La crisis de los comunistas se extiende, cada vez mas, por las provincias. 
 Aumentan las disidencias y siguen las expulsiones  :   
 La solidaridad con Lerchundi y los expulsados acentúan el cisma del PCE. 
 Diario 16.    17/11/1981.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

6

NACIONAL

1 7noviembre81/Diario1 6

LA CRISIS DE LOS COMUNISTAS SE EXTIENDE, CADA VEZ MAS, POR LAS PROVINCIAS

En distintas agrupaciones provinciales del PCE se ha abierto la misma dinámica que se vivió la semana

pasada en Madrid con la reunión del comité ejecutivo y el comité central. En distintas regiones del

territorio nacional los comités regionales del partido han planteado a los cargos públicos la necesidad de

retractarse de sus apoyos o serán expulsados. Los gallegos han adoptado una solución «galaica» del sí con

condiciones.

Aumentan las disidencias y siguen las expulsiones

La solidaridad con Lerchundi y los expulsados acentúan el cisma del PCE

Madrid — Las últimas expulsiones de los máximos órganos del Partido Comu nista están creando una

oleada, de solidaridad en distintas agrupaciones y comités regionales del resto del territorio nacional, que

hasta ahora afecta a las provincias de Alicante, Tarragona, Valladolid, Mallorca y parte de Andalucía.

En Palma de Mallorca, el Partido Comunista balear decidió el pasado fin de semana expulsar del comité

de las islas a cinco de sus miembros, todos ellos concejales del Ayuntamiento de Palma de Mallorca.

A estos cinco miembros, que ocupan cargos públicos, así como a otros 23 que firmaron el documento de

apoyo a la unificación del EPK, se les pide la retractación o serán sustituidos en sus cargos y expulsados

del partido.

«No habrá retractación —manifestó ayer el concejal Ignacio Ribas, es un método impropio de partido

democrático, no lo haremos por demócratas, por dignidad y por respeto a nosotros mismos.»

Tensión andaluza

En Andalucía, según informó nuestro corresponsal Juan de Dios Mellado, el PCA tendrá que resolver en

las próximas cuarenta y ocho horas la tensa sitúación planteada en algunas provincias a raíz de las

sanciones del comité central del PCE por los apoyos a Lerchundi.

En Málaga no se ha aceptado de momento por el comité provincial la dimisión de Ignacio Trillo, hasta

ahora secretario provincial, y hay convocada una reunión del comité para estudiar la situación. En la

provincia granadina, los hechos se han producido con mayor rapidez habiendo dimitido ya, según las

versiones, tres miembros del comité provincial y dos del comité local mientras que otras fuentes afirman

que las dimisiones podrían llegar a doce. Jaime Ballesteros y es diputado comunista por Granada.

Por lo que respecta a Cádiz, el comité provincial del PCA sacó por dos votos la aprobación de las

sanciones del comité central del PCE, pero se afirma que este raquítico resultado para los seguidores de

Carrillo servirá de bien poco, dándose casi como segura la salida de doce personas del comité provincial.

En Sevilla, dondd ayer noche se reunía el comité provincial en sesión informativa, ya es un hecho, como

es sabido, la dimisión de Amparo Rubiales, vicepresidente de la Diputación del diputado Pérez Royo, así

como de su hermano que han quedado al margen de sus cargos tanto a nivel provincial como nacional.

Los comunistas cordobeses acordaron conddnar la actitud del comité central del PCE por las sanciones

impuestas y pide que se anulen las mismas o bien la convocatoria de un congreso extraordinario.

Esta situación critica del PCA está sintiéndose también en la única Consejería que tienen los comunistas

en la Junta de Andalucía. El subconsejero de Industria, Fernando Feijoo, ha dimitido del cargo del que es

consejero el comunista malagueño Tomás García.

Alicante

Al mismo tiempo, el comité provincial del Partido Comunista del País Valenciano acordó en su última

reunión aceptar las dimisiones de sus cargos de José Carlos Roviera, Antonio Arcos y Bernardina García

como miembros del secretariado provincial y de Ramiro Muñoz del comité provincial.

El próximo viernes se celebrará una asamblea local en la capital alicantina, en la que intervendrán Pilar

Braba y Nicolás Sartorius y se espera que en ella presenten su dimisión trece o catorce miembros del

comité local.

Por su parte, el comité local del PSUC de Reus, en Tarragona, decidió ayer «congelar» toda actividad

hasta que se discuta conjuntamente con los órganos superiores del partido las perspectivas políticas

abiertas por las sanciones del comité central.

En la misma reunión mostraronnsu desacuerdo con las últimas decisiones tomadas en Madrid y afirmarón

que «representan un recoroe importante a la democracia interna». Consideran además que el comité

central y el ejecutivo del PSUC han mantenido un silencio «espeluznante» ante estos hechos,

calificandondd «resabios centralistas» las actuaciones del comité central del PCE.

El Partido Comunista gallego decidió acatar las decisiones del gomité cen tral, pero manteniendo sus

propuestas previas a la reunión de la semana pasada en Madrid, y según las cuales es necesario dejar en

suspenso las sanciones y abrir cauces para abordar el «grave problema político que tiene planteado el

partido y recomponer así su unidad, en torno a la línea eurocomunísta».

La resolución parte de que la situación y dinámica actual «de no reconducirse, podría concluir

inexorablemente en la ruptura del PCE».

La asamblea de comunistas del valle del Nalón, la más numerosa y veterana de Asturias, refrendó la

decisión del comité central del PCE.

Los acuerdos adoptados por la asamblea, a la que asistieron 230 representantes, incluyen su apoyo «a la

salida de seis miembros del comité central del PCE, aprobada por mayoría amplia del mismo, ya que

consideramos que existen motivos suficientes para adoptar dicha medida».

 

< Volver