Ante la elaboración de la ley electoral. 
 La oposición plantea sus condiciones al gobierno     
 
 Arriba.    23/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

Ante la elaboración efe la ley electoral

LA OPOSICIÓN PLANTÍA SUS CONDICIONES Al GOBIERNO

MADRID. ÍDe nuestra Redaccion.—Nueva regulación de las incompatibilidades, financiación estatal de las elecciones, listas cerradas, vuelta única para el Congreso y doble para el Senado, un mínimo de un diputado por provincia, mínimo del 2 por 100 de los sufragios a nivel regional para acceder a la Cámara Alta, son los criterios básicos en los que coinciden los diversos grupos políticos de la oposición democrática en torno a la preparación de la tey electoral.

Estas exigencias van contenidas en el documento que hoy será estudiado por la comisión negociadora. El resto de los puntos fundamentales del escrito se refieren a la neutralidad de las autoridades encargadas da la dirección del proceso electoral, la maximilización de la proporcionalidad en el Congreso de diputados, y la vinculación de las nuevas Cortes a .su tarea, constituyente.

El resto de capítulos del proyecto se refieren a la edad de los electores —dieciocho años y veintiuno o veinticinco los elegibles según la sean para el Congreso o para el Senado— ineligibilidades (se especifica en este apartado que no podrán presentarse como candidatos en las provincias aquellos que hayan ocupado cargos públicos en las mismas seis meses antes de la proclamación de las listas). Asimismo se señala que Ministros, Subsecretarios, directores generales, Delegados Nacionales de) Movimiento, cargos de libre designación de la Organizacion Sindical, Presidentes de Sindicatos Nacionales y otras jerarquías, deberán cesar con anterioridad a la publicación de las candidaturas.

La autoridad electoral estará constituida por juntas electorales a nivel nacional, regional y provincial. La nacional será presidida por el titular del Tribunal Supremo. Se especifican los trabajos de estas juntas.

Se fija la mecánica de presentación de candidaturas. La .campaña electoral deberá ser supervisada por la Junta Electoral Nacional, que velará por la igualdad de acceso de todas las candidaturas a los medio, estatales y privados de difusión, para lo que se creará una comisión especial dependiente de la Junta Electoral Nacional, integrada por representantes de los poderes públicos (directores generales de RTVE, coordinación informativa, etcétera) y de los partidos y alianzas en número de cinco miembros. Supervisará todos los programas electorales y supervisará el derecho de réplica.

Opinan cinco expertas de la Comisión

Por otra parte, cinco expertos en cuestiones electorales de la comisión de los nueve han expresado diversas valoraciones del tema.

JOSÉ MARÍA GIL ROBLES Y GIl DELGADO (Democracia Cristiana):

Partiendo de la base de que en un sistema proporcional puro el porcentaje mínimo de sufragio para acceso al Congreso no debería existir, en la realidad española debe ser tan bajo como sea posible, con la finalidad de que el sistema proporcional no se desprecie y se transforme en mayoritario. Ése porcentaje se fija en un 2 por 100 computado a nivel regional. Ese 2 por 100 garantiza la presencía en el Congreso de las minorías, dejando únicamente fuera a aquellos partidos que por no alcanzar ese mínimo demuestran una escasa entidad. «• MANUEL AZCARATE (PCE):

Teniendo en cuenta que el sistema política vigente es heredero de un régimen autoritario completamente antidemocrático, es lógico que haya normas de ilegibilidad muy estrictas que impida a las autoridades aprovechar el cargo para influir en las elecciones.

En cuanto a la financiación, cabría esperar con toda lógica que el Estado asignara para las elecciones una cantidad comparable a la que destinó al referéndum. Tal cantidad podría repartirse luego entre los partidos en proporción al número de votos que obtuvieran. « JUAN ENCINAR (PSP):

A mi juicio, no debe existir número fijo de diputados por provincia, sino que debe aplicarse en el reparto de los 350 diputados un criterio exclusivamente proporcional al número de habitantes de la circunscripción. En este caso, de la provincia. En caso contrario se beneficiaría a las provincias menos pobladas, con lo que ello supone de beneficio para el voto conservador.

Aquella cifra que permitiese una aplicación más exacta del criterio de la proporcionalidad, es decir, de ¡a distribución de escaños a cubrir en función del número de habitantes. RAFAEL ARiAS SALGADO (representante de la socialdemocracia):

Propongo listas cerradas porque vivimos en un momento de transición en el que los partidos políticos no están todavía sólidamente organizados o estructurados. Si se tiene en cuenta que el funcionamiento de la democracia exige partidos bien organizados para hacer frente a las elecciones de masas propias de nuestro tiempo, es necesario-fomentar la formación de auténticos partidos, democráticamente organizados, pero coherentes y disciplinados. El sistema de lista cerrada, además de simplificar la elección —lo cual es aconsejable por la falta de hábito de votar del ciudadano español— potencia la organización y disciplina de los partidos. RAMIRO PÉREZ MAURA (liberales):

En cuanto a realizar una o dos vueltas, parece claro que con un sistema proporciona! en el Congreso, no es necesaria más que una vuelta. Sin embarga, en el Senado ambos sistemas pueden ser válidos. Mi opinión personal es, sin embargo, la realización de una sola vuelta, pero existiendo en todas las provincias la atribución de un senador que represente a las minorías. >> GUILLERMO GALEOTE (PSOE):

Entiende que el porcentaje mínimo de sufragios para acceder al Congreso debe ser del 5 por 100 a nivel regional, para posibilitar el acceso al Parlamento de los partidos de ámbito de nacionalidad o región.

El porcentaje debe referirse al volumen de votos obtenidos por cada lista.

El número de diputados fijo por provincia, deben ser de dos y uno más por cada 125.000 habitantes de derecho o fracción superior a 70.000, si su población excediese de los 25.0,00 habitantes, y en la medida de este exceso.

Las listas electorales —añade— deben ser cerradas y ordenadas.

Para el Senado debe establecerse el sistema a dos vueltas. Deben establecerse unas condiciones de elegibilidad y también un sistema de incompatibilidades.

 

< Volver