Autor: Crespo García, Pedro. 
   Problemas inmediatos     
 
 ABC.    17/10/1975.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

MERIDIANO NACIONAL

Problemas inmediatos

* UNO.—La detención del autor material —según la nota oficial de la Jefafura Superior de Policía de Barcelona— de la muerte del policía armado don Juan Ruiz Muñoz, que fue asesinado en la Ciudad Condal el pasado 14 de septiembre, sitúa nuevamente en primera línea al terrorismo y a sus secuelas. A tas acciones terroristas y a sus réplicas legales.

Hay que recordar que este crimen fue el primero cometido tras la promulgación del decreto-ley antiterrorismo, que prevé acciones muy concretas en casos como el que comentamos, y una agitización sumarísima de (as mismas.

* DOS.—Después del indudable apoyo prestado a la postura española por el informe de la Misión visitadora de la O. N. U., el Tribunal Internacional de Justicia, al establecer que no existían lazos Jurídicos de soberanía territorial entre e) Sahara occidental y Marruecos o Mauritania, el tema de la descolonización de aquellas tierras por parte de España se ha visto notablemente clarificado. Corno clara parece también la única salida de S. M. el Rey Hassan II, cuyo paralelo indicativo no cabe ya —salvo en caso de enajenación mental— que pase por la senda de la acción bélica.

Abundando en esta hipótesis, una de las hijas del fallecido mariscal Mizzian ha declarado que, en efecto, con su hermana lleva ya algún tiempo sirviendo de intermediarias extraoficiales entre Madrid y Rabal. Y añadido que están muy optimistas. Como corresponde, habida cuenta de la liberación de dieciséis militares marroquíes, prisioneros en el Sahara, por parte de España.

Sólo la negociación diplomática, el logro de un pacto, consistente en adoptar una postura de flexibilidad a la hora de establecer, con carácter definitivo, el censo de la población saharaui llamada a volar en su día, cabe a Marruecos solicitar de España.

Y en este sentido, la oficiosamente anunciada dimisión de su puesto de secretario general del Gobierno Genera! del Sahara, por parte del teniente coronel Rodríguez de Viguri, quizá pudiera arrojar alguna luz sobre el asunto.

* TRES.—Como si los enunciados anteriores no bastasen, parece haberse desatado una tormenta de rumores sobre la permanencia de determinados altos cargo» de la Administración, y la estancia en Madrid de la reducida Delegación de negociadores que encabeza el subsecretario de Estado, McCIoskey, pese al habitual hermetismo que, por parte española, rodea estas tandas de conversaciones, no colabora a serenar los ánimo», habida cuenta de determinadas condiciones contenidas —según indicios— en el texto del Acuerdo-rnarco recientemente suscrito por el señor Cortina en Nueva York.—Pedro CRESPO.

 

< Volver