIÓN DE LA MAÑANA.

«LA GLORIOSA ESTIRPE DE LAS UNIVERSIDADES ESPAÑOLAS--DIJO EL SEÑOR ITURMENDiI-

CELEBRA CON ALBOROZO EL NACIMIENTO DE UNA NUEVA

UNIVERSIDAD»

"La finalidad del ,Estudio General de Navarra sobrepasa el marco de nuestras

fronteras", subrayó monseñor Escrivá

Durante los actos celebrados en Pamplona con motivo de • la ´constitución" del

Estudio General de Navarra en Universidad de la Iglesia, el ministro de

Justicia, Sr. Iturmendi. pronunció el siguiente discurso:

,"Es natural que ´en este día feliz para la docencia española el Gobierno deje

oir su voz solidaria con-el fausto acontecimiento que celebramos. Viva

satisfacción nos produce, la dignación tenida por nuestro amadísimo. Santo Padre

Juan XXIII al erigir" en. Universidad el Estudio General fundado por el Opus Dei

en 1962, radicado en este querido solar navarro, .tan sensible siempre •. a

cuanto atañe al bien de España y de la Iglesia.

Esta máxima conexión de Su Santidad el Papa mueve, una vez más, ´nuestros

sentimientos de fidelidad, gratitud a su sagrado pontificado y de reconocimiento

también a nuestrd venerado nuncio apostólico, excelentísimo y reverendísimo

monseñor Hildebrando Antoniutti. que tan´ inteligentemente, celosa y

entrañablemente provee a su,-augusta misión representativa en nuestra Patria.

Venturoso acontecimiento es el que nos reúne hoy a -la sombra de la Catedral

pamplonesa. La gloriosa estirpe •• de las Universidades españolas celebra con

alborozo el nacimiento de una nueva Universidad, viendo así reanudada una

tradición mültlsecular, a la que debemos él origen de una buena parte de

nuestros más altos centros docentes,xque tienen a gala haber sido erigidos-por

las autoridades de la Silla Apostólica. Desde el Estudio General palentino, que

luego se convirtió-en la benemérita Universidad salmanticense, hasta la

Universidad santia-guense-de Fonseca o la alcalaína de Cisneros, por no citar

más que algunos ejemplos, muchas de ellas hoy aquí representadas por sus

rectores magníficos son frutos de una feliz iniciativa de la Iglesia, sancionada

por la.suprema autoridad del Vicario de Cristo en la Tierra.

UNIVERSALIDAD DE LAS EMPRESAS ESPAÑOLAS

España es, sin duda, campo abonado para´que germinen y´ fructifiquen las más

ambiciosas empresas universales, que para nosotros´ vale tanto como decir,

católicas. Pues no´ hay en el mundo universalismo más limpio y más hondo que el

universalismo de la Iglesia.

No es, pues, de extrañar qué el Opus Dei, primer Instituto secular dé la

Iglesia, bajo la égida de su insigne fundador y presidente general, con aliento

y colaboración de la Diputación Foral de Navarra y dé otras Corporaciones

públicas, haya creado este Estudio General, fuente de docencia universitaria y

cultivo de la investigación y de la ciencia, de las tamas del saber, que hoy

recibe su máxima san-clon´, dignidad y prerrogativas como Universidad de la

Iglesia en España, y monseñor Escrivá, de Balaguer, del. recio y

fértil linaje de los fundadores españoles, el merecido título pontificio de gran

canciller de la ´misma.

El Gobierno español, no puede por menos de felicitarse por este gran

acontecimiento, ya que, como oportunamente recordaba S.´E. el Jefe del Estado

en.su histórico Mensaje a las Cortes del Reino, con motivo del Concordato con la

Santa Sede, "se presenta cómo ¿vidente la interdependencia entre el bien común o

prosperidad social y el bien espiritual y temporal de la Iglesia. El Estado

recibe de la Iglesia ´una inmensa cooperación .mo-raj y, a su vez, el Estado

presta a la Iglesia el auxilio de/los medios precisos" para que en el orden

moral se cumpla y se realice su misión sobré la Tierra, sin que. quepa hablar de

excesos de largueza cuando se trata de satisfacer el deber primordial del hombre

y de la sociedad de dar a Dios la Gloria que le es debida, "tanto más cuanto que

en beneficio de esa acción religiosa, moralizante y educadora qué realiza la

Iglesia, así asistida, redundará directamente en bien de la propia Patria

española.

Por otra parte, la vinculación orgánica que el Concordato establece entre la

Iglesia y el Estado se hace sin merma de la libertad e Independencia de esta

potestad para actuar en la esfera respectiva que le es propia."

LA IGLESIA, ESCUELA DE CIUDADANÍA

Es, asimismo, la Iglesia escuela de ciudadanía. Conviene hacer memoria de lo que

su magisterio señala: "que el católico ha de ser el mejor ciudadano", por cuanto

que, en feliz expresión de Pío XII, ."la Iglesia ha enseñado .siempre que es un

deber de los católicos colaborar con el poder civil de una manera exigente,

positiva y constructiva, para la consecución del bien común".

También recordaba S. E. el Jefe del Estado en aquella memorable ´ocasión qué "el

Concordato reitera el reconocimiento hecho en las Leyes da Enseñanza de España

sobre el libre ejerció por-la Iglesia de-su derecho a organizar y dirigir

Escuelas Públicas de cualquier orden y grado".

"Ciérrase asi—añadía el-Jefe del Estado—este, capítulo del Concordato dedicado a

la educación de nuestra juventud con una declaración inequívoca de que, en una

hora en que las. fuerzas anticristianas del comunismo internacional luchan por

hacsí enmudecer a la Iglesia´ y por ahogar incluso eh sangre su misión de

magisterio, España, vencedora de esas fuerzas por el heroísmo de sus hijos, es

fiel hasta las últimas .consecuencias de su fe, que garantí» za en su solar

el´,libre despliegue de esa apostolado docente para que sigan forjando sobre él

las legiones de los que, si ´fuere preciso.´darían de nuevo su vida para que en

el mundo puedan los hombres, en santa libertad, seguir creyendo en,la verdadera

Iglesia de Dios." , .

Estas palabras del Jefe del Estado datan de algo más-de siete años. .Desde

entónces acá, la evolución de las circunstancias en el mundo no han hecho sino

darles mayor vigencia y actualidad. \ En la etapa histórica que vivimos, cuando

surgen a la. vida internacional nuevos pueblos independientes, de elevado

potencial de recursos naturales y humanos, llamados, quizá a un papel de

protagonismo o a la rectoría del mundo de mañana, resulta apremiante para la

Iglesia la necesidad de foruiar en su seno.a esos pueblos jóvenes como otrora lo

hiciera con los germanos, los sajonss y demás razas que se encontraban más allá

de los confines y que pasaron a ser sólidas columnas de ese gran oentro.de la

Europa medieval.

UNIVERSIDAD DE ESPAÑA Y D3 LA IGLESIA

Los católicos españoles no podíamos desertar en. una posición de vanguardia en

la gran pugna entablada hoy en día entre el mundo libre de-los que creen en Dios

y el ateísmo comunista. Que trata de hacernos víctimas de su presa y,

especialmente en esta hora, a los países afro-asiáticos. Ahí está el testimonio

de la falsamente llamada Unidad de la Amistad de Moscú, que ofrece cuatro

mil,becas para que cursen Sus estudios los elementos rectores de esos;huevos

Estados. Constituye; por ello, singular acierto de esta Universidad el no quedar

circunscrita a la formación, dé la juyentud española y de los pueblos de

Hispanoamérica, para irradiar su Benemérita labor con espíritu misionero, muy

propio de la Patria -de San Francisco Javier, a las jóvenes naciones de Asia y

África, que es preciso conquistar,-para la Cruz, único moy do: de ganarlas para

la caz, para la libertad y para el amor. Por este justo título la- Universidad

es a ´la vez de España y de la Iglesia, y todos nosotros, católicos y españoles,

le damos nuestros parabienes y la aplaudimos calurosamente, al propio tiempo"

que felicitamos a la jerarquía de Ja Iglesia de España, tan brillantemente

representada por -los eminentísimos cardenales y excelentísimos obispos y

arzobispos aquí presentes, por éste espléndido .fruto .del perenne vigor y

maravillosa fecundidad del catolicismo español, que los siglos atestiguan.

- Por ello os-expreso; fcsimisrpo, la complacencia de £>u Excelencia el Jefe del

Estado cuya: alta representación tanto honra y enaltece a´mi modesta persona en

estos momentos—y, en su nombre, .tengo el honor, dev intervenir en este acto,

histórico paradla Universidad española, cuyos frutos han de contribuir a un

mejor entendimlen-^ to, amor y; paz entre los hombres, y la mayor gloria de la

Iglesia y de´ España.

Palabras de monseñor Escrivá

"ÉL PUEBLO ESPAÑOL SE HA DISTINGUIDO ,EN´ LAS EMPRESAS UNIVERSALES"

´.. .Monseñor jóse María Escrivá de Balaguer. .pronunció adnímación, un

discurso, en el que/entre otras cosas,-dijo´:

• ´´Vayan mis ´primeras palabras1 dirigidas a la muy altada persona del Romano

Pontífice,^.quien en .este primer actq académico dé ´jci. nueva Universidad

rendimos´ homena-j&fae filial- adhesión´, y, expresamos .nuestro* estacionado

reconocimiento por habernos confiado una tarea de ía´qiie nuestra ´Madre

la´Santa Iglesia espera óptimos y abundantes frutos.

´ A.ty largo de lo.s siglas la´ Iglesia, "cb-}nmña y fundamentó de>-la-verdad"

(i Tim., 3. 15)j hct sembrado ^lá Historia de instituciones- universitarias que,

con-la´ mirada puesta, en el fin supremo de la salud de. las aliñas, se

dedicaron con generoso c^npeño al ¿ultivo.y progreso de las. ciencias sagradas y

profanas.´. Ahoraf..con tí sabiduría y-prudencia que- siempre preside sus ´actos

de. gobierno, la Iglesia hajuzgado, ponderadas todas, las "circunstancias, qué

éste era el momento oportuno, de confiar a lalación española ¿I muy honroso

encargo fie acoger e¡t su sena una Universidad´ con -aquellas peculiares

características´ que requieren las necesidades del "mundo en la, ´hora,

presente. :Como dijo al inaugurar la Facultad, de Derecho Canónico del Estudio.

General .el exielenúsimb .señor nuncio apostólico—a quien "deseo testimoniar

públicamente mi, espacial reconocimiento ´por todo cuanto´ esta Universidad le

.debe—-, la Iglesia "no´hace acepción de personas- y domina todo • par§isino

étnico; porque ´ella "rige, ante él reino espiritual y universal, de las

ÍEIii£CARACTÉR DEL ESTUDIO- GE-^§1 NERAL´ DE NAVARRA

• ´ppjS? carácter católico, es decir, universal, •si^Aota distintiva dél:Estudio

General de JC^tna, al que la "Iglesia ha encomendado ´düjtiaar cultural y

apostólica ´que, si bien ¿HSSlL´áy rcalisq,:í¡} el sblar.de la nación veis

s°br,épa,sáf-*-P.or la finalidad-que le jiÍlr"cí marco estricto´ d´¿ sus fronte-

BgEÍff horizonte de. esa labor, se Hallan $$f¿$- continente americana, miidos´

por JjjSJtáiciones y países jóvejíís. ´tecisnte-

.inente- constituidos,- sin .olvidar*oíros, pueblos antiffuqs que un día

conocieron la lus de la fe, y d-los que la Iglesia también dedicó sus solícitos

desvelos.

-Y ahora, eit primer, lugar, aeseo agradecer cumplidamente a Su Excelencia el

Jefe del.Estado el realce que ha querido dar a este^ solemne acto corporativo de

la nueva .Universidad, institución que encierra para nuestro país la. "máxima

.gracia que en el orden ´de´la cultura otorga la Iglesia. La pre-, seficia del

excelentísimo señor ´ministro de Justicia, que ostenta la representación, del

•Jefe, del Estado, así como la de .los oíros miembros del Gobierno,.ponen de

manifies-i. to :él elevado interés que—dada- la tradicional armonía entre ambas,

potestades—ofrece, .pártt.la Iglesia y para ~ el Estado, una Insti*. tución

nacida ey el ambiente de acendrada religiosidad .del .pueblo español, que

siempre se .ha distinguido en las grandes empresas apostólicas, de carácter

universal, . , Gracias^ también,- de. iodo forasón,.a los ctninentísitiios

cardenales y_a los excelentísimos prelados que han venido a testimoniar

personalmente y de moda tan señalado los sentimientos de caluroso afecto con que

la jerarquía española aUenta a la nueva Uni~ versidad.de la Iglesia, que viene a

satisfor cer en nuestra Patria los fervientes deseos de los Romanos Pontífices

expresados de •forma muy explícita a partir de León XIII, dé* feliz memoria.

FLORECIMIENTO DE ´LA VIDA UNIVERSITARIA

, Él cumplimiento de esos deseos se. ha hecho, en buena, parte, posible merced

al espléndido florecimiento de la-vida,-universal. tarta operado ¿n, España

durante .los últimos decenios. A los rectores de las. Universidades del

´´Estado—-a quienes saludo´´, re.-cahoíido, pbr:sú participación en este acto—

quisiera decirles que-el E$Mio~ General de´ Navarra seguirá manteniendo, como

.hasta ahora, las más amistosas relaciones de intercambio y mullía ayuda: asi lo

exigen la gran ´tarea comiín de promover la enséñan-sa superior y la., estrecha

calaboración que debe reinar, siempre* en el campa de la cultural Párlicttlar

gratitud . inerece • de nuestra parte la Universidad da:´Zaragoza, que¿ a las

muestras de cordialidad dispensadas a este Centro docente a lo largo de sus ocho

años dé existenciá, ha querido añadir otra más al otorgarme, en fecha muy-

réfiente, una preciada distiitción académica.

En este capítulo de acción degracias, bien merece iittp. especial;y afectuosa

mención el excelentísimo-señor arzobispo de. Pamplona, cuyo nombre quedará

siempre nnido a la historia de esta. Universidad,, por su cons-. táñte-

benevolencia y eficaz cooperación.

A la Excmo.. Diputación Foral dé Navarra y al Excmo. Ayuntamiento, de Pamplona,

así como también a la Excma. Diputación de Guipuscoa, que hoy ven cumplidas sus

nobles aspiraciones enjel orden cultural, las más expresivas gracias por el

valioso patrocinio que han. venido´ • prestando a la íabór realizada por el

"Opus Dei!´ en´la creación y -desarrollo del Estudio General de Navarra. . Y

tampoco puedo-olvidar en este momento a dqn Antonio Peres Hernández, consiliario

del "Opus Dei" -en España durante los años de.crecimiento´del Estudio General

de-Navarra; al Primer .rector ´de este. ceñirá, don Isníacl Sanches Bella, ~j al

claustró de profesores^ que"ta´nto carinó*.y entii-´ siasinó pusieron, en el

período inicial de´esta Universidad. .

´A´ todas las demás •autoridades´,eclesiás-ticas-´y civiles aquí presentes—de

uniñodo-Jarticular^ a los rectores de las. Universidades Pontificias—, y a

cuantos ayudaron,y. ayudan a esté Éstudio General, nuestro cor* dial

agradecimiento.

 

< Volver