Autor: ;Juan, José Vicente de. 
   Nueva conciencia para la Prensa     
 
 Madrid.    31/01/1970.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Nueva conciencia para la Prensa

Con ocasión de la festividad de San Francisco de Sales, Patrón de los periodistas, tuvo lugar el sábado pasado uno de los tradicionales almuerzos de hermandad, celebrado en un local al que el tiempo ha dado solera y un cierto cariz sórdido. El momento se prestaba a los discursos. El ministro de Trabajo, en el suyo, abordó dos temas de interés: la cláusula de conciencia y las Sociedades de redactores.

Licinio de la Fuente se pronunció en favor de que se ofrezca una salvaguardia laboral a la conciencia de los periodistas y abofó porque se les dé una mayor representación en las Empresas mediante la constitución de "Asociaciones de redactores". Ambos temas merecen la más amplia atención de todos los profesionales, pero los dirigentes de las Asociaciones de la Prensa no han mostrado hasta el momento el más mínimo interés por ellos. Queda claro, por tanto, que en este campo habrá que avanzar mediante un movimiento de base, ya que las Asociaciones de la Prensa parecen absorbidas por la ingente tarea de dar la baja instantánea a los compañeros que por las zozobras administrativas de la Empresa en que prestan sus servicios se ven despedidos y sin trabajo.

Otro frente de la actualidad periodística durante la semana que ahora concluye ha sido la cuestión del papel-Prensa. La cuestión saltó a la calle desde la solemnidad editorial de "A B C" y "Ya" y quedó plenamente cerrada tras las entrevistas oficiales mantenidas por los miembros del grupo de diarios y la audiencia de El Pardo. Anteriormente una declaración oficial había precisado que no sufriría variaciones el régimen de distribución de las compensaciones económicas asignadas por el consumo de papel de fabricación nacional.

mientras, los informadores políticos encargados de la sección de nacional siguen envidiando la suerte de los corresponsales expañoles acreditados en diversas capitales extranjeras por la oportunidad que una y otra vez se les brinda de adelantar las primicias de las posiciones y proyectos del Gobierno de este país a través de sus más autorizados portavoces, que se muestran incomparablemente más comunicativos cuando hablan en cualquier aeropuerto internacional.

 

< Volver