Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   Capitulo de nada     
 
 ABC.    07/11/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS LINEAS CAPITULO DE NADA

Dios me ubre de tocar temas que puedan levantar ampollas o espolear suspicacias. Así que hablemos de lo mar y de los peces; de Carrasco como campeón de los pesos ligeros; del dulce otoño madrileño en la agonía; o de cualquier otro comentario que no roce ciertos argumentos vidriosos. Y si no es posible, resignémonos, en último término» a morir sencilla y humildemente. No me es posible ocultar que escribo estas pocas líneas con melancolía y dolor. Creí que cada cual en su puesto —«zapotero a tus zapatos»—podía prestar buenos servicios al bien común, con limpieza de espíritu y buena voluntad, desflorando comentarios sobre asuntos que nos afectan a todos los españoles. Pero, por lo visto, he debido equivocarme, acaso por tosquedad de la pluma y torpeza del pensamiento. No obstante, mi lealtad no se ka quebrado y, tan sólo, he huido del servilismo y de la fácil murmuración. Ni nadie intentó comprarme, ni yo me he alquilado a nadie. Sin embargo, ciertos garbos de Independencia parecen no gustar en demasía. Por tal razón es preferible comentar, frívolamente, las cosas que carecen de una sustancial importancia. Las cosas mentidas, las cosas que están lejanas de los altivos alcázares de la política. Las cosas que no alteran los nervios de nadie. Se me dirá que hay abundancia de esas cosas, de temas y argumentos inocuos que no fastidian a los poderosos. Intentemos abordarlos, si la pluma nos responde y la imaginación nos ilumina. Y si nos equivocamos, otra vez, pedir perdón a Dios, y cerrar esta ventanuco donde tantas mañanas se comentaba cualquier tema político a los benévolos lectores.—ARGOS.

 

< Volver