ABC en Bruselas. 
 Fraga: El Partido Comunista no quiere la democracia  :   
 La Derniere Heure añade que es el verdadero motor del paso de una España autoritaria hacia otra democrática. 
 ABC.    18/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ABC. JUEVES 18 DE NOVIEMBRE DE 1976.

ABC EN BRUSELAS

FRAGA: EL PARTIDO COMUNISTA NO QUIERE LA DEMOCRACIA

«La Derniere Heure» añade que es el verdadero motor del paso de una España autoritaria hacia otra

democrática

BRUSELAS, 17. (De nuestro corresponsal, por teléfono.) Bajo el título de «El reformador», el matutino

belga «La Derniere Heure» publica una entrevista a Manuel Fraga Iribarne realizada por el periodista

Charles Verpoorten. El periodista, haciendo ún bosquejo biográfico del ex ministro, político y escritor le

califica de «reformador», añadiendo que es el verdadero motor del profundo cambio y del paso de la

España autoritaria hacia una España democrática que se opera actualmente ante nuestros ojos. En esta

semblanza se destaca que Fraga, convertido en jefe de partido, tiene el sentido de la autoridad y el mérito

de tener ideas claras, asegurando que está llamado a jugar un importante papel en la España de mañana.

Sobre la situación de reforma democrática, con relación a las diversas tendencias de Europa occidental

Manuel Fraga responde:

«Creo que en este momento ciertos partidos, que no existen realmente, se apresuran demasiado en

preguntar su homologación. El país comienza a fatigarse de ver continuamente poner la carreta antes que

los bueyes. Nosotros creemos que es necesario en principio tener el sentido del respeto de las ideas y de

los intereses de la nación y después ya se verá cómo situar la homologación. Es evidente que en este

momento estamos más próximos a formaciones políticas europeas que agrupan desde los conservadores

hasta los democratacristianos.»

EL PARTIDO COMUNISTA.

-Con relación al Partido Comunista, el periodista pregunta al señor Fraga si mantiene la misma posición.

Fraga Iribarne responde que continúa siendo la misma. «Yo creo -añade- que durante el período de

transición el Partido Comunista, que no es una entidad democrática, no quiere verdaderamente la

democracia, pero sí utilizar sus medios en un período de confusión para hacer fracasar la democracia. El

Partido Comunista no tiene el derecho de pedir lo que no tiene en sus países de origen. Más tarde, cuando

las elecciones se lleven a efecto será el Parlamento quien decidirá.»

Si usted tuviera que gobernar en un Gobierno de coalición, ¿hasta dónde aceptaría la entrada de partidos

de izquierda? ¿Estaría dispuesto a aceptar al P.S.O.E., que presenta un programa económico

aparentemente más marxista que el Partido Comunista?

«Es una verdadera locura -contesta Fraga-. Esto precisa exactamente el problema de este partido, cuya

vocación debería ser socialdemócrata y que por su alianza con el Partido Comunista se sitúa en

contradicción con esta vocación. El P. S. O. E. perdió el tren durante la segunda República. Los

socialistas eran entonces el gran partido. En 1934 escogieron la revolución armada, que provocó la guerra

civil de 1936. Esperamos que estas personas comprendan ahora que no es esta la actitud que les dará la

posibilidad de gobernar.»

La última pregunta que el periodista de «La Derniére Heure» le formula a Manuel Fraga es si es

partidario del derecho de huelga. El señor Fraga responde afirmativamente y añade que con restricciones

de orden público, según el perfeccionamiento de la legislación sobre la materia. «Yo estoy igualmente a

favor de la libertad sindical», añade Fraga.

-INTERINO.

 

< Volver