Autor: ;Juan, José Vicente de. 
   Los conflictos laborales: una experiencia aprovechable     
 
 Madrid.    31/01/1970.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

¿os conflictos laborales: Una experiencia aprovechable

El próximo lunes, día 2 de febrero, se ha tomado como fecha clave para la vuelta de los mineros asturianos al trabajo. Ayer volvieron, a sus puestos parte de los obreros de Standard y hoy por la mañana han entrado a trabajar los sancionados de la factoría de Villaverde de la misma entidad. 7 recientemente, por no citar otros casos, los campesinos del "marco del Jerez" han decidido regresar a sus labores habituales tras unas semanas—las últimas—en que se temía un descalabro económico para la producción de vino.

Hay un denominador común en todos estos conflictos, excepto en el asturiano. Se tiende, como en un proceso ecológico y natural, a un diálogo entre los trabajadores de la base—jurados y enlaces, representantes electivos de los obreros— y la Dirección de las Empresas. Las gestiones de los trabajadores de Standard y las de otros muchos casos producidos en España parecen probarlo asi. De otra parte, el conflicto asturiano ha demostrado claramente los efectos per-Judiciales que para los trabajadores y las Empresas tiene el hecho de no contar con una base obrera para llevar a cabo este diálogo, ya que los mineros no han planteado sus problemas en el seno de los Organismos sindicales, y el Jurado de Empresa, que habitualmente no se halla trabajando codo a codo con sus compañeros en el interior de las minas, ha tenido que limitarse—según se deduce de las noticias llegadas a los medios informativos—a escuchar las medidas de política económica y laboral de la Empresa, sin que la voz de los trabajadores se haya dejado sentir en toda su intensidad a través de este medio de representación, y lo que es más, sin que todavía se hayan llegado & sentar las bases de un acuerdo que vaya a garantizar la armonía social en el futuro.

Esta tendencia natural hacia el diálogo en términos sinceros y en definitiva hacia el equilibrio, que es una consecuencia lógica de la existencia de un marco de negociación colectiva flexible y representativo, plantea feriamente la necesidad, como apuntaba el ministro de Trabajo recientemente, de fortalecer los jurados de Empresa, que don Licinio de la Fuente considera claves en «1 proceso de reforma dé las relaciones laborales.

Se trata en definitiva de reforzar y ampliar el marco de capacidad de dialogo de la base obrera. Entre otras cosas, porque—como sucede en todo el mundo—la gente suele tener desconfianza ante todo lo institucional e impuesto y siente el deseo de solidarizarse y apoyar con su esfuerzo personal todo aquello en lo que no participa. Y si la labor de los Sindicatos españoles en los casos de conflicto es de mediación, conciliación y arbitraje, la voz de los trabajadores ¿cómo ha de dejarse oír?

Vale la pena examinar—con la experiencia que estamos viviendo—cuál es el papel y la finalidad, no sólo en el orden material de la negociación colectiva, con vistas a dotar de realismo a las relaciones industriales en nuestro país.

 

< Volver