Fricción por las nacionalidades y el Movimiento. 
 Suárez recibirá esta semana a la oposición     
 
 Diario 16.    08/02/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

Martes 8-febrero 77/DIARIO 16

Fricción por las nacionalidades y el Movimiento

Suárez recibirá esta semana a la oposición

MADRID, 8 (DI6).—Esta misma semana puede producirse un nuevo encuentro entre el presidente del Gobierno y representantes de la "comisión de los diez" de la oposición. Presidencia aún no ha respondido a la petición de audiencia formulada la semana pasada por el socialdemócrata Fernández Ordóñez, pero se espera que la confirmación de fecha y hora se produzca de inmediato.

Los puntos de la ley Electoral, junto a los pasos hacia una libertad sindical, pueden ser los últimos temas negociados entre el Gobierno y la oposición. Fuentes "oficiosas" señalaron que el tema de las nacionalidades "no es negociable". Para tratar este asunto con el Gobierno había sido ya designada una subcomisión —de la que formaba parte, entre otros, e¿ comunista Santiago Carrillo—. También había elaborado la oposición un primer documento con las reivindicaciones que considera más urgentes para nacionalidades y regiones.

Tampoco considera el Gobierno negociable la disolución del Movimiento, para lo que la "comisión de los diez" nombró la semana pasada otra subcomisión. Estos dos "noes" del Gobierno, que implican, además, que Adolfo Suárez no recibirá en el palacio de la Moncloa a un comunista, podrian producir algunas fricciones en la ya comenzada negociación, dijeron fuentes de la oposición.

Ley Electoral

E1 presidente, según la agencia Cifra, recibiría también esta semana, en fecha aún no decidida, a la "minicomisión" delegada para tratar el tema de la ley Electoral. Esta comisión esta integrada por Felipe González (PSOEJ, Raúl Morodo (PSP), Jordí Pujol (por partidos catalanes), Paz Andrade ( partidos gallegos), Antón Canyellas (democristiano) y Fernández Ordóñez (socialdemócrata).

La posible demora en la celebración de la entrevista estaría motivada, al parecer, por la necesidad de que el presidente acudiera al encuentro con elementos concretos para negociar, tales como el borrador de ley Electoral e, incluso, la fecha de las elecciones.

Las mencionadas fuentes indicaron como poco probable una congelación de las conversaciones respecto al tema de la ley Electoral, contrariamente a lo que podría suceder en el tema de las nacionalidades y la relativa a la disolución del Movimiento.

De acuerdo con las fuentes consultadas, el tema del Movimiento sería estudiado y resuelto en exclusiva por el Gobierno, mientras que el de las nacionalidades será confiado a las Cortes Constituyentes que salgan de las elecciones legislativas, previstas para antes del verano.

La oposición, inquíeta

Los partidos de las distintas regiones y una buena parte de los de izquierda con estructura federal tratarían de negociar el tema de las autonomías nacionales en este momento para asegurar su resolución.

Ello se debe, al parecer, a que estiman que una posible victoria electoral del centro y la derecha no daría pie a la implantación de sus tesis sobre la autonomía durante el periodo constituyente.

La oposición, añade Cifra, comienza a tener inquietud, al considerar que el retraso en el anuncio de la fecha de las elecciones y de la normativa legal correspondiente -le perjudica en mayor medida que a la derecha, debido a que su participación está condicionada al contenido de la futura legalidad electoral.

Documento de las nacionalidades.

La comisión negociadora de la oposición redactó, en su reunión del pasado día 3, un primer documento conjunto en torno al tema de las nacionalidades y regionalidades, para cuya negociación con el Gobierno fue nombrada una subcomisión de la que forma parte el secretario general del Partido Comunista, Santiago Carrillo.

Según se informó a Europa Press en fuentes cercanas a la comisión negociadora, este documento recoge en síntesis las propuestas formuladas por loe miembros de la comisión en torno a este tema y su negociación con los poderes del Estado. Entre las distintas propuestas existe, según las citadas fuentes, un amplio margen de coincidencia.

Así, se considera que las fuerzas democráticas deben comprometerse a mantener y defender la realidad histórica de una España plurinacional y regional como condición indispensable para el logro de una justicia y estabilidad democrática.

Descentralización

En el transcurso de la reunión, se llegó a le conclusión de la necesidad urgente de una descentralización del Estado para adecuarlo a las exigencias que plantea su carácter plurinacional, pero se precisó que la comisión negociadora debía asumir este tema teniendo en cuenta la realidad de todo el Estado, tanto de las nacionalidades como de las regiones.

Se llegó al acuerdo de que las fuerzas representativas de las nacionalidades podrían y deberían realizar una negociación paralela y complementaria con el Gobierno. En este sentido, la comisión negociadora aprobó propiciar la realización de estos contactos.

Restablecimiento de instituciones autonómicas

La comisión negociadora pedirá al Gobierno el restablecimiento de las instituciones emanadas del consensos popular en las nacionalidades catalana, gallega y vasca, o la creación inmediata de organismos que garanticen la recuperación o consecución de autonomías. Asimismo, la comisión acordó esforzarse en la consecución de cauces de expresión representativos de los intereses y aspiraciones de otros países y regiones en los que la problemática autonómica te hubiera planteado por fuerzas políticas y socialistas de carácter democrático.

Los representantes de las nacionalidades plantearon en la reunión la necesidad del pleno restablecimiento de los estatutos dé autonomía y, alternativamente, la creación de mecanismos institucionales, tales como la Diputación General de Euskadi, te Xunta de Galicia y la Generalitat de Catalunya, como medios para garantízar el proceso de recuperación plena .de las au. tonomias.

 

< Volver