Autor: Baró Quesada, José. 
   Materia reservada     
 
 ABC.    19/02/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

LA SEMANA POLÍTICA

MATERIA RESERVADA

La aprobación He la ley Sindical era un hecho esperado de antemano y por ello no causó Impacto alguno en la opinión pública. Del Pleno parlamentario correspondiente fue nota destacada la votación adversa del señor Fraga Iribarne. El ex ministro de Información y Turismo dijo no a ese proyecto que ya es ley. Le acompañaron otros procuradores—diez más—en los votos negativos. Más importancia, en cierto modo, tuvo la interpelación del señor Serrat Urquiza (don Salvador) sobre la política siderúrgica nacional. La respuesta, de la que te dieron por enteradas las Cortes, no convenció demasiado —justo es decirlo—a otros sectores del país a nivel de ¡a calle.

Toda la atención del ambiente político estuvo centrada en el Consejo Nacional del Movimiento. Allí, en la cámara esencialmente política, en la denominada cámara de las ideas, se abordó—sigue abordándosela situación política de España. ¿La actual? Más bien, y ése es el punto débil de la cuestión, la situación delicadísima, tirante, del pasado mes de diciembre, cuandja el proceso de Burgos, los disturbios callejeros y ¡a sectaria protesta internacional contra unas penas de muerte. Aquello, en parte y de momento superado, motivó la convocatoria de estas largas sesiones plenarias y secretas, que, prácticamente, por tratarse de torneos dialécticos sin efectividad legal, nada o poco van a resolver. Si tales torneos hubiesen sido a puerta abierta, nuestro pueblo, en trance de gradual politización y democratización, se hubiera interesado más todavía. Hay notas oficiales. Habrá, a lo que parece, un comunicado más extenso. Pero no basta. No es igual que la transmisión y la glosa inmediata de los hechos a través de los medios informativos privados.

Del famoso Pleno sólo se sabe a través de rumores: intervenciones de los ex ministros Nieto Antúnez y Fraga, de los ministros López Bravo y López Rodó, de los consejeros José Antonio Elola y Blas Piñar... Aludo a lo que llega con más resonancias a la hasta ahora ignorante y desorientada opinión pública. «Radio Macuto» llaman a esto los ciudadanos al margen de la vida política oficial y su mecanismo circunstancialmente a puerta cerrada y con notas facilitadas a la Prensa.

En la sede del Consejo Nacional, que en tiempos fue Senado del Reato y agora democrática de exposición a ¡os cuatro vientas de toda clase de problemas nacionales y contraste de pareceres, se celebró un «Consejillo» de Ministros preparatorio del Consejo del viernes en El Pardo. El país espera ilusionado que el próximo tema a debate entre sus nobles paredes sean las asociaciones políticas. España, más que temas del pasado e incluso del presente, quiere por patriotismo y por instinto de conservación la plena regulación constitucional del porvenir. No decepcionen a España.— José BARO QUESADA.

 

< Volver