Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   Capítulo sobre el Estado español     
 
 ABC.    09/12/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS LINEAS

CAPITULO SOBRE EL ESTADO ESPAÑOL

Don Emilio Romero, que ha dicho muchas cosas en estos últimos años sobre la política española, acaba de decir unas cuantas más en una entrevista que le han hecho desde el «Nuevo Diario». A mi juicio, las más Importantes son las siguientes: Que hay que Ir hacia Estados sociales con control de poder, cuyo programa, a la postre, sintetiza como un Estado de Justicia. Que en las Leyes Fundamentales hay una gran plataforma de lanzamiento para hacer muchas cosas de éstas. Que las instancias sindicales, familiares, territoriales y municipales son de Interés, pero se pregunta, ¿quién representa las Ideas que son el conjunto, la visión no parcializada que presentan los Intereses siempre? Que al preguntarse si está bien constituida la Cámara de las ideas, responde que el Consejo Nacional o Alta Cámara no ha encontrado todavía su sitio en nuestro cuadro institucional tan vigorosamente como en las Cortes. Que cree existe un espacio que todavía no se ha llenado que es el de la representación política, cuyos últimos Intentos para dar respuesta a esta preocupación ha sido el asociacionismo político. Que el mecanismo del acceso al Poder le preocupa grandemente, porque actualmente el acceso al Poder es la propia personalidad del General Franco, que de un amplio censo de vocaciones políticas elige a los gobernantes, pero que eso no lo puede hacer el Príncipe, se entiende que el día de mañana cuando sea Rey de los españoles todos, digo yo. Las últimas preguntas que se hace don Emilio Romero son: ¿Cuáles van a ser los gobernantes del futuro? ¿Con arreglo a qué baremo constitucional? ¿Cuál va a ser su extracción? Estas tres preguntas son las que preocupan a don Emilio Romero y a muchísimos españoles. Y es natural que asi sea porque el problema se planteará en el momento en que el futuro Soberano, al comenzar su reinado, deba saber quiénes deben gobernarlo.-ARGOS.

 

< Volver