Autor: Baró Quesada, José. 
   De cara al futuro     
 
 ABC.    04/04/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

4 DE ABRIL DE 1971. EDICIÓN DE LA SEMANA POLÍTICA

DE CARA AL FUTURO

La conmemoración de la Paz española de 1939 fue motivo de comentarios en los medios Informativos. Hubo unánime coincidencia en la necesidad y en el deber de mantener esa paz que tanto nos costó. Es el sentimiento abrumadoramente mayoritario de nuestro pueblo en esta hora de España. Paz, convivencia, dialogo, tolerancia, orden, progreso, libertad, democracia en ti fondo y en la forma. Educación cívica, perfeccionamiento político. Respeto e las ideas, a las opiniones, « la crítica, a las expresiones correctamente manifestadas, a las discrepancias escritas y verbales, a la dignidad humana, en definitiva. ¡Esa sacrosanta dignidad del hombre, hecho libre y « Imagen y semejanza de Dios, que obsesionaba apasionadamente al españolisímo y universalísimo Unamuno! Y con todo ello la repulsa—también libre—a lot extremismos, exclusivismos, totalitarismos, violencias, arbitrariedades, insultos, exaltaciones, agresiones, imposiciones, intolerancias.,. Al mal estilo, « la algarada, a cualquier alteración—sea la que fuere—del orden pública y de la paz ganada por un millón de muertos de uno y otro bando, indistintamente para todos las españoles, aquel histórico primero de abril. En otras palabras: desarrollo constitucional y educacional bajo techo y al aire libre. Civilización.

Artífice principal de esa paz que disfrutamos, y que no enturbian las acciones minoritarias extremistas, es Francisco Franco Bahamonde, cuya visión del futuro quedó patente, una vez más, al dar fuerza de Ley, con el refrendo de las Cortes y el beneplácito del peía, el 22 de julio de 1969, a la institución monárquica y m la Dinastía. Día» pasados, el viernes, presidió en El Pardo un Consejo de Ministros que abordó y aprobó importantes temas de Obras Públicas, m propuesta de Fernández de la Mora, titular de ese Departamento, y renovó varios gobiernos civiles y otros titos cargos de la Administración.

Don Juan Carlos presidió diversos actos y recibió en audiencia, en el palacio de La Zarzuela, a distintas personalidades. De las habituales e intensas actividades del Principo participó en algunas ocasiones tu esposa, la Princesa Doña Sofía. Los futuros Reyes do España fueron objeto de muy vivas demostraciones da cariño y adhesión en todas partes.

Acerca de las asociaciones políticas, tan traídas y llevadas, renació la ilusión de unos cuantos sectores nacionales del 18 de Julio. Otros—seamos sinceros—mantuvieron tai discreto escepticismo, y esto no tanto por los propósito» o el continente tomo por las dudas sobre el posible contenido. De todos modos, volvió a resurgir el tema con motivo de unta palabras del procurador Fanjul en las Cortes, donde «I Zuñes M celebró una sesión plenaria de trámite.

España mira al futuro porque tobe sabe que volver la vista atrás convierte a los pueblos en una estatua de sal, en algo inerte y sin alma, que es, según saben ustedes por la Biblia, lo que lo sucedió m la mujer de Lot.—Jote BARO QUESADA.

 

< Volver